Cerrar

06/05/2015

08:42

Política

24M

Nuevos actores acechan el bipartidismo en el Estado

Amaia Etxezarreta | EITB

La estructura que han tenido los municipios y gobierno españoles desde la transición va a cambiar, al ritmo en que los partidos nuevos que han estallado en la calle entren en las instituciones.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Actores nuevos subirán al escenario y harán cambiar el reparto de papeles en el baile político del Estado español. La indignación no se ha transformado en  movilización social, sino en votos. Pero nadie sabe aún  qué lugar ocuparán los nuevos, ni a qué vienen.

La convocatoria para municipios y comunidades autónomas ha aparecido como a mitad de camino hacia la Elecciones Generales.  Todas las comunidades que ahora están en juego son del PP, salvo Asturias y las Islas Canarias. Los ayuntamientos de las capitales también: el PP tiene 34 consistorios en su poder y el PSOE 9.

Pero las mayorías absolutas de estos cuatro años serán las últimas en la historia contemporánea, casi con toda certeza. La estructura que han tenido los municipios y gobierno españoles desde la transición va a cambiar, al ritmo en que los partidos nuevos que han estallado en la calle entren en las instituciones.

La aparición de Ciudadanos es el gran misterio. Los analistas políticos se preguntan quién y cómo ha conseguido el impulso. Creen que el Ibex 35 está detrás. Desde Cataluña ha ocupado todo el Estado, sin tener la base de un movimiento social. Pero ha conseguido el objetivo y es un actor que se ha puesto en primer plano, en apenas un año, después de las ELecciones Europeas. Podría tener la llave para que el PP siga en el poder sin mayoría absoluta. Por ejemplo, en Madrid.

La definición de Podemos es otro gran misterio. En la ruta ambigua para atrapar votos en la izquierda y el centro-derecha, se ha difuminado el proyecto que convirtió el 15-M en partido político. Los que decían que es el momento de la izquierda no han querido listas de confluencia en la mayoría de las  comunidades autónomas. Están en la división de la izquierda, esperando a ver si el 24 de mayo es el día para la demolición de sueños o para hacerlos crecer.

Hoy es un juego por parejas, lo que antes era un mano a mano. PP y PSOE, bien o mal, están haciendo cálculos que suman a los nuevos a su resultado.

El 24 de mayo es  una jornada para elegir el poder cercano, pero los líderes van a pasar su examen.

Mariano Rajoy le ha dicho claramente al PP que él seguirá siendo el líder el día después,  incluso si el partido se precipita hacia el abismo. Otros en el PP,  esperan a los resultados para empezar a pedir una renovación. Murmuran, de momento, sobre Soraya Sáez de Santamaría o Alberto Núñez Feijóo.

Sin estrenar el peso que lleva el poder, y aún así, se puede tambalear también Pedro Sánchez en el PSOE. O podría poner los cimientos. Ha atado su futuro a la apuesta tajante que hizo en Madrid con Ángel Gabilondo. Si sale bien, abrirá el futuro al líder socialista que además, aún no ha sido elegido por los suyos  candidato a la presidencia del gobierno.

Rosa Díez está en las últimas, según todas las profecías estadísticas. Su sustituto se llama Albert Rivera, con un peso mayor del que tuvo UPyD y sin poner el País Vasco en el centro de su proyecto.

Pablo Iglesias ha pasado a la discreción, sin entrar en la lucha por ayuntamientos y comunidades.  Ha buscado una vía directa hacia Moncloa desde que pusieron en marcha Podemos. Las de mayo se le han convertido en un barrera a superar. No ha querido unirse a IU en las comunidades para tirar en solitario en el camino hacia las generales. Hace unos meses reivindicó ese sueño. Ahora reflexionan sobre la estrategia, y núcleo duro de Podemos está en silencio.

En el Estado Español, ¿ha despertado la política o es ruido? Aunque la visibilidad en televisión es insólita, no se discuten modelos concretos. Ni territorial, ni el modelo económico, ni la monarquía.

Todo son interrogantes. Y nunca hubo tantos votantes indecisos según las encuestas. Por ejemplo, en Madrid, donde alcanzan  el 40 por ciento del electorado, lo que puede dar un vuelco a cualquiera .

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;