Publicidad
Cerrar

10/06/2015

12:37

Política

Ayuntamientos vascos

Así cambiará el mapa político municipal

IKER GÓMEZ | EITB.EUS

Tras días de intensas negociaciones, la foto completa se verá el sábado. A tres días de la constitución de ayuntamientos, son muchos los municipios que aún no conocen el color de su próximo gobierno.

  • Juan María Aburto, Eneko Goia, Javier Maroto y Joseba Asirón. EFE

    Juan María Aburto, Eneko Goia, Javier Maroto y Joseba Asirón. EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Han sido semanas de infarto para los partidos vascos. Negociaciones a contrarreloj, encuentros, desencuentros, reuniones y  guiños políticos que desembocarán en un profundo cambio del mapa municipal de Euskal Herria. La foto completa la veremos este sábado, día en el que se constituirán los Ayuntamientos en Hego Euskal Herria. A pesar de que la corta distancia, las formaciones políticas apuran los plazos y son muchos los municipios que aún no conocen el color de su próximo gobierno local.

Bizkaia

El 24-M dejó una Bizkaia aún más jeltzale, otorgando la mayoría absoluta al PNV en 48 consistorios, entre ellos los de Sestao, Lezama, Gernika o Loiu. EH Bildu es la segunda fuerza en el Territorio, y gobernará con más del 50% de los concejales en un total de 25 municipios (Igorre, Larrabetzu, Otxandio, Lemoa…). El PSE-EE perdió su bastión, Barakaldo, donde gobernarán los jeltzales, aunque conservará Portugalete y Ermua, previsiblemente con el apoyo del PNV. Las plataformas vecinales y formaciones independientes se han hecho un hueco logrando, en total, 190 representantes, y condicionarán los gobiernos municipales en varias localidades.

En Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV) sigue negociando "con todos los partidos", aunque reconoce que su prioridad es el PSE-EE de cara a recabar apoyos. Fuera de los municipios en los que los Gobiernos están claros, la duda se cierne sobre una veintena de pueblos, que siguen muy de cerca las negociaciones entre PNV y PSE. Jeltzales y socialistas podrían pactar gobiernos de coalición en importantes municipios como Basauri, Galdakao, Leioa, Erandio, Santurtzi, Amorebieta, Arrigorriaga, Balmaseda, Mungia o Erandio.

Por su parte, EH Bildu y distintas plataformas vecinales podrían arrebatar sus mayorías al PNV en pueblos como Bakio (donde la plataforma Bakio Bai ya ha anunciado que apoyará al candidato de Bildu), Artea, Busturia o Plentzia (aquí una plataforma vecinal ha sido la encargada de regir en la última legislatura).

Gipuzkoa

En Gipuzkoa, el importante retroceso de EH Bildu (perdió 17 municipios de un plumazo) deja un panorama radicalmente distinto al de hace cuatro años. Por aquel entonces, el descalabro lo vivió el PNV, que entre 2011 y 2015 solo ha gobernado en cinco municipios de Gipuzkoa. El 24 de mayo las urnas les convirtieron en la fuerza más votada en 23 ayuntamientos, entre ellos el de Donostia, donde Eneko Goia gobernará con el previsible apoyo del PSE-EE. Hay que recordar que el PNV ha pasado 28 años en la oposición en el Ayuntamiento de Donostia.

El acuerdo con los socialistas también podría llegar a buen puerto en Arrasate, Bergara o Aretxabaleta, donde regirá el PNV, y en Eibar, Irun, Lasarte-Oria y Pasaia, en los que la alcaldía recaerá en los socialistas.

Al margen de estos municipios, la lupa informativa se posará también en Andoain, Soraluce y Astigarraga. En estos tres pueblos, EH Bildu fue la lista más votada, pero una unión PNV-PSE-EE podría arrebatar estas tres alcaldías a la coalición abertzale.

Araba

En Araba, prácticamente toda la atención se centra en saber quién se convertirá en alcalde de Vitoria-Gasteiz. Aunque el popular Javier Maroto fue el claro vencedor en las urnas (logró 9 de los 27 concejales), una  unión de los partidos de la oposición podría desbancaría al regidor del PP en la próxima legislatura. Maroto se mostró tranquilo tras su victoria electoral, afirmando que los principales partidos de la oposición se negarían a desbancarlo, pero, con el paso de los días, esa convicción se ha ido desinflando. Las reuniones entre partidos continúan, y hay dos opciones de cara al sábado: que el PP logre pactar con el PNV para que Maroto repita mandato y los jeltzales gobiernen cómodamente la Diputación, o que los grupos de la oposición desbanquen a Maroto, y Gorka Urtaran (PNV) acceda a la alcaldía con los votos de EH Bildu.

A la espera de lo que ocurra, la oferta de los populares también incluye los gobiernos municipales de Artziniega (ganó EH Bildu, pero la unión PNV-PP desbancaría a la coalición) y Oyón (el popular Rubén Garrido repetiría en el cargo). En Navaridas, el PNV deberá elegir si apoya al PP o a una candidatura independiente, y en Laguardia, los populares deberán conquistar al PNV, tras recibir el portazo de Ciudadanos. EH Bildu, por su parte, tiene la llave en Lapuebla de La Barca, donde PNV y una candidatura independiente empataron a tres concejales.

La coalición abertzale tiene casi asegurado gobernar en Laudio, y el PNV, por su parte, gobernará casi con total seguridad en Amurrio, aunque ni a uno ni a otro les dan las cuentas.

Los socialistas aspiran a gobernar en Nanclares de la Oca, aunque sería necesario el apoyo del PNV. Además, el PSE-EE será clave en Samaniego, donde PNV y EH Bildu obtuvieron el mismo número de concejales.

Navarra

El de Navarra es, sin duda, uno de los puntos calientes a nivel del Estado, tanto por el cambio de Gobierno, como por la unión de Geroa Bai, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra para desbancar a UPN de los principales ayuntamientos navarros. Así las cosas, y si la unión entre Geroa Bai y EH Bildu llega a buen puerto, el partido regionalista no tendría ninguna alcaldía en los municipios más poblados de Navarra.

Es el caso de Pamplona, que por primera vez en la historia contará con un alcalde abertzale. Gobernará Joseba Asiron (EH Bildu), con el apoyo de Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra. En total, catorce votos, frente a los diez concejales logrados por UPN, en la alcaldía desde 1999.

En Tudela, UPN fue la fuerza más votada, pero empató a concejales con Izquierda-Ezkerra, cuyo alcaldable podría convertirse en el nuevo primer edil gracias a un pacto con el resto de fuerzas.

En Barañain y Estella, la alianza entre EH Bildu y Geroa Bai daría la alcaldía a la coalición abertzale, una situación que también se reproduciría en Tafalla y Ansoain (aquí, EH BIldu pactará con I-E).

En Burlada, la plataforma Burlata Aldautuz será la encarga a de gobernar, y en Zizur Mayor, Geroa Bai se hará con el gobierno municipal gracias a un acuerdo.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;