Publicidad
Cerrar

28/03/2021

19:38

Internacional

Minnesota (EE.UU.)

Comienza el juicio contra el expolicía Derek Chauvin por el caso George Floyd

EiTB Media | Agencias

EE. UU. es un país con una trágica lista de afroamericanos que han sufrido agresiones racistas, desde Rodney King en Los Ángeles en 1991 hasta Trayvon Martin en Florida hace una década, entre otros.

  • Residentes del barrio Powderhorn Park rinden homenaje a George Floyd. Foto: EFE

    Residentes del barrio Powderhorn Park rinden homenaje a George Floyd. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Este lunes comienzan en Mineápolis (Minnesota, EE.UU.) los argumentos orales del juicio contra el expolicía Derek Chauvin por la muerte de George Floyd.

George Floyd no fue el primer ni el último hombre negro en morir a manos de la Policía en Estados Unidos, un país con una trágica lista de afroamericanos que han sufrido agresiones racistas, desde Rodney King en Los Ángeles en 1991 hasta Trayvon Martin en Florida hace una década, entre otros.

Una de las principales reivindicaciones de las familias afroamericanas que han sido víctimas de la brutalidad policial en EE.UU. es la "falta de rendición de cuentas" para los agentes implicados en estas acciones.

Por ejemplo, el policía que estranguló a Vachel Howard en 2012 estuvo once días suspendido de empleo y sueldo, y luego volvió a su puesto. 

En este sentido, el abogado que acompaña a la familia de Vachel Howard en su batalla judicial contra el LAPD, James DeSimone, subraya la necesidad de que existan "consecuencias más congruentes para los agentes que violen la ley" y de que se acabe con su inmunidad.

Es por eso que DeSimone dijo sentirse "esperanzado" de que un posible veredicto de culpabilidad en el caso de George Floyd abra un cambio de tendencia en este tipo de casos de violencia desproporcionada contra las minorías raciales de Estados Unidos.

Un cartel pide justicia para George Floyd. Foto: EFE

El mismo año que Howard murió a manos de la Policía de Los Ángeles, otro afroamericano desarmado, Trayvon Martin, falleció por un disparo de un vigilante blanco en un barrio de Sanford (Florida, EE.UU.).

La muerte del adolescente, que tenía entonces 17 años, y la posterior absolución de su atacante, George Zimmerman, reavivaron el debate nacional sobre las relaciones raciales en Estados Unidos y el uso de las armas de fuego.

La realidad es que la discusión se repite en el país norteamericano cada vez que un negro muere o es víctima de abusos de las fuerzas de seguridad, como fue en el caso de la paliza que recibió Rodney King hace ahora 30 años.

Ese episodio dio la vuelta al mundo después de ser filmado por un aficionado que tenía casualmente su videocámara en ese momento, registrando todos los golpes que recibió King cuando estaba completamente estirado en el suelo, sin oponer resistencia.

Tres décadas después, parte de la Policía sigue un "patrón" en su manera de "acercarse a los afroamericanos", un colectivo que ha sido "criminalizado" desde la fundación del país, ha asegurado Baba Akili, uno de los dirigentes de la organización Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan) en Los Ángeles.

"Sentí indignación, disgusto e ira. Al igual que la indignación, el disgusto y la ira que sentí con el asesinato de George Floyd", ha indicado Akili, comparando la situación actual con la historia que se repite cada vez que un negro desarmado es "atacado o asesinado" por la Policía.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;