Cerrar

27/10/2021

12:01

Sociedad

Observatorio Vasco del Juego

El juego problemático aumenta entre la juventud con el auge de las modalidades online

O.P. | Eitb Media

El informe de 'Prevalencia, hábitos y perfiles de las personas jugadoras en Euskadi', publicado por el Observatorio Vasco del Juego, muestra que 7 de cada 10 personas adultas de la CAV ha jugado al menos una vez en el último año y el 2% ha tenido algún tipo de problemática vinculada con el juego.

  • Un chico frente al ordenador.

    Un chico frente al ordenador.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El porcentaje de la juventud con problemas con el juego aumenta debido, principalmente, a las modalidades online de apuestas. Además, 7 de cada 10 personas adultas de la CAV ha jugado o apostado al menos una vez en el último año y 2 de cada 100 tiene o ha tenido algún tipo de problemática vinculada con el juego. 

Son algunos datos extraídos del extenso informe sobre la Prevalencia, hábitos y perfiles de las personas jugadoras en Euskadi, publicado por el Observatorio Vasco del Juego, un estudio que tiene como base un total de 1200 encuestas personales realizadas a domicilio entre septiembre y octubre del 2020 a personas mayores de 18 de la CAV.

Así, los datos muestran claramente que el juego está muy extendido y enraizado en la cultura popular, aunque los resultados sugieren que, en la gran mayoría de los casos, se trata de un pasatiempo lúdico que no lleva aparejada ninguna problemática.

El 95,1 % de las personas jugadoras dedican menos de una hora a la semana al juego, en cambio, el 4,9 % pasa entre 1 y 3 horas. Además, el 95,2 % gastan menos de 50 euros mensuales, frente a un reducido pero significativo 4,8 % que gasta más de esa cifra.

La motivación para jugar proviene, principalmente de la posibilidad de ganar dinero (65,8 %). La tradición empuja a jugar al 18,6 %, y el 12,5 % lo hace por diversión.

El Observatorio recomienda poner especial atención en el colectivo de las personas jóvenes, en las que la presencia y la incidencia del juego están muy por encima de la media de la población. La razón parece ser que la juventud accede con más frecuencia a modalidades de juego relacionadas con un mayor capacidad de generar dependencia.

El 23,3 % de la juventud de la CAV invierte más de una hora semanal en el juego (4,9 % en la población general). Además el 3,3 % de la juventud entre 18 y 24 años gasta más de 100 euros mensuales (0,9 % en la población general), sin que ninguna de esas personas considere que gasta bastante, mucho o de manera excesiva.

Por todo ello, advierten de que, si la tendencia no cambia, con el paso de los años y las décadas, el volumen de población con problemáticas de juego en la CAV irá aumentando gradualmente.

Perfil de las personas jugadoras

Pese a que la mayoría de las personas considera el juego como un pasatiempo, la realidad es que, según la estimación del Observatorio Vasco del Juego, en 2020 había 4.480 personas para las que el juego era un problema patológico, acarreaba problemas a otras 2.195 y 11 715 estaban en riesgo de desarrollar algún tipo de problemática relacionada con el juego.

Con el objetivo de esclarecer el perfil de la persona jugadora, los expertos han analizado la relación entre las situaciones problemáticas con otra serie de factores, como el sexo, la situación económica o la tipología del juego.

En el caso de las personas con problemáticas de juego, la mayoría (85,5 %) tiene en su entorno familiar a alguien que tiene también problemas derivados del juego. Por ello, los expertos insisten en que el componente de 'herencia' familiar se convierte en un área de trabajo fundamental de cara a la intervención.

Desde la óptica del sexo de las personas jugadoras, se observa que los hombres juegan con mayor intensidad que las mujeres, pasan mayor tiempo, gastan más dinero y juegan a más juegos. Además, se inician en el juego antes, de hecho, el 35,8 % lo hizo siendo aún menor de edad. Los expertos encuentran la explicación en la estructura histórica del género: mayor acceso y control sobre el dinero o  conductas vinculadas culturalmente con el género masculino (búsqueda del riesgo, adrenalina, emoción, peligro).

La variante de situación económica de las personas jugadoras también indica que, a peor situación económica, mayor es el riesgo de desarrollar problemas con el juego. La esperanza de ganar dinero lleva a estar personas a probar suerte, gastando más y jugando compulsivamente, generando así problemas aún mayores en el aspecto económico.  

Por otra parte, los datos evidencian que ciertas modalidades de juego son susceptibles de crear más problemas. El ejemplo más llamativo es el del póquer online. Sólo el 0,1 % de los jugadores juegan a esta modalidad, pero la mitad de ellas (50 %) tiene o ha tenido un juego problemático. En el otro extremo estaría la Lotería Nacional o la Primitiva a la que juegan el 40 % del total de personas jugadoras; en este caso solo algo más del 2 % han tenido un juego problemático.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;