Cerrar

01/02/2020

16:33

Sociedad

POLÍTICA LINGÜÍSTICA

Protestan en Pamplona contra la reducción de las plazas de primaria en euskera

EITB.EUS

Una multitud ha abarrotado la plaza del Ayuntamiento de Pamplona para denunciar la decisión de Enrique Maya de reducir a la mitad las plazas de educación infantil en euskera.

1:41
Durante el Gobierno de Asiron la oferta de plazas en euskera creció del % 11 al 28 %.
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El actual alcalde de Pamplona, Enrique Maya (Navarra Suma) pretende reducir las plazas de educación infantil en euskera del 30% actual al 14% para el 2023. 

Maya asegura que el objetivo es "normalizar" la situación en las escuelas infantiles tras el "atropello" realizado por el anterior gobierno municipal, y cumplir así "las sentencias en este sentido". De las 11 escuelas infantiles municipales sólo una y media tendrán oferta en euskera si se llevan a cabo los cambios.

Para muchos padres y madres así como para el movimiento euskaltzale de Pamplona, la decisión municipal es un "ataque directo al euskera" y por ello, la plataforma "Iruñeko Haur Eskolak Euskaraz" ha celebrado este mediodía una multitudinaria concentración en la Plaza del Ayuntamiento de Pamplona en la que han denunciado que el plan del Ayuntamiento que es fruto "del odio de Navarra Suma al euskera".

En la concentración se ha leído un comunicado en el que han recordado que si hace cuatro años el Ayuntamiento aumentó la oferta en euskera en el ciclo de 0 a 3 años fue porque "así lo demandaba la sociedad". En aquel momento, la oferta de plazas en euskera creció del 11% al 28%, se pasó de dos a cuatro escuelas que ofertaban plazas en este idioma y estos centros de primaria pasaron de estar situados en un sólo barrio a estar en cuatro.

"A pesar de que todavía no existe oferta en euskera en todos los barrios", se indica en el escrito, "el cambio ha facilitado esta opción por el modelo en euskera, ya que ha aumentado el número de plazas y también ha agilizado la movilidad de las familias".

Sin embargo, han explicado que a partir de los tres años, la oferta en euskera "todavía no llega a los niveles de elección de las familias: en Navarra el 48,7 % se matricularon el curso pasado en el modelo A y D. Es decir, casi la mitad de las personas matriculadas solicitaron enseñanza en euskera para sus txikis".

"Nuestra opción en vivir en euskera. Porque es nuestro derecho, sí, pero también por las ventajas que ofrece el bilingüismo real para dar el salto hacia el plurilingüismo. La obsesión por abordar ciegamente el plurilingüismo identitario en pleno siglo XXI es condenable", se subraya en el comunicado.

Tras resaltar que la promoción de la lengua autóctona "debería ser un objetivo de la administración local, ya que nos referimos a los derechos de la ciudadanía", en el comunicado se destaca que, en Pamplona, "aunque algunas personas no lo quieran ver, la única manera de enseñar y aprender dos idiomas de manera adecuada y generalizada es ofreciendo el modelo de inmersión lingüística en euskera".

Por ello, se pide "al resto de fuerzas políticas del Ayuntamiento de Pamplona (Geroa Bai, EH Bildu y PSN), que pongan freno a estos ataques de Na+".

EH Bildu y Geroa Bai han pedido al Ayuntamiento de Pamplona que paralice la prevista reorganización de las escuelas infantiles de la ciudad y que antes analice la demanda de modelos lingüísticos en la capital navarra.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;