Publicidad
Cerrar

31/01/2018

09:42

Cine

Premios Goya

Pablo Berger: 'Ser una de las películas del pelotón de cabeza es abracadabrante'

Natxo Velez | eitb.eus

La última película del director bilbaíno, que ya se llevara 10 premios Goya en 2013 con Blancanieves, opta a ocho premios en la gala del próximo 3 de febrero.

  • Las nominaciones son para Berger "ocho palmaditas" de los compañeros. Foto: Iñaki Pardo.

    Las nominaciones son para Berger "ocho palmaditas" de los compañeros. Foto: Iñaki Pardo.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Después de arrasar en la gala de los Goya de 2013 con Blancanieves, el director Pablo Berger (Bilbao, 1963) vuelve a la gala anual del cine con Abracadabra, una película radicalmente diferente aunque “hermana de aquella”, ya que comparten ingredientes principales: “emoción, humor y sorpresa”.

Esta vez, Abracadabra opta a ocho premios, entre los que están los de mejor guion original para el propio Berger, mejor actor protagonista (Antonio de la Torre), mejor actriz protagonista (Maribel Verdú) y mejor actor de reparto (José Mota).

Abracadabra ha cosechado ocho nominaciones a los Goya. ¿Cómo las has recibido? ¿Os lo esperabais?

Ser una de las películas del pelotón de cabeza es abracadabrante. Las ocho nominaciones son como ocho palmaditas en la espalda de tus compañeros diciéndote: “Lo estáis haciendo muy bien”.

A todos nos gustan los halagos y los premios, pero lo mejor de este reconocimiento traducido en ocho nominaciones es que la película gana en visibilidad y se traduce en que más espectadores van a ver Abracadabra en las salas, en DVD o en las plataformas.

¿Si nos las esperábamos? La verdad es que no. Las nominaciones son como el dinero atrás en la lotería: te permiten seguir jugando…

Entre otras categorías, tú mismo optas al premio al mejor guion original. ¿Cuál fue la chispa que te empujó a escribir esta historia?

Hace más de treinta años, en una discoteca, presencié por primera vez, en directo, un espectáculo de hipnotismo. El amigo que me acompañaba, desafiante e incrédulo, se presentó voluntario.

Para mi sorpresa, y sobre todo para la de él, cayó hipnotizado en un instante. Fulminado. Desde entonces, “I’m a believer”, como la canción de los Monkees.

¿Has podido ver el resto de películas nominadas en la categoría de mejor guion original (Estiu 1993, Handia y Verónica)? ¿Qué te han parecido?

Por supuesto que las he visto; además, en pantalla grande. Las tres son estupendas. En 2017 ha habido una buena “cosecha” de cine español.

Las películas nominadas a mejor guion original son tan diferentes entre sí que esto muestra la diversidad de nuestra industria: un pequeño drama en catalán, una película épica en euskera, una película de terror costumbrista y un cóctel de géneros como Abracadabra. ¿Alguien da más?

Con Blancanieves ya os llevasteis 10 premios Goya en 2013. ¿Cambia eso la forma de encarar la gala del próximo 3 de febrero?

En parte sí y en parte no. Por un lado, vas tranquilo porque ya tienes varios goyas en tu estantería, pero, por otro, tienes una espiral de nervios en tu estómago porque siempre te hace muchísima ilusión que reconozcan tu película con los Goya. Sobre todo, quieres que los jefes de equipo y los actores nominados se lleven “el cabezón” a casa.

Después de Blancanieves, te embarcaste en una obra totalmente diferente como es Abracadabra. ¿Buscaste intencionadamente ese cambio brusco de tono?

Abracadabra nace como reacción a Blancanieves. Donde esta era en blanco y negro contrastado, Abracadabra es en colores saturados. Donde Blancanieves era muda, Abracadabra es ruidosa. Donde Blancanieves era un melodrama gótico, Abracadabra es un comedia negra. Y así, ad infinitum.

Abracadabra nace del deseo de hacer algo muy diferente de Blancanieves, pero con el mismo equipo técnico y artístico.

Pero, aún siendo dos películas tan diferentes, Abracadabra y Blancanieves son dos películas hermanas, ya que comparten los ingredientes principales de todas mis películas: emoción, humor y sorpresa.


¿Tienes algún nuevo proyecto entre manos?

En estos momentos tengo en mis manos el megáfono de Torremolinos 73 y estoy gritando a todo el mundo: “¡Pasen y vean, abracadabra!”. Estoy de vendedor de mi película, tanto en España como por el resto del mundo. En los últimos meses he estado en Londres, París, Roma, Miami y Bruselas promocionando la película.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;