Publicidad
Cerrar

24/06/2021

10:56

Boulevard

Centros de justicia juvenil

Madre coraje: "Cuesta mucho denunciar a un hijo pero no tienes otra solución"

O.V. | EITB Media

Testimonio de una madre con un menor atendido en varios centros de justicia juvenil. Su hijo cambió con 14 años: "empezó a faltar al colegio, a fumar, a consumir..."

  • Imagen del centro Berriztu de Areatza

    Imagen del centro Berriztu de Areatza

    12:37 min
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

"Boulevard Informativo" de Radio Euskadi se ha desplazado hasta el centro de justicia juvenil Berriztu de Aretza para escuchar el testimonio de Ana, una madre que tuvo que denunciar a su hijo menor de edad para que le pudieran ayudar en un centro.

Ana ha contado que a su hijo le vino "fenomenal" pasar por el centro Berrriztu. Tras varias denuncias que posteriormente retiraba, Ana llegó al límite y no retiró la última denuncia que puso a su hijo con 17 años.

Durante 3 años Ana probó "un montón de cosas" que no le dieron resultado, como acudir a la asistenta social de su localidad, la cual no le ayudo "nada de nada" y solamente la cuestionaba como madre. Ana era consciente de que ella sola no podía afrontar el problema con su hijo, y tras la última denuncia, en la fiscalía pidió un centro para su hijo dónde le pudieran ayudar a encauzar su vida.

Los problemas con su hijo empezaron cuanto el menor tenía 14 años de edad, "empezó a faltar al colegio, a fumar, a consumir y era super agresivo".  Tras pasar por los centros de Zabalondo y Zumarraga, trasladaron al menor a un centro de Berriztu. A día de hoy el joven tiene 20 años y aunque no es todo de "color de rosa, la relación está muy bien" y el joven ha salido del centro y ha rehecho su vida.

Ana ha señalado que "cuesta mucho denunciar a un hijo pero no tienes otra solución. Si quieres que te ayuden tienes que denunciar".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;