Cerrar

Política

'caso Alsasua'

La madre de Adur dice que él estaba en casa cuando llegaron y que no volvió a salir

EITB.EUS

Isabel Pozueta ha declarado que el acusado vestía aquella noche una camiseta negra, y que no se cambió de ropa. El alcalde de Alsasua ha denunciado "desproporción judicial".

Euskaraz irakurri: Adur etxean zegoen heldu zirenean eta ez zen berriro atera, bere amaren arabera

El juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por el 'caso Alsasua' ha llegado este viernes a su quinta jornada, con la declaración de 24 testigos citados por la defensa.

La sesión ha comenzado a las 10:00 horas. Los primeros cinco testigos, amigos todos ellos de varios de los acusados, han corroborado la versión que dieron los ochos jóvenes durante el primer día del juicio.

Posteriormente, ha comparecido la madre de uno de los acusados, Adur Ramírez de Alda, Isabel Pozueta. La mujer, que ha declarado en calidad de testigo a propuesta de la defensa, ha contado que aquella noche salió con su marido y su hermana al partido de pelota, y que con posterioridad estuvieron tomando algo en dos bares.

Según ha relatado, tanto su hermana como ella tenían compromisos al día siguiente, se fueron a casa sobre las 02:15-02:30 horas. Allí se encontraron con Adur, que se disponía a acostarse.

Pozueta ha protagonizado uno de los momentos más emotivos del juicio, cuando le han permitido dar un abrazo a su hijo:

 

 

El alcalde de Alsasua, Javier Ollo, ha negado que en esa localidad haya un clima de terrorismo latente o violencia callejera y ha denunciado la "desproporción judicial" con que se ha tratado este asunto.

El primer edil ha declarado también como testigo a petición de las defensas. Ollo ha explicado que lo primero que hizo el Ayuntamiento fue una declaración solidarizándose con las víctimas y luego centró su atención en los acusados y sus familias "debido a la desproporción judicial que se ha producido en este caso".

"Al final -ha añadido acto seguido- todas las personas implicadas en esos desgraciados hechos lo están pasando realmente mal".

Según ha relatado, en su municipio no existe un clima de terrorismo: "La realidad social de Alsasua en estos momentos es mucho mejor que 10 o 15 años atrás" porque se han dado "muchos pasos en pro de la convivencia".

 

El alcalde de Alsasua denuncia "desproporción judicial"

 

En su opinión, algunos medios de comunicación han "trasladado una imagen de Alsasua de un municipio prácticamente en confrontación diaria y no es así", sino que "es un pueblo muy plural y se convive en esa pluralidad".

Él, ha dicho, acudió a la manifestación en Pamplona del pasado sábado con el lema "Justicia. No es terrorismo", aunque ha apuntado que no por solidaridad con los acusados, sino porque pedía "proporcionalidad en el tratamiento de los hechos".

También ha declarado un bombero que acudió cuando ya estaban allí los policías forales y ha dicho que se encontró con el teniente de la Guardia Civil en el suelo herido y a "un conjunto de personas a unos 10 o 15 metros".

El bombero ha explicado que la pareja del teniente les informó: "el hombre no decía nada. Ella se encontraba bien, pero estaba nerviosa". Inmovilizaron el tobillo del teniente con una férula. "El agente presentaba un corte de menos de un centímetro en el labio", ha agregado.

Según el bombero, avisaron a SOS Navarra y se llevaron al herido al centro de salud, donde le vio u médico y una enfermera. "Nadie más nos pidió ayuda", ha asegurado. "El sargento no pidió ayuda, y su chica tampoco", ha recordado. En el traslado, "el teniente lloraba, se quejaba de la pierna, no tenía nada más", ha remarcado.

 

La Sala ha admitido como pruebas dos grabaciones de vídeos que previamente había rechazado

 

Por último, el bombero ha declarado que "el parte no fue admitido como prueba". "No administramos nada al herido. Somos socorristas, no entramos al centro de salud, y si hay que darle algo, lo valora el médico", ha dicho.

Por otro lado, a petición de las defensas, la Sala ha admitido como pruebas dos grabaciones de vídeos que previamente había rechazado. Se trata de la retransmisión de ETB del partido de pelota en el frontón Burunda, en el que se ve a Adur Ramírez de Alda vistiendo una camiseta negra. La acusación señala que vestía una camiseta roja cuando agredió al teniente y a su novia.

También se ha admitido como prueba el vídeo que grabó Iñaki Abad en el exterior del bar Koxka. Este ha declarado que el sargento le quitó el móvil de "un manotazo".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto