Cerrar

Sociedad

Crimen en Murchante

El juez envía a prisión al presunto asesino de Murchante

EITB Media | Agencias

Junto al delito de asesinato, penado con entre 15 y 20 años de cárcel, se le han imputado además dos delitos contra el patrimonio, uno de quebrantamiento de medida cautelar y otro contra la seguridad vial en la modalidad de conducción sin permiso.

1:58
Lugar donde tuvo lugar el asesinato, en Murchante.

Euskaraz irakurri: Espetxera bidali du epaileak Murchanteko ustezko hiltzailea

El presunto autor del asesinato de María Pilar Berrio en Murchante ha pasado a primera hora de la mañana de este sábado a disposición del juzgado de guardia de Donostia-San Sebastián. Tras tomarle declaración, el juez ha ordenado su ingreso en la prisión de Martutene, según ha podido saber EITB Media. Permanecerá en la cárcel donostiarra hasta que el Juzgado de Tudela se haga cargo del caso.

Fuentes judiciales han informado de que junto al delito de asesinato, penado con entre 15 y 20 años de cárcel, se le han imputado además dos delitos contra el patrimonio, uno de quebrantamiento de medida cautelar y otro contra la seguridad vial en la modalidad de conducción sin permiso.

Ahora se espera que el juzgado de Donostia-San Sebastián dé traslado de la causa al juzgado que estaba de guardia en Tudela el día que el arrestado presuntamente cometió el crimen, el pasado 7 de julio, y que este determine si fue o no un crimen por violencia machista, en cuyo caso pasaría a otro juzgado.

El sospechoso es el excuñado de la víctima y cuenta con antecedentes penales. Fue arrestado el jueves por la tarde en una peluquería de San Sebastián cuando pretendía cambiar su imagen para pasar desapercibido tras permanecer a la fuga durante más de 30 horas.

Durante la huida robó un vehículo en un taller de reparación de la capital guipuzcoana, que resultó ser un coche camuflado de la Ertzaintza. La Policía ha abierto diligencias contra él por ese motivo y por si hubiera cometido otros delitos en la Comunidad Autónoma Vasca.

La Ertzaintza disponía de 72 horas desde el momento de la detención para dejarlo en manos de la Policía Foral, que se encarga de la investigación del crimen de Murchante, o llevarlo al juzgado. En ese caso, el juez podría inhibirse a favor del juzgado de Tudela, que instruye el caso, o podría decretar su ingreso en prisión.     

La Policía Foral sigue con la investigación

Mientras tanto, la Policía Científica de la Policía Foral trabaja para reunir los vestigios y pruebas que demuestren la presencia del detenido en Murchante y la comisión del asesinato, para lo que cuentan con los coches de la víctima y del sospechoso, además de que podrían tener otros elementos como cámaras de grabación.

En este caso, se dispone también de la versión de los hechos que puedan aportar los hijos de la mujer asesinada, de 9 y 5 años, ya que estaban en el coche con su madre cuando esta fue apuñalada.

Asimismo, están a la espera de los datos que haya aportado la autopsia realizada la víctima, cuyo cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.

Por otro lado, María Pilar Berrio ha recibido sepultura este viernes en la localidad navarra de Monteagudo, donde reside su familia, tras celebrar un funeral en la intimidad.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto