Publicidad
Cerrar

22/05/2021

14:16

Crónica del Fin de Semana

VACUNACIÓN SEGUNDA DOSIS

Las últimas decisiones sobre la vacuna de AstraZeneca a debate, en Radio Euskadi

PNV y PSE dicen que "todas las decisiones se basan en evidencias científicas", mientras que la oposición cree que los mensajes que está recibiendo la ciudadanía son confusos.

1:29
Segunda dosis para menores de 60
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

En la tertulia política de Radio Euskadi, los parlamentarios vascos han analizado el impacto de la pandemia de la covid-19 en Euskadi tras el anuncio de que la próxima semana se citará a las personas de colectivos esenciales menores de 60 años vacunadas con AstraZeneca para que reciban las segundas dosis de Pfizer, mientras que quienes quieran completar el proceso de vacunación con el antídoto de Oxford entrarán "en una agenda diferente".

Los partidos de la oposición han denunciado que se ponga en manos de los afectados la decisión de recibir una segunda dosis de AstraZeneca o cambiar a Pfizer. EH Bildu ha ido más allá y ha cuestionado si detrás de este cambio de criterio, podría estar la falta de suministro de AstraZeneca. Desde los partidos que sustentan el Gobierno Vasco, PNV y PSE, insisten en que el sistema sanitario vasco está preparado para adaptarse a estos cambios.

Por su parte, el parlamentario de EH Bildu Mikel Otero ha considerado que se asiste a una "ceremonia de la confusión", ya que se traslada una sensación de "dudas, improvisación y de falta de asumir responsabilidades que alimenta las dudas".

"Se está intentando dar a entender que todo se hace en base a la evidencia científica pero luego las decisiones no están tan claras. Hay intereses políticos, logísticos, de mercado y de suministro que se nos escapan. Al final, se ha llegado a una situación insólita en la que la decisión es de quienes toman las vacunas", ha criticado.

En la misma línea, el parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Iñigo Martínez ha insistido también en que los informes elaborados determinan que ambas vacunas "son seguras", aunque se ha optado por una de las dos -Pfizer- como prioritaria.

No obstante, ha reconocido que es "normal" la intranquilidad que cada uno sienta como consecuencia de los "mensajes contradictorios lanzados". "Sin embargo, el mensaje debe ser que la vacunación es segura y controlada toque la vacuna que toque", ha reiterado.

El portavoz parlamentario de PP+Cs, Carmelo Barrio, ha sostenido que "no se puede hablar mucho de tranquilidad" y ha calificado la situación generada de "espectáculo bastante lamentable por parte de las autoridades sanitarias".

Entre tanto, la parlamentaria del PNV Leixuri Arrizabalaga ha afirmado que la decisión finalmente adoptada se ha basado en "la evidencia científica y la seguridad", por lo que el mensaje a trasladar es "de tranquilidad", de tal forma que "la ciudadanía debe sentirse segura en cualquier caso".

Respecto a cómo puede condicionar la estrategia de vacunación que se da en Euskadi, Arrizabalaga ha reconocido que la decisión adoptada afecta a un total de 83.000 personas y, aunque hay 'stock' de vacunas para garantizar segundas dosis, ha reconocido que "afectará al ritmo que se podría retrasar".

Desde el PSE-EE, el portavoz parlamentario, Eneko Andueza, ha destacado que todas las instituciones deben hacer "un llamamiento a la tranquilidad".

Así, ha lamentado que "algunos partidos generen ruido e incertidumbre por que está todo bajo control". A su juicio, el sistema está "preparado para asumir los cambios y los contratiempos pueden ser mínimos".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;