Cerrar

Política

Sentencia

Condenan a más de mil años a los autores del atentado de la T-4

Redacción

En concreto, Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián han sido condenados a 1.040 años por el atentado que acabó con la vida de Carlos Alonso Palate y Diego Armando Estacio.

La Audiencia Nacional ha condenado a 1.040 años de cárcel a los miembros de ETA Igor Portu, Mattin Sarasola y Mikel San Sebastián como autores del atentado de la T-4 del aeropuerto de Barajas el 30 de diciembre 2006, en el que murieron dos personas y con el que ETA rompió su último alto el fuego.

Así lo ha acordado la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de este tribunal en una sentencia notificada hoy en la que además impone a los tres condenados indemnizar con 500.000 euros a la familia de Carlos Alonso Palate y con 700.000 a la de Diego Armando Estacio.

El tribunal ha condenado a Portu, Sarasola y San Sebastián como autores de dos delitos de asesinato terrorista, 48 de asesinato terrorista en grado de tentativa (y no 52 como reclamaba el Ministerio Público) y uno de estragos terroristas.

La Sala, que ha establecido esta misma cantidad para uno de los heridos, ha impuesto en total indemnizaciones por daños personales y materiales que superan los 2,5 millones de euros.

La sentencia considera probado que Sarasola fue quien estacionó la furgoneta-bomba, Portu quien advirtió de su colocación y que San Sebastián se encargaba del traslado de "liberados" y material para ETA. Los tres integraban el comando Elurra.

Para los magistrados, "el aviso transmitido antes de que se produzca la explosión no puede ser interpretado como un deseo de evitar daños a las personas, sino sencillamente como una reivindicación que obviamente forma parte de la estrategia de la banda criminal".

Denuncia de torturas

Respecto a las supuestas torturas sufridas por Portu y Sarasola en el momento de su detención, el 6 de enero de 2008, el tribunal recuerda que existe un procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 1 de la capital donostiarra contra 15 guardias civiles que intervinieron en ella, cuatro de los cuales se enfrentan a penas de entre dos y tres años de prisión.

No obstante, señala que, según admitieron los propios agentes durante el juicio -celebrado entre los pasados 3 y 6 de mayo-, las detenciones "resultaron violentas ante la huida y resistencia" de ambos y que el letrado que asistió a Sarasola durante sus declaraciones policiales en las que se autoinculpó a él y a sus compañeros aseguró en la vista que respondió "bastante espontáneo, natural y sin dudas".

Todo esto "conduce a concluir que Sarasola verificó sus declaraciones de forma libre y espontánea, y bajo el total respeto de sus derechos".

Frente a ello, "la defensa no ha logrado probar, ni siquiera generar duda alguna en el tribunal sobre tal extremo", concluye.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto