Cerrar

16/12/2021

17:01

Sociedad

Euskera

El Ministerio francés de Educación apoya y regula el modelo de inmersión lingüística

O.P. | Eitb Media

Señala en una circular que es posible enseñar en las lenguas regionales y respetar la Constitución. Subraya que el bilingüismo contribuye al desarrollo de las capacidades intelectuales, lingüísticas y culturales del alumnado, "sin perjuicio del objetivo final de un buen dominio de ambas lenguas".

  • Seaskaren protesta bat, 2018an. EITBren bideo batetik hartutako irudia.

    Seaskaren protesta bat, 2018an. EITBren bideo batetik hartutako irudia.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Ministerio francés de Educación considera válido y "factible" el modelo de inmersión. Ha publicado una circular en su Boletín Oficial de hoy en la que afirma que es posible que en el Estado francés se ofrezca enseñanza en lenguas minoritarias o regionales, y respetar, al mismo tiempo la decisión del Consejo Constitucional de mayo. 

El pasado 21 de mayo el Consejo Constitucional de Francia rechazó parcialmente la ley de protección y promoción de las lenguas minoritarias aprobada por la Asamblea Nacional el 8 de abril. En concreto, el Consejo Constitucional consideró que los artículos 4 y 9 de la ley eran contrarios al artículo 2 de la Constitución francesa (el francés es la única lengua de la República Francesa).

En consecuencia, el modelo de inmersión de las lenguas minoritarias quedó fuera de la ley y declaró inconstitucionales a las ikastolas, así como a otros centros y modelos de uso exclusivo de la lengua regional.

Hoy, en un documento de ocho páginas, el Ministerio detalla los objetivos, condiciones y límites del modelo de inmersión. El tono es totalmente partidario del bilingüismo y de la promoción y defensa de las lenguas regionales, siempre que se garantice el mismo nivel de conocimiento del francés y de la lengua minorizada. No en vano, han explicado que el modelo de inmersión, es "una estrategia factible" para la educación bilingüe.

No sólo eso, subraya que la enseñanza bilingüe del francés y de la lengua regional contribuye a desarrollar las capacidades intelectuales, lingüísticas y culturales de los alumnos, "sin perjuicio del objetivo final de un buen dominio de cada una de las dos lenguas aprendidas".

El objetivo es garantizar el dominio equivalente del francés y de la lengua regional desde la guardería hasta el instituto. No obstante, el tiempo dedicado a cada idioma podrá variar en función de las necesidades o del proyecto educativo del centro, ya que cada centro decidirá el encaje del modelo en su proyecto formativo.

Eso sí, el modelo de inmersión será opcional para el alumnado y serán los representantes legales quienes deban decidir el centro en el que se les matricule. Para ello los centros deberán poner a disposición de las familias toda la información relativa al modelo educativo del centro, para que puedan tomar una decisión informada.

El Ministerio también ha explicado, además, que los alumnos que provengan del modelo bilingüe podrán realizar algunas pruebas del Baxo (equivalente a la selectividad) en la lengua regional, aunque no ha especificado cuáles serían.

Asimismo, el Gobierno francés ha anunciado la creación de un Consejo Superior de Lenguas, un órgano nacional que tendrá como objetivo "reflexionar, consultar e impulsar la enseñanza de lenguas extranjeras y regionales modernas y de lenguas antiguas".

Esta circular demuestra la voluntad política del Gobierno francés de abrir camino a las lenguas minoritarias en la educación, pero no cambia del todo la situación, ya que la vía de la circular es la vía con menos fuerza legislativa. Puede servir para aligerar algunas cuestiones administrativas, no obstante, los agentes consideran que la reforma constitucional será necesaria para impulsar un modelo de inmersión y un bilingüismo real.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;