Cerrar

Economía

Coronavirus

Los profesionales del sector de espectáculos reivindican que la cultura es segura

AGENCIAS | REDACCIÓN

Bajo el lema "Alerta Roja", técnicos y organizadores de eventos han salido a la calle para denunciar que viven una situación extrema por la pandemia y exigir soluciones a las administraciones.

1:47
Manifestación en Bilbao. Imagen obtenida de un vídeo de ETB.

Euskaraz irakurri: Ikuskizunen sektoreko profesionalek kultura segura dela aldarrikatu dute

Trabajadores de empresas de organización de eventos se han manifestado esta tarde en Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Pamplona, en respuesta al llamamiento realizado por el movimiento internacional Alerta Roja, para hacer hincapié en que "la cultura es segura" y reclamar medidas para recuperar la actividad en este sector.

En Bilbao, a la concentración inicial en la plaza Moyúa se han sumado varios cientos de personas, todos vestidos de negro, entre ellas, algunos artistas como el grupo Zea Mays. También había personas de empresas organizadoras de eventos como Innevento, o de logística del espectáculo como Tarima.

Los asistentes accedían a la plaza con una "entrada" en su móvil, se les tomaba la temperatura y luego se les colocaba una pulsera en la muñeca. Después, la concentración ha discurrido con tres columnas separadas, guardando la distancia de seguridad.

Todo, como ha comentado el técnico de iluminación Iñigo Hermosilla, que ha actuado como portavoz, para demostrar que es posible convocar eventos seguros.

El objetivo es advertir de la situación "límite" del sector de los espectáculos y eventos como consecuencia de la pandemia. Ante ella, piden a los gobiernos que se les ayude, como se hace con otros sectores como el turismo, pero sobre todo que se reactiven de manera inmediata las agendas culturales y de eventos de las administraciones públicas, en especial las de las entidades locales.

Además de la concentración, dos edificios emblemáticos de Bilbao, el Palacio Euskalduna y la fachada del edificio "Soñar" en Olabeaga, donde están alojadas las oficinas de la promotora Last Tour, han mantenido durante todo el día sus pantallas encendidas en rojo.

La movilización ha terminado en la explanada del estadio de San Mamés, donde se ha leído el manifiesto 17S.

En Pamplona, los manifestantes han partido de la Plaza de Baluarte precedidos de dos carros con focos de luz roja, seguidos de cuarenta cajas con ruedas de almacenaje de equipos de sonido e iluminación empujadas por otras tantas personas.

La marcha, convocada por las asociaciones del sector ATEN, ARE y Acople, han recorrido en silencio las calles del centro de Pamplona hasta llegar al Paseo Sarasate, frente al Parlamento de Navarra, cuya fachada han iluminado de rojo con focos.

El portavoz de Acople ha subrayado que se han suspendido la mayoría de actos como actuaciones musicales, congresos y fiestas de los pueblos, por "unas medidas sanitarias muy drásticas que no se están aplicando en otros sectores, y estamos reclamando que haya una paridad".

"Queremos tener una reunión transversal con todas las administraciones implicadas en el asunto, tanto cultura como ocio o turismo, para ver por qué se puede ir en el autobús pegado a una persona que no conoces de nada pero no se puede ir al teatro con unas medidas sanitarias que se cumplen a rajatabla", ha resaltado.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto