Publicidad
Cerrar

28/06/2021

13:04

Boulevard

Transexualidad

Rubén: "El tránsito salva muchas vidas, podría haber acabado como Ekai"

O.V. | EITB Media

Ante la aprobación de la Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans, Bea Sever, Naizen, señala que el PSOE no les ha tenido en cuenta "para nada" tras 3 meses de trabajo.

  • Agurtzane y Rubén

    Agurtzane y Rubén

    15:13 min
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

La nueva Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans permitirá que los mayores de 14 años puedan cambiar su sexo en el DNI sin informe médico. Es decir, se reconoce la libre autodeterminación de género, pero Bea Sever, Naizen, ha mostrado su disconformidad con la ley porque el tema trans ha quedado "reducido a un tema de registro".

Tras 3 meses de reuniones con el Ministerio de Igualdad entre todos los colectivos trans a nivel estatal y expertos en el tema se elaboró "un anteproyecto en consenso y no ha servido para nada" ha explicado Bea Sever en "Boulevard Informativo" de Radio Euskadi. La portavoz de la asociación Naizen, asociación de familias de menores transexuales, ha explicado que hasta ahora se estaban consiguiendo "cambios de sexo y de nombre en los registros a partir de 11 años" basándose en una sentencia del Tribunal Constitucional, por lo cual, en el ámbito de los menores transexuales "esta ley es un paso atrás". De hecho, en el 2017 el PSOE impulso una modificación de la Ley del Registro "mucho más avanzada".

En este caso la negociación se ha llevado entre los dos socios de gobierno, PSOE y Unidas Podemos, y Bea Sever declara que no pueden aceptar una ley "que se va a caducar el día después". Se pregunta qué sentido tiene que un menor que ya ha superado el tránsito no pueda cambiar su documentación hasta los 14 años, y más teniendo en cuenta que "hay una generación que está haciendo el tránsito con 3, 4 o 5 años".

Rubén Montes, un joven de 17 años que lleva desde diciembre recibiendo tratamiento hormonal, ha explicado que se encuentra "mejor que nunca" y que por primera vez puede vivir una vida que se le ha negado. Rubén se dio cuenta desde muy pequeño que su sexo asignado no se correspondía al verdadero y con 11 años lo dijo en casa, cuando conoció "la posibilidad de ser transexual". Al salir del armario Rubén dejó de sufrir. Durante su vida ha pasado por muchos momentos de depresión, llegando a autolesionarse, intentos de suicidio y sufrir bullying en el colegio. Cuando explicó delante de su clase por qué se llamaba Rubén, le aplaudieron incluso los que le hacían bullying "por haber salido y haberlo dicho". El tránsito "salva muchas vidas" ha declarado, "podría haber terminado como Ekai por no salir del armario".

Agurtzane, la madre de Rubén, explica que para ellos fue "un respiro" cuando Rubén les contó lo que le pasaba. Agurtzane buscó información inmediatamente, contactaron con Berdindu y les aclararon todas sus dudas.

Javier, el padre de Rubén, ha explicado que en su caso el tránsito ha sido "más o menos sencillo, porque ha habido muchos antes que nosotros y han abierto el camino, y porque han ocurrido desgracias como la de Ekai".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;