Cerrar

Zinemaldia

Zinemaldia

19/09/2021

07:22

Zinemaldia

Entrevista

Javier Corcuera: "'No somos nada' es una película punk rural"

Natxo Velez | EITB Media

El cineasta Javier Corcuera presenta en el Zinemaldia "No somos nada", documental que repasa la carrera del grupo punk alavés La Polla Records.

  • Javier Corcuera, director del documental "No somos nada"

    Javier Corcuera, director del documental "No somos nada"

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Enviar

¿Cómo llegan cinco chavales desde Salvatierra a llenar pabellones en su gira de reunión cuarenta años después y a firmar canciones básicas en la vida y educación de mucha gente? El premiado cineasta Javier Corcuera (Lima, 1967) trata de contestar a esa pregunta en "No somos nada", documental sobre La Polla Records con la participación de EITB que se ha estrenado en el Zinemaldia.

Corcuera recorre a través del vertiginoso y cautivador relato de Evaristo Páramos, cantante de La Polla Records, y la más reposada charla de Abel Murua, bajista, los cuarenta años de carrera del grupo en un trabajo en el que, evidentemente, no faltan sonidos e imágenes de conciertos, tanto de su gira de reunión en 2019 y 2020 como vídeos más antiguos de sus directos.

Hablamos con Javier Corcuera ("La espalda del mundo", "Invierno en Bagdad", "Checkpoint Rock" junto a Fermin Muguruza e "Invisibles" junto a Isabel Coixet, Wim Wenders, Fernando León de Aranoa y Mariano Barroso) sobre este repaso de sueños cumplidos, conciertos, anécdotas y reflexiones.

¿Qué motivación existe detrás de "No somos nada"?

Realmente, La Polla Records, sus letras y su música han estado siempre presentes en mi vida, desde muy joven. Yo vivía en Perú, y allí llegaban las cintas de La Polla Records.

Más tarde, al venir a estudiar a Madrid, pude también verlos en directo, y siempre volvían a mí. Fue un referente con el que crecí. Así que para mí hacer esta película ha sido realmente un regalo, una experiencia única.

En el equipo con el que hemos trabajado, todos eran seguidores del grupo. Por eso, el vínculo con el proyecto es muy fuerte. Ha sido una película de un esfuerzo colectivo muy grande.

La Polla en directo, en 'No somos nada'

¿Cómo ha cambiado tu visión de Evaristo después de conocerlo relajadamente fuera de los escenarios? ¿Qué cambia del Evaristo cantante al Evaristo conversador?

La verdad es que ha sido muy especial conocerlo de cerca y acompañarlo en sus recorridos cotidianos, conversar sobre la banda, sobre la vida y el mundo de hoy.

Al final, más allá de las letras y las canciones, son gente de pueblo que trascendió a todo el mundo y que sigue creando. Fue muy gratificante estar tanto con Evaristo como con Abel. 

¿En qué medida cambia la idea inicial escrita en el guion después de realizar las entrevistas y vivir la gira de despedida, sobre todo teniendo delante a un interlocutor tan interesante e impredecible como Evaristo?

En realidad, no había estrictamente un guion. Ha sido un guion muy de trabajo posterior, de montaje. Había algunos puntos de partida: cuando fuimos a ver por primera vez a Evaristo lo acompañamos a sus paseos por el monte, y eso empezó a convertirse en una costumbre en el rodaje, que luego ha dado cierta estructura a la película.

Pero, en realidad, la historia se ha ido creando a través de los momentos que hemos ido rodando sin un guion muy cerrado. Se ha construido a través de los relatos de Abel y Evaristo, y la gira de despedida es en realidad una envoltura. El tema real de la película es la historia de la banda y lo que Evaristo y Abel nos cuentan de sus vidas hoy.

El propio Evaristo comenta medio en broma que va a "pegar un repaso al material antes de que salga para censurarlo"; sin embargo, luego abre la puerta a su intimidad de par en par: salen su madre y su hija… ¿Cómo ha sido el proceso de entrar en esa intimidad? ¿Cómo lo habéis gestionado?

Se fue dando de manera natural. Hicimos varias visitas, y Evaristo se entregó siempre al rodaje cien por cien. Con Evaristo y con Abel hemos rodado muchísimo, y todo fluyó de una manera natural.

Poco a poco fueron entrando en la idea de hacer una película, que era algo que había que construir. No han condicionado nada. Hemos recogido todo lo que nos han querido dar para construir la película.

La película intenta capturar la energía de un directo de La Polla. ¿Cómo se intenta capturar un momento único e irrepetible por definición como es un directo, a través de una cámara? Evaristo dice, al hablar de los conciertos, que al ponerlo en palabras todo empeora, y no sé si con la imagen ocurre lo mismo…

Claro, porque hablamos de una sensación, de un momento emocional que al contarlo empeora, como dice Evaristo.

Pero rodarlo es distinto, porque perdura, está ahí. La energía y la fuerza de los conciertos de La Polla Records es increíble, y el público tenía que estar en la película, ya que es parte de lo que es el grupo.

La Polla Rercords, en directo en Vitoria

La Polla Rercords, en directo en Vitoria

Eso sí, intentamos rodar de una manera no muy convencional. Hay canciones rodadas desde detrás del escenario, otras con imágenes rodadas desde la última fila… Y también me pareció interesante alternar y cruzar los conciertos, que no sea todo cronológico, de forma que se mezclan no solo distintos conciertos, sino también conciertos de distintas épocas.

Era interesante poder ver un fragmento de un tema hoy con tres planos en los que estaban Fernandito o Charly.

El movimiento punk y el Do It Yourself siempre han aparecido ligados a la música, quizás por su inmediatez; no tanto en el cine. ¿Qué reflejo tiene toda esa filosofía punk en el cine?

No sabría decirte, pero existe un cine muy guerrillero y underground, y se han hecho un montón de películas sobre bandas.

Lo que nosotros hemos intentado en esta película es que el propio rodaje nos diera el género que es, y nos ha salido una película punk rural, porque gran parte de la película ocurre en los montes de Euskadi, en los paseos de Evaristo.

Evaristo, en 'No somos nada'

Evaristo, en 'No somos nada'

Estrenáis en el Zinemaldia de San Sebastián. ¿Qué esperas de la película después de su paso por el Zinemaldia y su estreno en salas?

Probablemente llegará a las salas en noviembre. Me gustaría que el público disfrute, ya que es una película para reír e invita a la reflexión.

Estoy contento porque a la gente de la banda y cercana a la banda les ha gustado mucho. Quedará un documento de lo que ha sido esta banda, lo que representa y lo que representó para varias generaciones.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;