Publicidad
Cerrar

01/07/2021

14:11

Economía

Reforma de las pensiones

Escrivá: "Los baby boomers podrán ajustar sus pensiones o trabajar más"

EITB MEDIA | AGENCIAS

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cree que España no tiene un problema agudo de pensiones, sino un problema coyuntural para hacer frente a los gastos de esta generación.

0:00
Palacio de la Moncloa
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Enviar

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha avanzado este jueves una serie de advertencias para la generación del 'baby boom', trabajadores nacidos entre finales de los años 50 y hasta los 70 y que están cerca de su jubilación: "Podrán elegir entre un ajuste pequeño en su pensión o alternativamente trabajar un poco más".

Esta mañana el Gobierno español y agentes sociales han firmado el acuerdo de reforma de pensiones y, minutos antes, Escrivá ha explicado en TVE que esta generación, llamada "baby boomers", es "más ancha" y deberá asumir "algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo".

Para ello, ha planteado que podrán "elegir entre varias opciones: una puede ser un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado, o alternativamente podrían trabajar un poco más".

Para Escrivá, España "no tiene un problema agudo de pensiones", sino "un problema coyuntural" para afrontar el incremento del gasto que supondrá la jubilación de esta generación, ya que después se corregirá solo.

El acuerdo que hoy sellan el Gobierno de España y los agentes sociales con el primer paquete de medidas de la reforma de las pensiones contempla la sustitución del factor de sostenibilidad por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que estará definido en cinco meses y que comenzará a aplicarse en 2027.

El ministro ha explicado que el mecanismo de equidad intergeneracional sustituirá al factor de sostenibilidad de la reforma de 2013, un elemento "mal definido" porque vinculaba las pensiones "a la esperanza de vida a todos y de forma indefinida".

Escriva ha dicho que la reforma de pensiones entrará en vigor "a fin de año", y ha adelanto que, a principios de septiembre entrará en el Congreso y "podrá estar vigente en algunos elementos centrales ya para el año que viene".

De esta forma, las pensiones ya comenzarán 2022 revalorizándose con el IPC de 2021, ha dejado claro el ministro, de forma que "los pensionistas no tendrán que estar pendientes cada año de ver qué decide en presupuestos el Gobierno de turno".

Rechazo de los sindicatos y la patronal

Los sindicatos UGT y CCOO, y las patronales CEOE y Cepyme han mostrado un rechazo rotundo a los ajustes planteados por Escrivá.

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, han criticado la falta de prudencia de Escrivá al haber hecho este planteamiento en el día de la firma del acuerdo de pensiones y antes de haber arrancado las negociaciones para definir este mecanismo.

Sordo ha dejado claro que la apuesta de los sindicatos es que esas generaciones tengan pensiones "equivalentes a las que hoy en día estamos sufragando" y que se deberá aumentar el gasto para garantizar esta suficiencia.

También Álvarez ha incidido en que la postura de los sindicatos en las negociaciones "no va a ir por ahí" y ha tachado de "gran hipocresía" plantear "una división entre pensionistas futuros y actuales".

En un comunicado conjunto, CEOE y Cepyme han lamentado "las desafortunadas declaraciones" de Escrivá y han aclarado que dicha pretensión "no forma parte del acuerdo alcanzado ni se comparte".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;