Publicidad
Cerrar

14/03/2021

13:15

Sociedad

Balance de 2020 en Euskadi

38 muertos en las carreteras, pese a que la pandemia redujo la mortalidad un 25,5 %

EiTB Media | Agencias

La incidencia de la pandemia y de las restricciones a la movilidad para hacerle frente han tenido un impacto directo en el tráfico con patrones de comportamiento totalmente atípicos.

  • Un accidente en Arratzua-Ubarrundia (Álava). Imagen obtenida de un vídeo de EiTB Media.

    Un accidente en Arratzua-Ubarrundia (Álava). Imagen obtenida de un vídeo de EiTB Media.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La mortalidad en las carreteras de la Comunidad Autónoma Vasca ha caído un 25,5 % en 2020 como consecuencia de la pandemia de covid-19, que impactó de lleno en la evolución del tráfico en Euskadi, donde el número total de accidentes disminuyó un 28 % respecto a 2019.

El Gobierno Vasco ha hecho balance este domingo del comportamiento del tráfico en Euskadi cuando se cumple un año desde la declaración del primer estado de alarma, ha informado el Departamento de Seguridad en un comunicado.

La incidencia de la pandemia y de las restricciones a la movilidad para hacerle frente han tenido un impacto directo en el tráfico con patrones de comportamiento totalmente atípicos: menos circulación, menos accidentes y menos víctimas mortales.

La directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera, ha dicho que el "impacto de la crisis sanitaria en la movilidad" ha dado como resultado que Euskadi haya cerrado 2020 con 38 personas fallecidas en accidentes de tráfico, un 25,5 % menos que en 2019, mientras que el número de accidentes también ha caído un 28 % respecto al año anterior.

En materia de movilidad, la caída "más acentuada" se produjo en abril, coincidiendo con el confinamiento domiciliario y el llamado decreto de hibernación de la economía, que prohibía la circulación de mercancías no esenciales.

La movilidad descendió entonces un 71 % de media en el acceso a las capitales de la CAV, e incluso, algunos días concretos bajó al 90 %.

La incidencia fue mayor en turismos y mucho menor en vehículos pesados, ya que tenían permitido circular para garantizar los suministros, ha recordado la fuente.

La desescalada comenzó el 11 de mayo y culminó el 19 de junio, período a partir del cual se fue recuperando la circulación que, sin embargo, en verano tuvo lugar otra "importante caída", con el cierre de la frontera terrestre de España con Marruecos y la suspensión de la Operación Paso del Estrecho, que redujo el tráfico internacional que todos los años atraviesa Euskadi dirección al norte de África.

A partir de ese momento, las carreteras registraron fundamentalmente desplazamientos internos y hacia las comunidades limítrofes. Entre julio y agosto el flujo de vehículos descendió un 12 % de media respecto al año anterior.

Con la llegada de las restricciones derivadas del segundo estado de alarma, el 26 de octubre, volvió a producirse un descenso en la movilidad, con cifras muy atípicas, en períodos como el puente de diciembre o las Navidades.

Debido a las restricciones, el tráfico cayó en diciembre entre un 18 % (en el acceso a las capitales) y un 25 % (en largo recorrido).

En cuanto a 2021, en enero se ha registrado un flujo un 19 % menor que en 2020 y en febrero un 23 % menor.

Sin embargo, en lo que va de marzo y, más en concreto, desde el fin del confinamiento municipal decretado el pasado día 9, se observa una tendencia ascendente en la movilidad en la Comunidad Autónoma Vasca.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto