Publicidad
Cerrar

06/12/2015

09:05

cultura

ENTREVISTA A PABLO BERÁSTEGUI

'Donostia 2016 será un catalizador para producir muchos legados'

Maider Beistegi (EITB.EUS) | Donostia

El director de Donostia 2016 defiende un programa que permitirá lecturas más profundas, dice que los patrocinios siguen abiertos, y que aspiran a dar continuidad a los proyectos más emblemáticos.

  • Pablo Berástegui, director general de Donostia 2016 Foto: DSS2016

    Pablo Berástegui, director general de Donostia 2016 Foto: DSS2016

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El concepto tiempo sale a relucir casi en cada respuesta. Y es que, a pesar de ser un proyecto de una maduración muy larga, el tiempo ha avanzado de manera inexorable, y el director general de Donostia 2016 ultima los preparativos para el arranque en enero de la capitalidad europea. Pablo Berástegui (Pamplona, 1968) trabaja con la tranquilidad de haber cerrado la crisis abierta tres años y medio atrás, cuando la capital donostiarra fue elegida por la Comisión Europea Capital Europea de la Cultura. Dice que le hubiera gustado disponer de más tiempo para hacer más cosas. Ahora trabaja a contrarreloj, con la ayuda de un equipo de 70 personas, sin descanso, con el temor de llegar tarde, y con la urgencia de cumplir con una programación que tiene vocación de hacer a los ciudadanos partícipes activos del proyecto.

Pablo Berástegui nos recibe en la sede de Donostia 2016, un inmueble que utilizaron los bomberos municipales hasta su traslado a un nuevo edificio hace tres años y que ahora se ha convertido en un espacio transformado para las necesidades de la Capitalidad Europea de la Cultura.

¿Qué es Donostia 2016 para Pablo Berástegui: un reto, un riesgo o una responsabilidad?

Es un reto a título personal, es una responsabilidad por el rol que tengo, y el proyecto tiene un elemento de riesgo importante porque, de alguna manera, está abriendo una nueva vía de entender lo que es una Capital Europea de la Cultura. Es un camino no caminado antes, y eso siempre entraña un riesgo de falta de comprensión.

Ha dicho en alguna ocasión que sería triste una Capitalidad Cultural Europea con Chillida-Leku cerrado.

En su día pensaba que es un espacio mágico, y que sería bueno, como ciudadano, que tuviera una solución. Dije también que no me quería inmiscuir en una negociación que me constaba se estaba haciendo. Ahora, con más detenimiento, pienso que el proyecto está al margen de Chillida-Leku. Desgraciadamente, por cuestiones que están fuera de nuestro control, no se llega a un acuerdo para que esté abierto. La oferta de la familia ha sido muy generosa, y, de alguna manera, podremos hacer uso del espacio con propuestas concretas, acercando a los visitantes que vengan de fuera para que puedan descubrir el espacio. Estamos trabajando para poder hacer alguna actividad concreta.

pablo berastegui

(Pablo Berástegui, en las oficinas de Donostia 2016)

Han sido unos meses muy intensos. ¿Qué balance hace de este último año?

La temporalidad de este proyecto va desde 2008 al 2018, es casi una década que le da una trascendencia inusual a lo que suelen ser los proyectos culturales, puesto que suelen ser de consumo rápido. En este sentido, hay una primera fase que es la de tomar conciencia de querer presentarse a este programa, elaborar las premisas sobre las que va a trabajar el proyecto, presentarlo, ganar y luego organizar cómo gestionarlo. Y yo me incorporo en esa última fase; la de concretar el contenido, la de la presentación pública, la de la producción y ejecución del proyecto.

Este año ha sido muy intenso, para mí ha sido una experiencia gratificante y nueva. Estaban claramente identificados los cimientos, y a mí me ha tocado contribuir a que se construya el edificio de acuerdo con los planes establecidos. Lo he hecho propio desde renunciar a hacerlo mío.

Había un tema de convergencia de tiempos en el que se había acumulado un cierto retraso en la ejecución y definición del proyecto. En alguna medida, pienso que era bastante predecible, porque es un proyecto que aborda cuestiones controvertidas, son cuestiones que generan polarización, posiciones diferenciadas. Así que creo que era necesario que sucediera eso para buscar luego los espacios en común entre esas diferentes visiones. Una de las grandezas del proyecto radica precisamente en esa capacidad que tiene en continuar más allá de las dificultades que tiene. Lo que pasa es que eso ha significado que en algunas ocasiones ha ido más lento de lo que hubiésemos querido, y ahora tenemos un estrés adicional para llegar a la fecha de entrega.

¿A medida que ha aumentado el conocimiento del programa ha disminuido la desafección?

Notamos cómo la percepción de los ciudadanos es más tranquilizadora respecto al proyecto. Nuestro proyecto ha pasado por algunas etapas en las que había demasiado ruido alrededor, demasiada controversia. Y eso no le ha ayudado a hacerse comprender. Paulatinamente, cuando más concreción hay y vamos evolucionando en el aval que supone incorporar a empresas importantes al proyecto, la dimensión es más acorde a la envergadura de esta iniciativa. También, el poder ir haciendo más actividades que la gente identifique?.Todos esos elementos van sumando en un cambio de percepción hacia el proyecto. Es un proyecto que trabaja sobre valores, sobre cuestiones que son menos sencillas de comunicar, por lo que requiere un esfuerzo mayor de concreción.

Esta situación que hemos vivido nosotros es muy similar a lo que ha pasado por otras capitalidades, parecidas a la nuestra o diferentes, hay un periodo anterior al que se inaugura que genera como una distancia, una desafección entre los ciudadanos, porque se lleva mucho tiempo hablando del proyecto. En un proyecto tan excepcional como este, sobre el que todo el mundo habla y se han proyectado tantas expectativas, todo el mundo quiere saber cómo se va a resolver, y hay momentos en los que todavía no se puede decir cómo se va a hacer.

¿Por qué?

Porque trabajamos sobre actividades que son muy procesuales; en algunas de ellas los resultados son al final de un proceso que tiene que llevar varios meses, o no las damos a conocer porque nos recomiendan no dar más información de la necesaria. Todas esas razones llevan a generar una cierta incomprensión. Es también una cuestión de confianza. Un festival de música, como por ejemplo 'Primavera Sound', cuanto más potente es, no tiene ni que decir cuáles son sus cabezas de cartel. Aquí te están exigiendo, antes de poner la entradas a la venta, conocer el detalle de toda la programación.

pablo berastegui

2016 pondrá la cultura como vehículo de trasformación social. ¿Cómo se va a hacer?

Los ministros de Cultura de la UE hicieron una declaración conjunta y dijeron: "La Cultura tiene una contribución crucial a favor de la apertura de los espíritus, de la tolerancia, del diálogo intercultural, de la integración y del respeto por el otro". En el caso de 2016, cada actividad se puede decodificar en diferentes niveles. Te puedes quedar en la recepción final del espectáculo o puede que te lleve a una reflexión o puedes profundizar más y puedes ser una persona que ha participado en un proceso que ha culminado en esa obra de teatro.

Con motivo del 400 aniversario de la muerte de Shakespeare, Cristina Enea será escenario de una de sus obras más representativas: ?Sueño de una noche de verano?. Es uno de los proyectos principales de la propuesta diseñada en el Faro de las voces.

Es un espectáculo que habrá personas que lo disfruten meramente como espectador, pero todo el proceso tiene que ver con nuestras preocupaciones. El texto es actualizado y tiene que ver con preocupaciones contemporáneas, hay una serie de herramientas digitales que nos ayudan a poder hacer la presentación en diferentes idiomas. La traducción al euskera se ha hecho con procesos participativos?.de manera que te puedes quedar a un nivel de espectador, pero ha habido otras personas que han estado en otro nivel de trabajo. No queremos sólo un programa atractivo, queremos que detrás haya un trabajo coherente con los valores que estamos defendiendo y que permitan lecturas más profundas.

¿Cuáles han sido los mayores temores?

Había dos temores cuando yo me incorporé: si íbamos a llegar a tiempo y si había proyecto. Yo creo que ahora nadie discute que hay contenido. Ahora lo que se quiere es más. Vamos superando esos miedos, y ahora lo que nos falta es que se empiece a disfrutar de los contenidos y que todo el esfuerzo, toda la espera, haya merecido la pena.

pablo berastegui

(El proyecto Kalebegiak propone una nueva relación entre el cine y Donostia)

Estuvieron en Francia una semana después de los atentados de París?

Cuando salimos fuera, notamos una receptividad muy alta por nuestro proyecto. En general, nos ponen como ejemplo de proyecto coherente, conceptualmente fuerte y bien articulado. Hemos estado en Francia una semana después de los atentados, y nos decían que es muy pertinente abordar estas cuestiones desde la cultura, promover el respeto por el otro, la escucha activa por quien piensa, reza o se expresa de una forma diferente?En el plano personal, es bastante fatigoso, porque tienes que estar viajando, y se te acumula el trabajo?Nos quedan Madrid, Bilbao, Polonia, Burdeos y Berlín.

¿Qué ha sido lo más complicado del proyecto?

Por una parte, ha sido muy gratificante trabajar en un proyecto que yo no había pensado, de manera que había un nivel de responsabilidad menor, y, al mismo tiempo, lo más complicado es que, personalmente, podría aportar más pero no tengo la posibilidad. La urgencia es llevar a cabo lo que está previsto, y me hubiera gustado disponer de más tiempo para poder hacer más cosas.

¿Cuál es el acto que mejor recoge los valores de 2016?

