Cerrar

Sociedad

gipuzkoa

Un buitre muerto en Peñas de Aia, tercer caso de gripe aviar en Gipuzkoa

agencias | eitb media

El Gobierno Vasco ha recordado que el consumo de productos alimenticios a base de aves no representa ningún riesgo para las personas.

  • Peñas de Aia, desde Arditurri. Foto: Luis Felipe Cadarso

    Peñas de Aia, desde Arditurri. Foto: Luis Felipe Cadarso

Euskaraz irakurri: Aiako Harrian hildako sai bat, hirugarren hegazti-gripe kasua Gipuzkoan

Las autoridades sanitarias vascas han confirmado la existencia de un tercer caso de gripe aviar en Gipuzkoa, detectado en un buitre leonado que fue hallado muerto por guardas forestales en el entorno de Peñas de Aia, en el municipio de Irun.

Según informa el Gobierno Vasco, el primer caso del Virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP) H5N1 fue detectado a mediados de este mes en otro ejemplar de buitre, localizado entre Azpeitia y Beasain y trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Arizmendi en Urnieta (Gipuzkoa), donde entró en contacto con otros tres ejemplares de su especie, uno de los cuales resultó contagiado y murió.

El Departamento vasco de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente ha precisado que la nueva detección confirmada este jueves es "fruto de la estricta vigilancia que se viene desarrollando en los últimos meses tras la declaración de otros casos en Francia" y que ahora se ha "intensificado" en Euskadi "con especial incidencia en zonas de mayor riesgo como humedales y otras áreas de concentración de aves".

Entre otras medidas adoptadas, el sector avícola vasco, en coordinación con las autoridades competentes en materia de sanidad animal de las tres Diputaciones forales y el Ejecutivo autonómico, ha llevado a cabo comprobaciones del estado clínico de sus animales para "la detección precoz de la infección".

Asimismo, se han reforzado las medidas de bioseguridad en las explotaciones, especialmente las destinadas a evitar el contacto con aves silvestres, como puede ser el confinamiento de las aves domésticas.

Estas cautelas son necesarias "no porque esta enfermedad suponga un riesgo para las personas", sino porque puede ocasionar "pérdidas económicas para el sector", ya que en las explotaciones en las que se detecta esta enfermedad "es necesario sacrificar todas las aves" de las instalaciones.

En Europa, desde otoño de 2021 se han detectado más de 4500 focos de este virus. En Euskadi no se había detectado ningún foco de influenza aviar desde hace más de 15 años.

El Gobierno Vasco recuerda no obstante que el consumo de carne, huevos, foie gras y cualquier producto alimenticio a base de aves, incluso en el hipotético caso de que estas estuvieran contaminadas, no representa ningún riesgo para las personas.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto