Publicidad
Cerrar

26/07/2016

23:00

La noche de

Curiosidades de cine

El caso del 'niño de Aveyron', lejos del Tarzán de las películas

'La Noche de...' descubre la historia de este chico, también conocido como el 'niño salvaje', y sus similitudes con el personaje de ficción.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El estreno de la película La leyenda de Tarzán, vuelve a rescatar las teorías sobre la posibilidad de que un niño sobreviva en la naturaleza salvaje hasta hacerse adulto.

El Tarzán de las pantallas crece sano y fuerte en medio de la selva, y ya en su madurez aprende a hablar como los humanos aunque su vocabulario sea limitado. Sin embargo, en la vida real las cosas no resultan de esa manera, tal y como demostró el caso del 'niño salvaje', la historia de un chico que apareció en el sur de Francia, cerca de los Pirineos.

El 'niño de Aveyron' vivió completamente solo durante años, en los franceses bosques de Caune. Fue capturado por unos cazadores en el verano de 1798, cuando tenía 12 años y medía un metro y 35 centímetros. Mientras vivía en el bosque, fue víctima de la malnutrición y las enfermedades, lo que afectó gravemente a su crecimiento.

Mientras que el personaje de Tarzán tiene el aspecto de un sex symbol, el 'niño de Aveyron' tenía costras en la piel, estaba infestado de pulgas y piojos, y prácticamente no caminaba erguido, sino a cuatro patas. Además, no mostraba el menor interés en comunicarse con los humanos y nunca aprendió a hablar, más allá de unas pocas palabras. Crecer aislado en los bosques alteró su desarrollo cognitivo, y fue completamente imposible integrarlo en la sociedad.

Durante al menos tres años, científicos y educadores franceses intentaron reconducirlo, pero fue imposible. Cuando perdieron toda esperanza, alojaron al niño en casa del ama de llaves del jefe de los educadores, y esa mujer recibió una asignación mensual del Gobierno francés para ocuparse del chico. Finalmente, el 'niño de Aveyron' murió con 40 años, sin haberse integrado nunca en el mundo civilizado, y víctima de su siempre delicada salud.

La polémica de Tarzán: racismo y desnudez

Las películas de Tarzán siempre han ido acompañadas de la polémica. Ya en las primeras novelas, el autor Edgar Rice Burroughs dejó claro que era un hombre racista. El escritor contó como de joven luchó contra los indios de Arizona en el Séptimo de Caballería, y que creó al personaje de Tarzán en 1912. Un bebé blanco que acaba siendo el 'rey de la selva', reinando por encima de todos los negrosy nativos que ya vivían allí.

En sus películas hay varias escenas que lo delatan, por ejemplo, el momento en el que un hombre de color cae al vacio en La fuga de Tarzán, o la descripción de la pantera negra, en la que explican que ese animal es 'poco inteligente, porque es negro'.

Las películas de Tarzán fueron muy perseguidas, porque al parecer, mostraban 'demasiada carne'. A la puritana censura de la época no le gustaba el bikini de piel que lucía la descocada Jane en Tarzán y su compañera. Y cuando se sustituyó por un vestido de noche los censores tampoco se quedaron tranquilos. Revisaron la caída de la actriz, fotograma a fotograma, hasta comprobar que no llevaba ropa interior; y con esa premisa, ordenaron cortar la escena, y consiguieron que Jane se tapara con un vestido de cuerpo entero en películas posteriores como Tarzán y su hijo.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;