Posiblemente, son las actividades de escala más pequeña o, incluso, los procesos que no son muy visibles. Un ejemplo de algo que no es una actividad en sí misma: la elección de las personas a las que les hemos otorgado una ?Carta blanca? (Esther Ferrer, Anjel Lertxundi y Jone San Martín) para que sean los responsables de enriquecer nuestro programa con actividades que ellos quieran. La toma de decisión la hicimos de forma colegiada con algunos de los principales representantes de la Cultura de la ciudad. Ese ejercicio de trabajar juntos y tomar una decisión juntos es muy Donostia 2016.

Hay actividades con un perfil muy concreto, como 'Dance 2gether', que va a generar grandes trasformaciones en personas muy concretas y que va a ir a un grupo reducido de personas, o la iniciativa ¿Y tú qué? Por otra parte, habrá otras actividades más mayoritarias que igual tiene un porcentaje más pequeño de lo que somos nosotros.

Luego, está el gran espectáculo inaugural, que para nosotros es muy importante y que intentamos que ejemplifique muy bien los valores sobre los que trabajamos. Es un espectáculo que quiere trasladar el mayor número de mensajes asociados a nuestro proyecto. La idea es que nunca vas a tener una segunda oportunidad para da una primera impresión. Nos interesa tener un alcance mayoritario, de dimensión europea, y unido a los valores en los que trabajamos. Estamos trabajando con una persona (Hansel Cereza) que tiene mucha experiencia en este tipo de lenguajes. Está pensado es un espacio público, mayoritario, para ser televisado, por lo que una situación climatológica adversa puede ser muy perjudicial para este proyecto. Pero esto es lo que pasa en otras capitales, como por ejemplo en Riga, que inauguraron con 20 grados bajo cero.

Hansel Cereza Donostia 2016

Donostia 2016 aurkezpena EITB

(presentación del programa en Tabakalera)

¿Qué hay de 'Tratados de Paz'?

Es un proyecto de una enorme envergadura y mucha ambición, confío en que estará francamente bien, y trabaja sobre algo inusual que es ver cómo el arte ha representado los acuerdos de paz. Habitualmente estamos acostumbrados a ver cómo han representado la guerra o la muerte. El reverso de la paz o la violencia también estará presente en esta exposición.

La Tamborrada va a ser también muy especial?

Hemos trabajado con los responsables de las tamborradas, para de alguna manera acercar esos dos grandes momentos que la ciudad va a vivir en enero. Esos dos momentos importantes se unirán, desde el respeto de lo que tiene que ser cada uno de ellos. Polonia inaugura la semana antes a nosotros, y se van a sumar un montón de niños, vía streaming, a la Tamborrada infantil. Es un guiño muy interesante, y nosotros, seguramente, haremos algo equivalente con ellos en mayo.

Hablemos de los recursos. ¿Habrá más patrocinadores?

Los recursos siempre son limitados. Los patrocinios siguen abiertos. Yo pensaba que era más importante ganarnos a la ciudadanía, y de esa normalización de cómo somos percibidos, pensaba que iba a ser más sencillo que las empresas se vincularan a nuestro proyecto. Pensaba que el camino correcto era volver a llamar la atención, volver a sentir el apoyo de los ciudadanos, y luego sería más sencillo captar recursos adicionales, sabiendo que disponíamos de una aportación importante de las administraciones que forman parte de nuestra fundación. Lo más difícil es la gestión del tiempo, de cómo trabajar tan a contrarreloj: primero necesitas concretar el programa, cuando tienes concretado el programa es más fácil que convenzas, cuando ya tienes a la personas apoyando el proyecto es más fácil captar los recursos, cuando tienes los recursos puedes enriquecer la comunicación, la difusión?nosotros lo tenemos que hacer simultáneamente.

Seguimos buscando activamente aportaciones y aliados para poder dar continuidad a este proyecto. Aspiramos a dar continuidad a algunos de los procesos y actividades más emblemáticas a partir de 2016. Esperamos que en breve podamos seguir anunciando más patrocinadores.

¿Qué legado dejará 2016?

Yo vine a trabajar aquí porque creía firmemente que si desde mi posición de productor cultural podía contribuir a una sociedad más justa, más igualitaria, más respetuosa con los derechos humanos tenía la obligación de hacerlo. Estoy seguro de que van a quedar un montón de aprendizajes que van ser muy útiles para la ciudad, para el territorio y para fuera. En algunos casos no van a tener que ver ni siquiera con lo cultural. La ciudad y el entorno están haciendo un esfuerzo muy grande por repensarse a sí misma, para dar mejor servicio?y cuando te pones a pensar y haces mejoras, esas mejoras van a quedar. Por ejemplo, la ciudad ha puesto en marcha una oficina de cara a la gestión de eventos en espacio público que se coordinan desde un único lugar.

Capitalidad va a ser un catalizador para que se produzcan muchos legados en muchos distintos niveles. En el plano artístico, surgirán otras formas de trabajar, y actividades que va a continuar más allá de 2016.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto