La noche de: películas de cine los martes en ETB2 | EITB La noche de

La noche de

13:53

La noche de

REPORTAJE DE 'LA NOCHE DE

El euskera se utilizó en la II Guerra Mundial para encriptar mensajes

Durante la Segunda Guerra Mundial, el euskera fue uno de los idiomas elegidos como código de comunicación de guerra por parte del Ejército americano para engañar a su enemigo japonés.

06:08
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • telegram
  • Enviar

La historia de los códigos secretos en la Segunda Guerra Mundial gira en torno una máquina parecida a las de escribir, pero que en realidad es una encriptadora que usaban los alemanes para transmitir mensajes en clave. Sin embargo, los alemanes continuaron usándola durante toda la guerra sin saber que los ingleses ya habían logrado descifrar sus códigos. Gracias a ello, millones de mensajes de los nazis fueron interceptados y descifrados, permitiendo, según los expertos, acortar la duración de la guerra en unos 2 años.

La máquina se llamaba 'Enigma', y curiosamente, empezó a fabricarse en los años 20 para uso civil; por ejemplo, la usaban hombres de negocios para transmitir en secreto sus acuerdos comerciales. Pero el ejército alemán vio enseguida el potencial de esta máquina, y empezaron a usar versiones mejoradas para sus comunicaciones. Y así, antes de la guerra, los nazis ya tenían más de 100.000 máquinas 'Enigma'.

La película Descifrando Enigma (The Imitation Game), recién estrenada en cines, cuenta la verdadera historia del hombre que descifró esa máquina. Se llamaba Alan Turing, y muchos le consideran  "el padre de la informática". La película recrea este apasionante momento de la historia en el que Alan Turing llegó a tener a sus órdenes a un equipo de 10.000 personas, trabajando día y noche en 3 turnos de 8 horas, para descifrar todos los mensajes alemanes que llegaban a sus manos.

Pero en la Segunda Guerra Mundial, además de los de la máquina Enigma, también se usaron otros códigos secretos. El Pacífico se convirtió en cruel escenario donde norteamericanos y japoneses midieron sus fuerzas. Así, en la Batalla del Frente del Océano Pacífico, por ejemplo, el ejército de Estados Unidos utilizó para comunicarse varios idiomas minoritarios que los japoneses no podían comprender. Como se ve en la película Windtalkers, usaron principalmente varias lenguas de los indios americanos, como el navajo, el shaishai, el oswego y el iroqués. Sin embargo, también usaron ¡el euskera!

Los estadounidenses procuraban cambiar de idioma cada día de la semana, y el euskera solía usarse los lunes y los viernes. La idea de la utilización militar del euskera partió de un capitán de transmisiones de la Marina norteamericana hijo de emigrantes vascos, Frank D. Carranza, quien se dio cuenta de que entre los soldados del centro de entrenamiento de transmisiones de San Francisco había unos numerosos marines de origen vasco que hablaban el euskera con fluidez (casi todos hijos de pastores que vivían en California, Nevada, Idaho, Oregón y Montana). Así llegó a formar un grupo de 60 soldados a los que adiestró como técnicos de transmisiones. Gracias a ellos, el euskera pudo ser utilizado como código de comunicación, indescifrable para los japoneses, en la batalla de Guadalcanal (en las actuales islas Salomón).

 

Comentarios

  • logo eitb nahieran
    Sala de prensa Notas de prensa, convocatorias, agenda, fototeca,… Sala de prensa

    Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto