Publicidad
Cerrar

23/02/2013

19:40

Política

Perfil

Hasier Arraiz, un dirigente forjado durante la década de ilegalización

Redacción

El gasteiztarra se ha convertido en el primer presidente de Sortu. Iniciado en Jarrai, Arraiz ha ascendido a la primera línea tras asumir responsabilidades en Batasuna durante la última década.

  • Hasier Arraiz. Foto: EFE

    Hasier Arraiz. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Hasier Arraiz Barbadillo (Vitoria-Gasteiz, 1973), perteneciente a una generación de militantes independentistas que no conoció el franquismo, se ha convertido en el primer presidente de Sortu después de haber ascendido a la primera línea de responsabilidad en el seno de la izquierda abertzale en los años de clandestinidad.

Fue durante la pasada década cuando Arraiz asumió las mayores responsabilidades dentro de Batasuna -lo que le costó un procesamiento penal aún abierto- y comenzó a dejarse ver en comparecencias públicas junto a los principales portavoces abertzales, como Arnaldo Otegi.

Arraiz, quien cursó estudios de Filología Románica en la Facultad de Letras de Vitoria-Gasteiz, inició joven su militancia política en las filas de Jarrai, la organización juvenil de la izquierda abertzale,de la que llegó a ser responsable en Araba.

Insumiso militar

En los años 90 participó en las actividades del "gaztetxe" (locales juveniles vinculados a la izquierda abertzale) de la capital alavesa y se involucró en los movimientos antimilitaristas. De hecho, se declaró insumiso al servicio militar en 1995, lo que le costó una condena de dos años y cuatro meses de prisión dictada en marzo de 1997, pena de la que fue indultado por el Consejo de Ministros un año después.

En aquellos años colaboró con la emisora de radio Hala Bedi y también con el suplemento juvenil "Gaztegin" del diario "Egin", el primero del entorno del independentismo vasco clausurado por la Justicia española.

En 1998 integró la candidatura de Euskal Herritarrok para el Parlamento Vasco, aunque lo hizo como cuarto suplente, mientras que en 2001 repitió en esta misma lista, ya en un sexto puesto, sin resultar elegido.

En esa época, Hasier Arraiz era ya la cabeza visible de Herri Batasuna en Araba y continuó como coordinador en este territorio tras la disolución de la coalición y el surgimiento de Batasuna.

Detención en 2007

El 4 de octubre de 2007 Arraiz asistió a una reunión de la Mesa Nacional en la localidad guipuzcoana de Segura que culminó abruptamente con la irrupción del Cuerpo Nacional de Policía y la detención de toda la cúpula del partido ilegalizado. Por este sumario, activado por el juez Baltasar Garzón, pesa sobre el primer presidente de Sortu una solicitud de la Fiscalía de 10 años de prisión por integración en ETA.

Tras su detención en Segura, Hasier Arraiz pasó dos años y medio de prisión preventiva en los centros penitenciarios de Mansilla de las Mulas (León), Alcalá-Meco (Madrid) y Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Una vez recuperada la libertad, Hasier Arraiz retomó su actividad política en la primera línea de la izquierda.

En 2012 integró la candidatura alavesa de EH Bildu y, esta vez, sí, resultó elegido parlamentario vasco, el primer cargo público de una carrera que le ha situado ahora en la cúspide de Sortu.

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto