21:45

Elecciones Catalanas 2021

Resultados

La independencia obtiene mayoría absoluta en escaños, pero no en votos

David Pérez | eitb.eus

Junts Pel Sí y la CUP han superado el umbral de la mayoría absoluta en escaños, pero se han quedado a pocas décimas de hacerlo también en votos.

  • Los líderes de Junts pel Sí tras conocer los resultados del 27S. EFE

    Los líderes de Junts pel Sí tras conocer los resultados del 27S. EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • telegram
  • Enviar

El independentismo ha vencido en las elecciones catalanas del 27-S, ya que la suma de Junts pel Sí y la CUP ha superado con holgura la mayoría absoluta en escaños, aunque no en votos.

Así, con el 99,43% de los sufragios escrutados, las fuerzas independentistas han obtenido 72 escaños (la mayoría absoluta está establecida en 68) y un 47,8% de los sufragios, al sumar los 62 de la lista impulsada por CDC y ERC y los 10 de la CUP.

En este contexto, Ciutadans se ha erigido en la principal alternativa al independentismo situándose en segundo lugar con 25 escaños, 16 más que los cosechados en los últimos comicios. La formación de Inés Arrimadas liderará la oposición por primera vez tras superar a PSC y PPC, que se sitúan detrás con 16 y 11 escaños, respectivamente. Es destacable la caída de la formación 'popular', que ha perdido 8 representantes.

Otra decepción: Sí que es Pot, la lista apoyada por Podemos e ICV, que defiende el derecho a decidir pero no la independencia, es quinta con 11 diputados y diputadas. A diferencia de las municipales de mayo, esta vez no se ha repetido el éxito de las candidaturas populares de izquierda no sobernista, por lo que esta fórmula queda herida de muerte (al menos en Cataluña) de cara a las generales de diciembre.

Por su parte, Unió, que se ha desmarcado del proceso independentista y su ruptura con CDC hizo saltar por los aires la coalición CiU, se ha quedado fuera del Parlament más crucial de la historia reciente al no alcanzar el 3% de los votos. Su líder, Josep Antoni Duran Lleida, ha puesto su cargo a disposición del partido.

La participación registrada este 27S, del 77,46%, es una de las más altas de todas las convocatorias electorales celebradas en Cataluña, solo superada en porcentaje de votantes en las generales de 1982, con un 80,63%, y en las de 2004 (80,3%).

Resultados Cataluña

¿Y ahora, qué?

La sociedad catalana ha culminado en este 27S un ascenso imparable del independentismo desde que el Tribunal Constitucional mutilase el Estatut catalán en junio de 2010. Entonces, el apoyo a la independencia rondaba el 20%, según las encuestas, mientras que en estos comicios el apoyo a esta opción política ha sido de más del doble, casi el 48%.

Sin embargo, el independentismo no ha alcanzado la mayoría en votos, un dato que las fuerzas contrarias al soberanismo ven trascendental debido al carácter plebiscitario de estas elecciones autonómicas. En concreto, Junts pel Sí y la CUP suman el 47,8% de los votos, frente al 48,05% del bloque del 'no' (Ciutadans, PSC, Sí que es Pot y PPC).

En cualquier caso, con esta victoria en escaños, Junts pel Sí tiene el aval del Parlament para aplicar su 'hoja de ruta' independentista, aunque necesitará el apoyo de la CUP, una formación anticapitalista cuyo modelo socio-económico se encuentra en las antípodas del de CDC y que previsiblemente venderá caro su apoyo. De hecho, ya ha lanzado su primer dardo al president de la Generalitat: "nadie es imprescindible".

El propio Artur Mas, que necesitará sí o sí el voto favorable de la CUP para ser investido de nuevo president, ya ha reivindicado que las urnas le han otorgado una "gran legitimidad" para avanzar hacia la independencia. "Si hubiéramos hecho un referéndum como el escocés, hubiéramos contado solo votos", ha explicado, a lo que ha añadido: "Dijimos que de 68 escaños para arriba continuamos, pues estamos a 72".

La hoja de ruta de Mas contempla una declaración soberanista del Parlament, la redacción de una Constitución catalana, la proclamación definitiva de la independencia unilateral y la celebración de unas "elecciones constituyentes" en un plazo no superior a los 18 meses y ya en el marco de un Estado catalán.

En el otro extremo, el Gobierno español, que según informa EFE interpreta que "Mas ha fracasado en su estrategia", no ha aclarado aún qué medidas tomará frente a una eventual declaración de independencia.

Durante la campaña, el Ejecutivo de Mariano Rajoy movilizó a todos los estamentos del Estado (empresariado, grandes bancos, sindicatos, Iglesia?), las instituciones europeas e incluso a líderes internacionales como el presidente de EE. UU., Barack Obama, y el exmandatario francés Nicolas Sarkozy. Eso sí, no hubo 'oferta a la escocesa' de última hora, es decir, una propuesta de más autonomía para Cataluña, como sí hicieron los principales líderes británicos en vísperas del referéndum de independencia de Escocia.

Sea como fuere, el debate de las próximas semanas en Cataluña estará condicionado por una pregunta: ¿Es más relevante la victoria en escaños o la derrota en votos? Ahora, el Parlament catalán tendrá que constituirse en los 20 días hábiles siguientes a los comicios --hasta el 26 de octubre como máximo--, y a partir de entonces se despejará esta incógnita y si la Generalitat se atreverá a llevar su apuesta independentista hasta el final.

Comentarios

    • BUSCADOR

    Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto