Cerrar

Sociedad

Soziolinguistika klusterra

El uso del euskera se ha "rejuvenecido"

Eriz Lotina | EiTB Media

Han dado a conocer los resultados del estudio sobre utilización de las lenguas en 2021. Según el informe, el euskera ha logrado invertir la pirámide de edad: menores y jóvenes son quienes más lo utilizan, y adultos y mayores los que menos. Pero solo una de cada ocho personas lo habla en la calle.

  • Resultados del estudio sobre utilización de las lenguas en 2021. Foto de archivo: EFE

    Resultados del estudio sobre utilización de las lenguas en 2021. Foto de archivo: EFE

Euskaraz irakurri: Euskararen erabilera "gaztetu" egin da

La transmisión del euskera se ha extendido mucho en las últimas décadas. Por ejemplo, miles de menores y jóvenes se han euskaldunizado en los centros educativos. A pesar de que la pirámide de edad muestra un claro envejecimiento de la sociedad, se puede decir que el uso del euskera "se ha rejuvenecido", según un estudio de Soziolinguistika Klusterra.

El centro para el impulso del euskera ha dado a conocer los resultados del estudio sobre utilización de las lenguas en 2021. Es la octava edición de la investigación, que comenzó a realizarse en 1989. Un total de 336 profesionales ha recabado datos por todo Euskal Herria, concretamente, en 145 municipios.

Según el informe, el euskera ha logrado invertir la pirámide de edad: menores y jóvenes son quienes más lo utilizan, y adultos y mayores los que menos.

En opinión de los autores del trabajo, el cambio de ese orden supone "un gran logro social". De hecho, esa lógica impera en los procesos de desaparición de la mayoría de lenguas minorizadas del mundo y de Europa, sobre todo en su uso: los mayores son las que más la utilizan y los jóvenes los que menos. Por ello, el euskera se encuentra, cualitativamente, en la "situación más favorable" para su revitalización, teniendo en cuenta que el relevo generacional parece garantizado.

Desde 1989, el uso del euskera en la calle ha subido en todas las franjas de edad (especialmente, entre los menores y jóvenes), salvo entre los mayores. La juventud (25-44 años) utiliza más el euskera que los adultos (45-65 años). En todos los territorios vascos, los menores son los que hacen mayor uso de la lengua vasca; por el contrario, los mayores los que menos.

Es más, la mera presencia de un interlocutor menor en la conversación hace que el uso del euskera se duplique o triplique en todos los territorios. En los diálogos entre los más pequeños, la tendencia negativa se ha roto, y en los últimos cinco años se ha incrementado el uso de la lengua vasca.

Además, ser padres o madres e interactuar con niños, en muchas ocasiones, fortalece la conciencia y practica con respecto al euskera. En ese sentido, sigue vigente la pauta social que impulsa a comunicarse en euskera en conversaciones entre adultos y menores.

Uno de cada ocho ciudadanos conversa en euskera

Sin embargo, en las calles de Euskal Herria, solo uno de cada ocho personas habla en euskera; la mayoría de las conversaciones en Hegoalde son en castellano, y en Iparralde en francés.

Por lo tanto, los diálogos en euskera son una minoría. La lengua vasca es un idioma minoritario, utilizado por una minoría; pero, sobre todo, minorizada y mermada, ha recalcado el informe.

Así las cosas, el estudio resuelve que el euskera se encuentra en una situación de vulnerabilidad, ya que tan solo una minoría lo domina en el territorio. Sin embargo, la presencia de la lengua vasca no ha sufrido ningún cambio significativo, porque no ha perdido presencia en la calle.

En lo que respecta al uso de otras lenguas extranjeras, en Álava es donde más se hablan (4,6 %), al mismo nivel que el euskera.

Disminuye su uso en la zona más euskaldun

Gipuzkoa es el territorio histórico en el que más se utiliza (31 %); en segundo lugar, Bizkaia, con un 9 % de uso; y un 5-6 % en Álava, Baja Navarra y Iparralde.

En los últimos cinco años es reseñable el descenso del uso del euskera en las zonas más euskaldunes. Así, en lugares donde su conocimiento está más extendido su uso ha disminuido en la calle, cayendo a niveles de 2011; patrón que se repite en zonas de Zuberoa y Baja Navarra.

En Donostia-San Sebastián, la utilización de la lengua vasca es de un 15,3 %, y las demás capitales en torno al 2,5-4 %. Es reseñable, en la clasificación de las capitales, el segundo puesto que ocupa Vitoria-Gasteiz, ya que Álava ostenta lo menores índices de uso, pero en los últimos 10 años la utilización del euskera ha aumentado en las calles de la capital alavesa.

Desde 1993 el uso del euskera ha subido en los municipios en los que hace 30 años los euskaldunes estaban por debajo del 75 %. Mientras que las zonas castellanoparlantes se han ido euskaldunizando, los lugares euskaldunes se han castellanizado.

Ciertamente, en enclaves donde hace unas décadas no se escuchaba euskera, el uso de la lengua vasca ha crecido. A pesar de ello, en las grandes urbes y otros ámbitos geográficos su utilización continúa siendo muy baja. Además, en las zonas más euskaldunas su uso también ha descendido; pueblos medianos y pequeños pertenecen a ese ámbito.

Extranjeros y presencia de otros idiomas

Finalmente, en lo que respecta a los ciudadanos de origen extranjero, hay que tener en cuenta que en los últimos 20 años han triplicado y cuadruplicado su peso en la población de Navarra y la CAV, respectivamente. En la actualidad suponen el 10-16 % de la población en los territorios de Hegoalde. A pesar del crecimiento en el número de foráneos, la utilización de otras lenguas se mantiene estable.

Donde más se deja notar la presencia de otras lenguas es en las capitales. Así, en Baiona, Vitoria-Gasteiz y Bilbao el uso de otros idiomas, que no sean euskera, castellano y francés, es más alto que el de la lengua vasca.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto