Cerrar

Sociedad

ENTREVISTA

Galarraga: "La vacuna más eficaz para prevenir las zoonosis es cuidar el medio ambiente"

IDOIA ALBERDI ETXANIZ | EITB MEDIA

A los virus de origen animal "se les están abriendo las puertas de par en par para que se muevan y se expandan sin control”. En palabras de la divulgadora científica Ana Galarraga, "la pérdida de biodiversidad es incesante" con lo que "los casos de zoonosis se propagarán exponencialmente".

  • Ana Galarraga, divulgadora científica de Elhuyar, en una imagen de archivo.

    Ana Galarraga, divulgadora científica de Elhuyar, en una imagen de archivo.

Euskaraz irakurri: Galarraga: "Zoonosiei aurre egiteko txertorik onena ingurumena zaintzea da"

La covid-19 puso nuevamente en primer plano las zoonosis — las enfermedades que pasan de animales a humanos —, y ahora, es la viruela del mono la que está acaparando los titulares de numerosos medios. Pero las zoonosis no son nada nuevo. Actualmente, existen más de 1,7 millones de virus de origen animal de los cuales miles y miles llevan años expandiéndose entre los seres humanos.  El 70 % de las enfermedades infecciosas que afectan a la humanidad tienen origen animal. Los mecanismos para la transmisión son muchos y complejos, pero los expertos lo tienen muy claro: la pérdida de biodiversidad incrementa el riesgo de propagación de este tipo de enfermedades. Los virus de origen animal se encuentran cada vez con menos muros de contención.

Los patógenos zoonóticos pueden ser virus, bacterias o parásitos que se propagan entre los humanos por contacto directo con los animales infectados o a través de los alimentos o el medio ambiente. De ahí que la comunicadora científica de la Fundación Elhuyar Ana Galarraga Aiestaran (Zarautz, Gipuzkoa, 1970) haga hincapié en la necesidad de aplicar la estrategia One Health o "Una sola salud" de vigilancia genómica para prevenir pandemias. Se trata de una estrategia que busca aumentar la colaboración interdisciplinar en el cuidado de la salud de las personas, los animales y el medio ambiente. Sería la forma más eficaz, según Galarraga, para detectar los riesgos y abordarlos rápidamente. 

· Expertos de todo el mundo llevan décadas insistiendo en que se deben adoptar cuanto antes medidas para prevenir las enfermedades de origen animal, pero parece que las alarmas no se encendieron hasta que llegó la covid-19.       

Es muy simple entender lo que está pasando. Cada vez hay más riesgo de que los virus y las bacterias de origen animal lleguen a los seres humanos. Se están destruyendo incesantemente las barreras de protección entre los animales y la especie humana. Los factores que están provocando esta situación son muchos, pero la principal, sin lugar a dudas, es la destrucción del medio ambiente. Pongamos un ejemplo: determinados tipos de insectos a día de hoy se desplazan de un lugar a otro con total facilidad, están llegado a lugares que antes eran impensables debido a las características climáticas. Son los transmisores del virus del Zika, la fiebre del Nilo y otros muchos. Están acaparando nuevos espacios y las enfermedades se están propagando.

El uso que le estamos dando a la tierra también repercute directamente en la transmisión de las zoonosis. Cada vez se explotan más tierras para la agricultura o la producción ganadera, se destruyen zonas naturales y los animales que viven en esos espacios quedan totalmente desprotegidos y en muy malas condiciones. Es mucho más fácil que estos animales enfermen y, a su vez, nosotros no tenemos esa barrera de protección que teníamos antes, esa biodiversidad. Por lo tanto, el virus tiene las puertas abiertas de par en par para llegar de animales a humanos

·  La globalización, desde una perspectiva económica, ha supuesto la eliminación de muchas de las barreras existentes y la movilidad humana es también cada vez mayor.

Sin lugar a dudas es otro de los condicionantes clave para la propagación de este tipo de virus. Con la globalización los riesgos se agravan exponencialmente. El ser humano se está moviendo incesantemente, millones y millones de personas viajan de un país a otro cada día. ¿Qué es lo que ha ocurrido con la viruela del mono? Se trata de una enfermedad endémica que existe en África desde hace muchos años. En países como Congo es una enfermedad muy conocida, pero ahora, de repente, cuando ha llegado a Europa, se han encendido todas las alarmas. La movilidad humana ha sido la que ha llevado en este caso la enfermedad de un país a otro.

·  Y siguiendo con esta cadena de factores, la evolución de la industria alimentaria que ha apostado por métodos intensivos, ¿En qué medida afecta?

La agricultura intensiva es una de los tipos de agricultura más conocidos en todo el planeta. Este tipo de agricultura emplea métodos y herramientas para obtener una producción en masa de productos agrícolas. Somos muchos, nos movemos mucho y hemos creado sistemas rápidos de alimentación. Hemos creado macrogranjas en las que las condiciones sanitarias de los animales no son buenas. Los animales que estamos criando para la alimentación enferman más fácilmente, la transmisión de enfermedades en esos espacios es más fácil y las mutaciones no cesan. Esta es la realidad. Estamos dando cada vez más oportunidades a los virus para que salten a los humanos.

Los expertos que más han analizado este tema llevan tiempo diciendo cuál es la única vía para combatir las zoonosis: la estrategia denominada One Health. La estrategia consiste en cuidar al mismo tiempo la salud del medio ambiente, de los animales y de las personas. Está claro que hay que invertir en la prevención.  Es decir, la mejor vacuna para combatir las zoonosis es cuidar el medio ambiente. Pero, ¿qué ocurre? Lo que se invierte en prevención no se ve, nos alarmamos cuando empezamos a sufrir las consecuencias.

 ·  A todo esto se le suma que la población comercia con animales salvajes, en la mayoría de los casos ilegalmente.

La compraventa de animales salvajes también tiene un efecto directo. Se trata de un mercado encubierto, de compraventas ilegales que se realizan sin ningún tipo de control en la mayoría de los casos. Es una práctica habitual en muchos países de África y Asia que mueve mucho dinero y genera un peligro enorme en la propagación de virus de origen animal.

 ·   Llegados a este punto, con una pérdida de biodiversidad incalculable, ¿Estaríamos ante una situación irreversible?

Al igual que en el resto de ámbitos, la clave está en la investigación, ya que cuanto más sepamos sobre las enfermedades, más fácil será afrontarlas. Hace falta inversión para poder trabajar en la prevención. Nos preocupamos cuando la enfermedad está entre los humanos, y en ese punto ya es tarde. Hacen falta políticas eficaces orientadas a la prevención. Con la covid se ha visto claramente.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto