Maratón solidario 2022: 16 de diciembre recaudación para investigación del alzhéimer | EITB Maratoia

EiTB MARATOIA

09:24

EiTB MARATOIA

Proyecto solidario

Alzhéimer, la condena a no recordar

I. R. | EITB Media

Este año 2021 la enfermedad de Alzheimer ha sido la causa elegida por EITB Maratoia, y el Grupo ya ha puesto en marcha todos los medios a su alcance para fomentar la solidaridad e impulsar las investigaciones relacionadas con este ámbito.

  • Un joven sostiene las manos a una persona mayor. CC-BY freepik

    Un joven sostiene las manos a una persona mayor. CC-BY freepik

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • telegram
  • Enviar

El Grupo EITB ha organizado una vez más, por vigésima segunda vez, su campaña anual de solidaridad con el objetivo de concienciar a la sociedad vasca sobre problemas de gran relevancia social. Este año 2021 el proyecto EITB Maratoia ha elegido la enfermedad de Alzheimer y el Grupo ya ha puesto en marcha todos los medios a su alcance para fomentar la solidaridad e impulsar las investigaciones relacionadas con este ámbito. Pero, ¿en qué consiste esa enfermedad?

El alzhéimer es el tipo de demencia degenerativa más frecuente y causa pérdida de memoria, deterioro de las capacidades cognitivas y cambios en el comportamiento, entre otros. Afecta principalmente a hombres y mujeres mayores de 65 años, ya que el alzhéimer es la principal causa de demencia; según los últimos estudios, en torno al 10% de esa franja de edad tiene alguna demencia y, de todos ellos, el 70% sufre esta dolencia.

La Comunidad Autónoma Vasca y Navarra son, junto con Cantabria, las comunidades con mayor tasa de mortalidad por enfermedades neurológicas del Estado español y, en los últimos 10 años, las muertes por alzhéimer se han duplicado en ambas comunidades. Está previsto, además, que el número de personas afectadas por esta enfermedad se incremente en los próximos años debido al aumento de la esperanza de vida. Por ello, reducir el impacto de la enfermedad será uno de los retos sociosanitarios del futuro.

Los estudios indican que los procesos y mecanismos relacionados con la enfermedad de Alzheimer aparecen por primera vez varias décadas antes del inicio clínico de la enfermedad, por lo que el diagnóstico es fundamental para iniciar un tratamiento precoz. Así, si las apariciones de la enfermedad se retrasaran durante cinco años y estuviera disponible un tratamiento efectivo para 2025, el número de pacientes previsto para 2050 se reduciría a la mitad.

Tratamiento

El tratamiento de las demencias debe abordarse necesariamente desde una perspectiva de intervención integral. En la CAV, los enfermos y las familias están en el centro de iniciativas como la estrategia de atención a la cronicidad. Sus objetivos son mejorar la salud y el bienestar de los grupos afectados y reducir sus efectos y consecuencias mediante una respuesta sistémica.

Además, es necesario difundir entre la población la importancia de la conciencia de controlar los principales factores de riesgo, ya que la edad, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia o la diabetes aumentan considerablemente la probabilidad de sufrir alguna demencia. Así, prevenir estos factores de riesgo podría, al menos, retrasar la aparición de síntomas. En este sentido, los expertos sostienen que la vigilancia de estos factores podría reducir en torno al 50% la posibilidad de padecer alguna enfermedad neurológica.

Proyectos de investigación internacionales

A nivel mundial, en la actualidad se están realizando más de 400 ensayos clínicos en torno a la enfermedad de Alzheimer, algunos de los cuales se encuentran en fase II-III. Los ensayos tienen enfoques diferentes en función de los diferentes mecanismos de acción y teorías que intervienen en la enfermedad. Sin embargo, los tratamientos potenciales que más se están investigando son esos que pueden llamarse modificadores de la enfermedad, es decir: terapias antiamiloide, los fármacos antiproteína tau fosforilada y aquellos que actúan potenciando, bien la neurotransmisión colinérgica, bien la de otros neurotransmisores deficitarios en la enfermedad. Aquí, el grupo de investigación de Biocruces Bizkaia ha participado en varios estudios realizados a nivel internacional con los dos primeros tratamientos.

Los medicamentos antiamiloides que ahora están en fase de experimentación, las vacunas, proporcionan o producen anticuerpos contra una de las proteínas más dañinas que se sitúa en el cerebro. Sin embargo, aunque son capaces de reducir la carga amiloide cerebral de los enfermos, todavía no se ha demostrado suficientemente que ello suponga una clara mejoría clínica. No obstante, tras analizar los datos de estas investigaciones, y basándose en que reducen la carga amiloide, la Agencia Americana del Medicamento (FDA) ha autorizado el uso de estos medicamentos antiamiloides, vía en la que también se encuentra la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para poder comercializar el medicamento.

Además de estas propuestas, se están desarrollando otros ensayos y medicamentos, y es probable que en un futuro próximo se propongan terapias combinadas que combinen diferentes mecanismos de acción, ya que los tratamientos no tienen por qué ser exclusivos o excluyentes. Así, los expertos creen que los próximos años serán esperanzadores en este campo, ya que los resultados de los ensayos clínicos determinarán varias cuestiones para poder hacer frente a la dolencia.

Proyectos en Euskadi

En la actualidad, el sistema sanitario vasco participa en una veintena de proyectos de investigación de la enfermedad de Alzheimer. La financiación externa supera los 550 000 euros y esta cantidad es utilizada por grupos punteros que operan a través de los Institutos de Investigación Sanitaria Bioaraba, Biocruces Bizkaia y Biodonostia para realizar investigaciones en este campo.

En ese sentido, las líneas de investigación vigentes se centran principalmente en la mejora del diagnóstico precoz mediante la identificación de biomarcadores; el estudio de nuevos tratamientos y dianas terapéuticas; la mejora e identificación; y la preparación de estudios sobre abordaje asistencial de la enfermedad y nuevas intervenciones para mejorar la prevención y la salud cognitiva.

Para desarrollar esas investigaciones, el sistema sanitario cuenta con plataformas como el Biobanco Vasco, que gestiona un pionero e innovador programa de donaciones de cerebros de personas sanas y/o con enfermedades neurodegenerativas. Así, este banco recoge, almacena y transmite a la comunidad científica muestras biológicas sobrantes de la actividad asistencial diaria para su uso en investigación. De hecho, para poder crear nuevas herramientas de prevención y diagnóstico y encontrar nuevos medicamentos es imprescindible disponer de muestras biológicas de enfermos y personas sanas.

Comentarios

    • ¡Suscríbete al Newsletter!

      ¡Suscríbete al Newsletter!

      Suscríbete al Newsletter de EiTB y recibirás las noticias más importantes del día en tu ordenador o móvil.

    Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto