Cerrar

Internacional

Serbia-Kosovo

Serbia y Kosovo retoman el diálogo en Bruselas sin avances sobre la polémica de las matrículas

EITB Media

Según Borrell, el encuentro de este jueves no era una reunión más en el marco del diálogo entre Belgrado y Pristina facilitado por la UE, pues llega en un "momento dramático y peligroso para Europa", en plena guerra en Ucrania.

  • El primer ministro kosovar, Albin Kurti y el presidente serbio, Aleksandar Vucic. EFE

    El primer ministro kosovar, Albin Kurti y el presidente serbio, Aleksandar Vucic. EFE

Euskaraz irakurri: Serbiak eta Kosovok elkarrizketari ekin diote berriro, matrikulen polemikaren inguruan aurrerapenik lortu gabe

El presidente serbio, Aleksandar Vucic, y el primer ministro kosovar, Albin Kurti, han retomado este jueves el diálogo facilitado por la Unión Europea para normalizar su relación, en un encuentro que no ha servido para desbloquear la disputa sobre las matrículas y la documentación que expiden las autoridades kosovares, germen de la tensión este verano en el norte de Kosovo.

"Desafortunadamente no hemos llegado a un acuerdo hoy. Lo siento. Pero no es el final de la historia. Ambos líderes han acordado que el proceso debe seguir y la discusión se retomará los próximos días", ha afirmado el Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, en rueda de prensa tras el encuentro en el que ha ejercido de facilitador entre Belgrado y Pristina.

En todo caso, el jefe de la diplomacia comunitaria ha asegurado que "no tira la toalla" y ha mostrado su empeño en seguir discutiendo para encontrar una solución "inteligente" a la situación, al señalar que "hay plazo" hasta el 1 de septiembre, cuando la polémica ley kosovar volverá a entrar en vigor.

Fuentes europeas han confirmado a Europa Press que las conversaciones entre Vucic y Kurti continuarán los próximos días en Bruselas con la mediación de Miroslav Lajcak, el enviado especial de la UE para el Diálogo entre Belgrado y Pristina.

La cita venía marcada por los bloqueos de pasos fronterizos de la comunidad serbia en protesta por la aplicación de una ley (ya pospuesta por un mes) por la cual las personas provenientes de Serbia que entrasen en Kosovo debían entregar sus documentos de identidad, que serían reemplazados por otros emitidos en Pristina.

Según ha reconocido Borrell, el encuentro de este jueves no era una reunión más en el marco del diálogo entre Belgrado y Pristina facilitado por la UE, pues llega en un "momento dramático y peligroso para Europa", en plena guerra en Ucrania, y ha transmitido a Vucic y Kurti que son responsables de aliviar la crisis, tras afirmar que "no es momento de aumentar las tensiones, sino de encontrar soluciones y resolver problemas enquistados".

Este ha sido el primer cara a cara entre Vucic y Kurti en Bruselas en más de un año, pese a que la UE percibe la normalización de relaciones entre Serbia y su antigua provincia como un elemento clave para el ingreso en la UE de ambos y para forjar una estabilidad política y económica a largo plazo en toda la región de los Balcanes.

En este sentido, el Alto Representante ha recalcado que la senda europea de Belgrado y Pristina debe ser el objetivo último de ambos líderes. Para eso, "tienen que encontrar una forma de avanzar en el camino" y "el primer paso es resolver la situación actual", ha afirmado en relación a la crisis de las matrículas.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto