Publicidad
Cerrar

26/03/2021

16:18

Sociedad

SENTENCIA PEDOFILIA

Condenado a 30 años de cárcel por abusar de menores

O. P. | EITB MEDIA

La Policía había encontrado en su domicilio material de contenido pornográfico con menores, en algunas de ellas con la intervención del encausado, un vecino de Tudela de 40 años.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra ha condenado a 30 años de prisión a un vecino de Tudela como autor de tres delitos de abuso sexual a menores de 13 años, un delito de utilización de menores para la elaboración de material pornográfico y un delito de posesión de pornografía infantil. 

El procedimiento judicial comenzó el 14 de junio de 2016, cuando el acusado dejó olvidado en un banco de Tudela un bolso que contenía una memoria USB y dos tarjetas SD, así como documentación personal. Una mujer lo llevó a dependencias de la Guardia Civil y allí el agente que revisó la documentación avisó a la Policía Local para proporcionarle la información, como es práctica habitual con los objetos perdidos, y realizó una copia "de salvaguarda o de seguridad" de la memoria USB y las tarjetas.

Después de que el acusado recogiera sus enseres, un agente de la Guardia Civil procedió a visionar la copia de seguridad, hallando imágenes de contenido pornográfico con menores, en algunas de ellas con la intervención del encausado.

Ese mismo día el Juzgado de Primera Instancia de Tudela dictó un auto de entrada y registro en el domicilio del investigado "al objeto de poder encontrar efectos e instrumentos del delito de agresión sexual, pornografía infantil y cualquier otro contra libertad e indemnidad sexual". 

En este registro el acusado facilitó de forma voluntaria la memoria USB y las dos tarjetas SD que había perdido y los agentes se incautaron además de diverso material informático (ordenadores, teléfonos, discos duros, CDs, DVDs y memorias digitales).

Esta sentencia se ha dictado después de dos sentencias previas que habían resultado absolutorias, al entender que todas las diligencias de investigación se derivaron "directa y sucesivamente" del visionado de la copia de salvaguarda, lo cual comprometía el derecho a la intimidad del encausado, anulando así toda validez de las pruebas inculpatorias.

Esta vez la sentencia ha venido tras valorar las imágenes y los vídeos de los dispositivos electrónicos incautados en un registro domiciliario posterior autorizado en el que se halló material pedófilo, lo cual suponía un nuevo punto de partida para el procedimiento. "Una cosa es la ilegitimidad del primer examen de la memoria USB incautada y otra distinta la persistencia del acusado en mantener material que pudiera constituir prueba de los delitos de pornografía infantil y abuso sexual a menores que se le imputan", recoge la sentencia del TSJN.

La Sección Segunda de la Audiencia ha impuesto al inculpado 30 años de prisión y una indemnización para las víctimas menores de edad con 5000 euros a cada una de ellas. 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto