Publicidad
Cerrar

15/01/2021

20:09

Sociedad

Crimen en Aizarnazabal

La jueza envía a prisión a los dos arrestados por la muerte de Aintzane Pujana

AGENCIAS | EITB MEDIA

Los acusados por el homicidio de Aintzane Pujana son un hombre de 24 años y una mujer de 23, que residían temporalmente en el agroturismo de Aizarnazabal.

1:33
Detención en Aizarnazabal. Imagen: Ertzaintza
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La pareja, un hombre de 24 años y una mujer de 23 años, detenida por el asesinato de la donostiarra Aintzane Pujana en la localidad guipuzcoana de Aizarnazabal ha ingresado en prisión tras declarar ante la jueza que lleva el caso, según ha informado el departamento de Seguridad este viernes.

El cuerpo sin vida de Aintzane Pujana fue localizado sobre las 11:00 horas del 4 de enero por unos operarios que estaban trabajando en una zona de matorrales cerca del río Urola a su paso por Aizarnazabal.

La Ertzaintza detuvo la mañana del martes 12 de enero a estas dos personas en la localidad de Aizarnazabal, donde residían temporalmente, como presuntos autores del homicidio de Aintzane Pujana.

Los detenidos fueron trasladados a la comisaría de Urola-Kosta y, esta mañana, han sido puestos a disposición judicial ante la jueza instructora de la investigación, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Azpeitia, que ha decretado el ingreso en prisión preventiva de ambos.

Según explica el departamento de Seguridad, la investigación apunta, a que este homicidio y el posterior abandono del cuerpo se pudieron materializar durante las primeras horas de la madrugada del sábado 2 de enero de 2021.

La hipótesis principal que maneja la Ertzaintza es que el desencadenante de la agresión pudo ser una fuerte discusión entre la víctima y la pareja que se inició sobre las 23:30 horas del día 1 de enero de 2020. Se cree que el apuñalamiento se produjo en la vivienda donde residían.

La pareja trató de eliminar las pruebas limpiando el vehículo y la vivienda

El equipo que ha llevado esta investigación cree que, tras cometer presuntamente el homicidio y abandonar el cadáver, los ahora detenidos estuvieron circulando a bordo de su vehículo por diferentes puntos de la costa guipuzcoana con el objetivo de deshacerse de prendas y otros efectos que pudieran relacionarlos con el homicidio.

Entonces una identificación rutinaria llevada a cabo por parte de una patrulla de Protección Ciudadana de la Ertzaintza en un paraje sito entre las localidades de Zumaia y Getaria impidió a los sospechosos tiraran los objetos que portaban.

A pesar de esta identificación, los dos presuntos autores continuaron desplazándose por diferentes poblaciones del interior de Gipuzkoa durante la mañana del día 2 de enero de 2020, entre ellas, Tolosa.

La investigación ha concluido que, una vez en Tolosa, la pareja adquirió varios productos de limpieza en un supermercado de la citada localidad, tales como lejía, amoniaco, servilletas de papel y toallitas húmedas, que posteriormente utilizaron para la realización de una limpieza exhaustiva del turismo en el que viajaban y que habría sido utilizado para el traslado del cuerpo de la víctima hasta el lugar donde fue hallado finalmente, dos días después, en el barrio Etxabe de Aizarnazabal.

De la misma manera, existen indicios de la realización de labores de limpieza por los detenidos de las diferentes estancias del apartamento con el objetivo de destruir cualquier prueba del delito.

La Ertzaintza ha recalcado que las personas identificadas en ese mismo alojamiento rural con motivo de la celebración de una fiesta en nochevieja no tienen nada que ver con estos hechos.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto