Cerrar

01/06/2021

15:18

Sociedad

Navarra

El jurado declara culpables de asesinato a 2 de los acusados por el crimen de Cáseda

EITB MEDIA | AGENCIAS

El jurado considera que el padre cometió los tres asesinatos, con la cooperación de su hijo menor, mientras declara inocente a su hijo mayor.

  • Una sesión del juicio por el triple crimen de Cáseda.

    Una sesión del juicio por el triple crimen de Cáseda. Foto de archivo: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El jurado popular constituido en el juicio por el triple crimen cometido en la localidad navarra de Cáseda en 2018 considera que el hombre de 53 años que hizo los disparos de escopeta es autor de un delito de asesinato, al igual que su hijo Emilio, mientras que ha declarado inocente a su hijo Juan Carlos.

Las víctimas son Fermín J.E., de 50 años, y dos de sus hijos, José Antonio y Cristian, de 20 y 17 años, quienes fallecieron en una calle de Cáseda a consecuencia de los disparos de escopeta recibidos a corta distancia.

Los fallecidos eran el padre y dos hermanos de un vecino del pueblo, Julián, que fueron tiroteados por Juan Carlos J., de 53 años, padre de su mujer Amparo, quien estuvo acompañado por dos hermanos de la misma, Juan Carlos y Emilio, de 22 y 17 años en aquel momento. El motivo de la disputa fue una ruptura conyugal y un posterior intento de reconciliación de los jóvenes.

Juan Carlos padre ha sido declarado culpable del asesinato al disparar una escopeta de forma súbita y sorpresiva sin que existiera ninguna posibilidad de defensa para las personas agredidas.

Emilio ha sido declarado culpable de cooperar "de un modo relevante" en la muerte de las tres víctimas "atendiendo al requerimiento de su padre" para que sacara el arma del interior del coche "sabiendo que estaba cargada con al menos cuatro cartuchos del calibre 12" y permitiendo que su padre "la cogiera de sus manos después de haber encañonado con la misma a Julián".

Juan Carlos hijo ha sido declarado inocente al no ver probado el jurado que interviniera en los preparativos para que la escopeta estuviera cargada con munición apta para causar la muerte de personas y en disposición de uso.

Asimismo, el jurado ha considerado culpable a Juan Carlos padre de dar "un bofetón en la cara a su yerno Julián" y a Juan Carlos hijo de causar a éste "contusiones faciales que requirieron una primera asistencia".

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;