Publicidad
Cerrar

24/06/2015

17:48

Economía

Proyecto fallido

El fiscal acusa a Sánchez Alegría de malversación en Epsilon

Agencias | Redacción

Además, el fiscal jefe de Araba acusa al expresidente de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi de prevaricación, administración desleal y delito societario.

  • Vista por el caso Epsilon. Imagen de archivo: EFE

    Vista por el caso Epsilon. Imagen de archivo: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El fiscal jefe de Araba, Josu Izaguirre, acusa al expresidente de la Red de Parques Tecnológicos de Euskadi Julián Sánchez Alegría de prevaricación, malversación de caudales públicos, administración desleal y delito societario por su actuación en el denominado caso Epsilon.

El fallido proyecto automovilístico vasco Epsilon que aspiraba a competir en la Fórmula Uno terminó quebrando a pesar de haber recibido alrededor de 48 millones de euros de ayudas públicas, la mayoría del Gobierno central.

En la causa abierta a raíz de esta quiebra, la Fiscalía alavesa pide ocho años de cárcel para el catalán Joan Villadelprat, administrador único de Epsilon, y para el británico Mark Payne, su director financiero, por un delito societario y otro de insolvencia punible.

?Perjuicio patrimonial?

Ahora el fiscal ha decidido interponer una querella criminal contra Sánchez Alegría porque se "comprometió" a pujar por "un mínimo" de 16 millones si Epsilon no pagaba la hipoteca para construir su sede en el Parque Tecnológico de Araba (PTA), por lo que cuando la empresa entró en concurso de acreedores, el parque sufrió "un perjuicio patrimonial de muy graves consecuencias".

Izaguirre señala en su escrito que Sánchez Alegría, presidente de la red de parques vascos entre 2005 y 2009, "obvió" el informe del bufete que asesoraba jurídicamente al parque de Miñano en el que se alertaba de que la operación "excedía el objeto social del PTA, podía constituir una ayuda de Estado" y se constataba que "aunque se tratase de enmascarar, la operación era un aval".

La Fiscalía también cuestiona la cesión de rango hipotecario por la compra de un terreno a favor de los créditos concedidos por Kutxa y Caja Vital (ahora integradas en Kutxabank) a Epsilon, una operación para la que Sánchez Alegría "no solicitó ningún asesoramiento jurídico o de otro tipo que pudiera arrojar luz sobre su viabilidad económica y jurídica".

Sánchez Alegría "estaba al corriente de todos los inconvenientes de la operación, de las cuestiones que eran insalvables y los decidió obviar" y todo terminó en "un evidente perjuicio patrimonial al PTA".

Además la Fiscalía de Araba entiende que "ocultó" al resto de miembros del Consejo de Administración de Miñano "las consecuencias reales de los negocios suscritos".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;