Publicidad
Cerrar

23/03/2021

11:59

Internacional

ALEMANIA SE CONFINA

Alemania acuerda un confinamiento estricto para la Semana Santa

O.P. | EITB MEDIA

La decisión adoptada esta madrugada por Merkel y los 16 länder dictamina el cierre total del comercio entre los días 1 y 6 de abril, además del prolongamiento de las restricciones generales en vigor.

  • Angela Merkel durante la rueda de prensa de esta madrugada.

    Angela Merkel durante la rueda de prensa de esta madrugada. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La canciller alemana Angela Merkel ha calificado de “muy grave” la situación de su país, que ha llevado a la jefa de Gobierno a acordar con los 16 Estados federados que conforman la organización territorial del país, imponer un confinamiento estricto durante la Semana Santa.

Así, desde el 1 hasta el 6 de abril inclusive, todos los comercios deberán bajar la persiana, excepto las tiendas de alimentación, que abrirán el 3 de abril.

El objetivo es hacer frente a la situación epidemiológica del país, que vive estos últimos días una subida de incidencia acumulada considerable, la cual ha pasado de la cifra de 58,9 del 15 de febrero a situarse ayer en 107,3 casos por cada 100 000 habitantes.

El acuerdo incluye prolongar las restricciones generales -cierre de hoteles, restaurantes, gimnasios y espacios culturales, entre otras medidas-  hasta el 18 de abril, y reducir los contactos interpersonales a una persona no conviviente. Del mismo modo, prevé incluso los toques de queda en las localidades en las que la incidencia acumulada sobrepase los 100 nuevos casos por cada 100 000 habitantes en siete días. Los colegios, sin embargo, podrán seguir abiertos.

La ciudadanía alemana no podrá reunirse en los espacios públicos, medida que también se aprobó para evitar las aglomeraciones festivas de Nochevieja y Año Nuevo.

"Vemos la intensidad del crecimiento exponencial y creo que los días extra de Semana Santa serán una contribución a los esfuerzos para controlar la pandemia", ha afirmado la canciller. Ha reconocido, además, que el inicio de la desescalada aprobado hace tres semanas conllevaba una serie de "riesgos" que se han acabado materializando.

PCR para entrar en el país

Merkel y los líderes regionales han acordado asimismo extender a cualquiera que quiera entrar al país la obligatoriedad de hacerse un test PCR, independientemente del lugar de procedencia, cuando hasta ahora esta medida se limitaba a las consideradas "zonas de riesgo".

Esta decisión es su respuesta a la polémica en torno a las vacaciones de Semana Santa en Mallorca, cuya demanda se había disparado después de que las autoridades alemanas sacasen a las Baleares de la lista de zonas de riesgo, lo que eliminaba la obligación de test y cuarentena.

Se establece así, agregó la canciller, una "obligación general" de realizarse un test para entrar al país, indicó la canciller, que recordó que el Gobierno alemán desaconseja "en general todos los viajes que no sean estrictamente necesarios".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto