Cerrar

Sociedad

NAVARRA

Cuatro años y medio por robar un autobús en Tafalla y conducir en sentido contrario

EITB.EUS

La Audiencia de Navarra ha confirmado las penas impuestas por el Juzgado de Pamplona, al considerar que el acusado puso en peligro la vida de otros conductores.

Euskaraz irakurri: Lau urte eta erdi, Tafallan autobus bat lapurtu eta kontrako noranzkoan gidatzeagatik

La Audiencia de Navarra ha ratificado la condena a un hombre por robar un autobús en Tafalla y conducirlo de forma temeraria en sentido contrario. El pasado marzo, el Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona condenó por estos hechos al encausado a cuatro años y seis meses de prisión al considerar que puso en peligro la vida de otros conductores.

Además, de la pena de cárcel, el magistrado impuso al condenado 1800 euros de multa por un delito de robo de uso de vehículo de motor y una multa de 3960 € por un delito contra la seguridad vial, en su modalidad de conducción temeraria con manifiesto desprecio por la vida de los demás, en concurso ideal con un delito de lesiones y otro contra la seguridad vial por conducir sin permiso.

Los magistrados de la Sección Segunda de la Audiencia avalan los razonamientos del juez de instancia y califican de "acierto" su conclusión al constatar que "se trató de una conducción con manifiesto desprecio por la vida de los demás". Asimismo, el tribunal rechaza la pretensión de la defensa de estimar en la conducta del condenado la circunstancia eximente completa o incompleta de drogadicción. 

Según recoge la sentencia, sobre las 09:25 horas del 18 de noviembre de 2018, el procesado, de 20 años, acudió al parking de autobuses de la calle Ábaco de Tafalla, donde se apoderó de la llave de acceso a un autobús. En el interior del mismo, a sabiendas de que no tenía carné de conducir y de que había consumido drogas —anfetaminas— que podían afectar a su capacidad de atención y reflejos, puso en marcha el vehículo.

El acusado condujo el autobús "con exceso de velocidad", lo que provocó que diferentes vehículos tuvieran que frenar o realizar maniobras evasivas para no chocar con él. En su trayecto, además, golpeó coches, camiones y señales viales y no respetó señales de stop ni de ceda el paso, y circuló por sentido contrario no solo en la vía sino en el interior de una rotonda.

Además, hizo caso omiso a una patrulla de la Policía Foral que le dio el alto con la sirena y luces de emergencia.

A las 09:42 horas, al ver cerrada su trayectoria por una patrulla de la Guardia Civil y un vehículo de la Policía Foral, el procesado frenó bruscamente y el autobús golpeó por alcance al coche de la policía autonómica.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto