Publicidad
Cerrar

20/07/2015

09:42

Cine

Estreno

Bajo Ulloa: '‘Rey gitano’ es un monumento a la chapuza'

Natxo Velez | eitb.eus

El director gasteiztarra Juanma Bajo Ulloa acaba de estrenar “Rey gitano”, su sexto largometraje, en el que vuelve al humor incorrecto de ritmo trepidante que ya mostró en “Airbag”.

  • Juanma Bajo Ulloa

    Juanma Bajo Ulloa

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La vertiente más desbocada, irreverente y políticamente incorrecta del director Juanma Bajo Ulloa (Vitoria-Gasteiz, 1967) vuelve a las pantallas grandes con Rey gitano, una película en la que dibuja (o refleja, “el Teleberri es nuestra mayor competencia”, nos dice) “una realidad absurda y un país al borde del precipicio”.

Apoyado en las actuaciones de Karra Elejalde y Manuel Maquiña, juntos de nuevo, Arturo Valls y María León, Bajo Ulloa cuenta la historia de Jose Mari y Primitivo, dos presuntos detectives en paro a los que Gaje, un gitano golfo y seductor, les propone una disparatada misión.

Hablamos con Juanma Bajo Ulloa para que nos aporte más información sobre la película.

¿Qué se va a encontrar el espectador en “Rey gitano”?

Una película poco convencional, la tragicomedia de unos perdedores envueltos en una aventura “real”, absurda y burlona como la vida misma. O bien un homenaje al cachondeo, un monumento a la chapuza…

Vuelves a la comedia después de la mítica Airbag (1997), y las comparaciones aparecerán. ¿Qué comparte Rey gitano con aquella y en qué se diferencian?

Lo que ocurre con los mitos es que se forman con el tiempo. Cuando estrenamos Airbag, hubo en los medios una reacción en contra tan agresiva que pensamos que habíamos cometido un delito. Pero ahora resulta que nuestra ofensa era una bendición…

Rey gitano comparte con Airbag un tipo de humor políticamente incorrecto, un ritmo trepidante y unos actores especialmente dotados para la comedia. Pero se cuenta una historia muy diferente y refleja una cierta realidad que puede resultarnos bastante familiar…

Has vuelto a contar con la pareja formada por Karra Elejalde y Manuel Manquiña. ¿Qué destacarías de ellos?

Son dos fenómenos de la interpretación, mis actores fetiches. Tienen presencia, personalidad y enorme fuerza, y juntos son una pareja cómica con una química única. Apenas aparecían en el plató de Rey gitano con sus caracterizaciones de Jose Mari y Primitivo, el equipo de rodaje empezaba a sonreír esperando sus locas improvisaciones.

Eso sí, sólo una película con ellos de vez en cuando…

Karra Elejalde Manuel Manquiña

Presentas en tu película “un país en la ruina, un gobierno bajo sospecha, una monarquía en horas bajas y dos dignísimos representantes de las dos Españas”. ¿No ha puesto la realidad demasiado alto el umbral de asombro de los ciudadanos para los que hacéis ficción?

Efectivamente el “Teleberri” es hoy nuestra mayor competencia. De hecho esta película tiene una gran anécdota al respecto.

En el argumento, escrito sobre 2012, figuraba la abdicación del rey sobre su hijo, una posibilidad que entonces resultaba históricamente casi inverosímil y que yo temía provocase un problema de credibilidad para el espectador.

Pero un mes antes de comenzar el rodaje, el rey abdica y convierte mi ficción en historia real…Gracias, Juancar…

¿Qué te gustaría que sintiera el espectador de la película cuando salga de la sala de cine?

Me gustaría que la gente encontrara en este desquiciado divertimento algún momento de diversión que ayudase a desconectar de la dura rutina.

Y sería estupendo que además provocase una cierta reflexión posterior, tal vez una mirada amable pero no condescendiente hacia nuestra responsabilidad personal en la situación que nos toca vivir.

Vivimos tiempos de encorsetamiento, de poner límites al humor… ¿Cercena ese contexto la labor de creador?

Ciertamente, vivimos malos tiempos para la libertad de expresión, y siempre hay gente deseosa de justificar la censura.

Pero las limitaciones se las pone uno mismo, y el creador es responsable de aceptar o no estos límites impuestos siempre desde el poder.

El humor es, por definición, un valor positivo, una herramienta de la inteligencia que no puede admitir represión y que nada tiene que ver con la falta de respeto o el insulto.

rey gitano karra elejalde manuel manquiña

El cine vasco ha tenido un 2014 con muchos estrenos (Loreak, Negociador, Lasa eta Zabala, A escondidas, Los tontos y los estúpidos…). ¿Cómo ves el panorama cinematográfico vasco?

Me encuentro bastante apartado de la actualidad del cine vasco, pero tengo conocimiento de algunas de estas películas y de su recorrido. El vasco es un pueblo con enorme necesidad de expresión y con talento para transmitirlo de todas las formas, por eso no dudo que siempre vamos a tener en nuestro país una buena cantidad de creadores.

Pero sin una sensibilidad y compromiso social y político respecto del gran valor de esta manifestación cultural, que deja constancia y define a un pueblo, el esfuerzo del autor se pierde sin remedio.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto