08:49

el tiempo

Entrevista

José Miguel Viñas: ''La gente era mucho más observadora del cielo''

Eider Fernandez

José Miguel Viñas habló con eitb.com sobre su nuevo libro: Introducción a la Meteorología. La ciencia del tiempo

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • telegram
  • Enviar

¿Quién no ha hablado nunca sobre el tiempo? Aunque la Meteorología es un tema muy técnico, José Miguel Viñas lo convierte en algo accesible y ameno, gracias a su libro Introducción a la Meteorología. La ciencia del tiempo. Viñas es físico del aire y comunicador científico, y este es su tercer libro.

eitb.com: ¿Por qué tiene tanto éxito el tema de la Meteorología?
José Miguel Viñas: El tiempo nos afecta a todos, sin excepción. Su carácter cambiante y en cierto modo imprevisible, a pesar de las predicciones, a menudo causa en nosotros sorpresa, expectación y no pocas veces miedo ante el despliegue de los elementos desatados del clima. Todo ello nos lleva a hablar con frecuencia del asunto en nuestras conversaciones cotidianas, condicionando nuestras vidas en no pocas ocasiones, desde los planes de fin de semana hasta los sustos que algunos episodios meteorológicos extremos nos deparan.

eitb.com: 75 capítulos, ¿hay tanto que decir sobre la Meteorología?
J.M.V.: El tema da para eso y para bastante más, ya que una de las cosas que se exploran en el libro son las múltiples conexiones que tiene la Meteorología con aspectos de lo más diversos de nuestra vida. No hay nada forzado por mi parte en esa búsqueda de relaciones íntimas del medio atmosférico con asuntos como la pintura, la música, la arquitectura o la literatura. El tiempo y sus constantes cambios ha sido una de las principales fuentes de inspiración de los artistas de todas las épocas, influyendo igualmente en todas las actividades humanas, tanto en las que tienen lugar al aire libre (agricultura, ganadería, aviación, ciertos deportes…) como, indirectamente, en las demás.


eitb.com: ''''Abril, aguas mil''''o ''''Hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo''''. Los refranes siguen teniendo éxito hoy en día, pero ¿tienen algo de cierto?
J.M.V.: El hecho de que hayan aguantado el paso del tiempo y sigamos empleándolos tras muchos siglos de uso ininterrumpido, es la prueba más evidente de su validez, si bien cada uno de ellos debe analizarse en el contexto adecuado, con los debidos matices y acotaciones. La experiencia de la gente de los pueblos, que antaño era la mayoría de la población, tiene su reflejo en el refranero meteorológico. Antes no se tenía acceso a una cantidad tan enorme de información meteorológica como en la actualidad, no había ni Meteosat ni espacios del tiempo en televisión, pero la gente era mucho más observadora del cielo, pues la vida le iba en ello. Conocer con antelación si iba o no a llover el día siguiente era de vital importancia para las labores agrícolas, por ejemplo.

eitb.com: La meteorología ha sido un factor decisivo en la historia desde los tiempos del Australopithecus Afarensis. Parece increíble.
J.M.V.: Así es; de hecho puede afirmarse que la civilización se ha movido siempre al compás de los vaivenes climáticos. La histórica alternancia de épocas frías y cálidas, de períodos de vacas gordas (lluvias generosas) y flacas (sequías), ha resultado determinante en el auge y la caída de no pocos imperios y culturas. Hoy en día, a pesar del grado de desarrollo tecnológico que hemos alcanzado, seguimos siendo muy vulnerables a los caprichos de la atmósfera, a pesar de contar con más medios que nunca para prever con antelación y detalle un episodio meteorológico destacado como unas lluvias torrenciales o un temporal de viento.

eitb.com: Hoy en día, el tiempo tiene voz y cara en los medios de comunicación ¿Desde cuándo forma parte de la actualidad diaria?
J.M.V.: Prácticamente desde los inicios de la prensa escrita, luego la radio, algo más tarde la televisión y finalmente Internet, la información meteorológica ha sido uno de los contenidos fijos en los medios . Ocurrió con los periódicos, que según fue avanzando el siglo XIX fueron incorporando dicha información. Luego, a principios del siglo XX, le tocó el turno a la radio, donde pronto se vio la utilidad de transmitir primero datos meteorológicos y posteriormente predicciones. Con la llegada de la televisión ocurrió algo similar, convirtiéndose los hombres y mujeres del tiempo en pocos años en uno de los iconos del medio, y con Internet hemos visto también cómo la información meteorológica ha ido pisando fuerte, siendo uno de los asuntos más buscados por los internautas.

eitb.com: ¿Somos muy exigentes con las predicciones?
J.M.V.: Nuestro nivel de exigencia ha ido creciendo paralelamente al cada vez mayor nivel de excelencia de los modelos numéricos de predicción con los que se elaboran los pronósticos. El problema en la actualidad es que la gente demanda predicciones a escala local cada vez a un mayor plazo, y eso exije superar los límites de predictibilidad (las reglas del juego de la predicción). Los modelos tienen todavía márgen de mejora, pero ello redundará en los pronósticos locales a corto y muy corto plazo, nunca a medio y largo plazo, que seguirán encerrando un elevado grado de incertidumbre. Los meteorólogos y comunicadores meteorológicos debemos educar a la población en este sentido. No se nos pueden exijir cosas imposibles.

Comentarios

  • Publicidad

    Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto