Cerrar

Sociedad

Violencia contra las mujeres

Guía para mujeres maltratadas

Si sufres malos tratos, sigue los consejos de esta guía. Tú no tienes culpa de lo que te está pasando, y por mucho que lo intentes, él no cambiará.

Euskaraz irakurri: Tratu txarrak pairatzen dituzten emakumeentzako gida

De la mano de EMAKUNDE:

ESTÁS SUFRIENDO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES SI …

• Sufres o has sufrido violencia por parte de tu pareja o expareja. Esta violencia no tiene por qué consistir únicamente en agresiones físicas o sexuales. Debes saber que también estás sufriendo este tipo de violencia si sientes que tu pareja o ex pareja:

Te controla: te llama, te envía SMS, correos electrónicos constantemente; te controla mediante WhatsApp, o revisa tus perfiles en redes sociales; te exige explicaciones sobre dónde y con quién vas o sobre qué haces o dices; te controla el dinero; o controla cómo vistes y te pide que te cambies de ropa cuando no le gusta.

Te aísla: no le gusta que tengas amistades, no quiere que veas a tu familia, o te desprecia delante de otras personas, te grita y recrimina constantemente diciendo que la culpa es tuya y que siempre te equivocas.

Te intimida: le tienes miedo, te insulta o te humilla, te amenaza con suicidarse o quedarse con tus hijas e hijos, te retiene documentación importante como el pasaporte o libretas bancarias, te coacciona, te chantajea ... etc.

• Padeces o has padecido violencia física, psicológica o sexual por parte de algún hombre de tu familia, que no sea tu pareja o expareja.

• Eres o has sido víctima de algún delito contra la libertad sexual: agresión sexual, abuso sexual, prostitución forzada, trata de seres humanos con fines de explotación sexual, exhibicionismo, provocación sexual, etc. o si sientes que en tu entorno de trabajo te acosan sexualmente.

• Te acosan por el hecho de ser mujer …

¿QUÉ HACER SI ESTÁS SUFRIENDO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES O LO SOSPECHAS?

• Si te encuentras en peligro, LLAMA AL 112: la Ertzaintza ó la Policía Foral acudirá de inmediato y pondrá en marcha las medidas de protección adecuadas a tu caso.

• Si tienes lesiones físicas o psíquicas o sospechas que puedas tenerlas, acude a un centro de salud u hospital y explica el origen de tales lesiones. Pide que te den copia del informe médico. Además desde allí derivarán el parte de lesiones al juzgado correspondiente.

• Si quieres plantear tu caso a profesionales de manera confidencial, tienes dudas sobre si lo que te sucede es violencia o quieres asesorarte sobre las diferentes alternativas para solucionar el problema, llama al 900 840 111 (servicio 24 horas). En este servicio te escucharán, te asesorarán y te informarán sobre todos los derechos y servicios a tu disposición. También te derivarán a otros servicios en caso de que sea necesario e incluso te acompañarán telefónicamente a lo largo de todo tu proceso si así lo deseas.

• Si quieres plantear tu caso a profesionales de manera presencial, contacta con el Servicio de Asistencia a la Víctima (SAV) de tu territorio histórico:

- ÁLAVA: 900 180 414

- BiZKAIA: 900 400 028

- GiPUZKOA: 900 100 928

- NAVARRA: 948 22 22 24

Este servicio del Gobierno Vasco te ofrecerá la información y asistencia social, jurídica y psicológica que precises. También te derivará a los servicios y recursos oportunos.

• Asimismo, puedes pedir cita en tu servicio social de base de tu ayuntamiento, donde te orientarán sobre los todos los recursos y servicios a los que tienes derecho (alojamiento temporal si fuera necesario, acceso a ayuda psicológica, asesoramiento jurídico ... etc) y donde te apoyarán y asesorarán sobre las decisiones a tomar para mejorar tu calidad de vida.

PUEDES ACCEDER A ESTOS SERVICIOS Y RECURSOS:

AYUDAS ECONÓMICAS

Tienes derecho a la AYUDA ECONÓMICA de pago único que tramita la Dirección de Servicios Sociales del Gobierno Vasco si:

• Quien te ha agredido es tu pareja o expareja

• Has finalizado definitivamente la relación con éste

• Tienes una credencial de víctima de violencia de género en vigor y dictada por el juzgado hace menos de 1 año

• Tienes al menos una antigüedad en el padrón en la CAPV de 6 meses

• No superas unos ingresos económicos determinados y no trabajas y ni percibes ni has percibido la Renta Activa de Inserción, RAI, por violencia de género

Tienes derecho a la RENTA DE GARANTÍA DE INGRESOS (RGI) que tramita Lanbide con una serie de especificidades si cuentas con credencial de víctima de violencia de género:

• 1 Año de antigüedad en el padrón y de residencia efectiva

• 18 Años de edad

• No se te exige constituir una unidad de convivencia con 1 año de antelación.

• Si como consecuencia de la situación de violencia, has tenido que abandonar tu domicilio habitual y trasladarte a vivir al domicilio de familiares o amistades u otras personas, no se considerarán los ingresos de esas otras personas como tuyos.

• Si cobras otra ayuda por violencia de género (ayuda de pago único o RAI por violencia de género) no computará como ingreso de cara al cálculo de tu RGI.

• Si no estás preparada para trabajar, puedes no comprometerte a ello.

VIVIENDA

• Te puedes inscribir en Etxebide como demandante de vivienda en alquiler en calidad de víctima de violencia de género, lo que te otorgará 10 puntos más en la baremación general durante 2 años y, además, no tendrás que acreditar ingresos mínimos ni tendrás que estar empadronada en cualquiera de los municipios que solicites. Además, tal vez no tengas que estar carente de vivienda en algunos casos.

• Si te encuentras alojada en un recurso de acogida y no consigues una vivienda a la que acceder, tu trabajadora podría solicitarte excepcionalmente una vivienda en régimen de alquiler siempre que cumplas unos requisitos específicos.

• Si resides en una vivienda de alquiler de algún programa del Gobierno Vasco puedes solicitar un cambio en caso de que se considere que existe riesgo.

• En caso de tener que abandonar el domicilio familiar a consecuencia de la violencia, se puede solicitar recurso de acogida directamente en los servicios sociales de base municipales y forales o indirectamente a través de la Ertzaintza, centro médico, etc.

TRABAJO Y FORMACIÓN

• Si necesitas atención y asesoramiento individual para búsqueda de empleo, cuentas con una persona tutora en violencia de género en cada oficina de Lanbide. Pregunta por ella.

• Se te ofrecerá un itinerario personalizado para facilitar tu incorporación al mercado de trabajo y a cursos de formación.

EDUCACIÓN

• El Gobierno Vasco pone a tu disposición becas universitarias y no universitarias tanto para ti como para tus hijas e hijos.

• En caso de cambio de centro escolar de las hijas e hijos, te tramitan los traslados de expedientes académicos.

RECUERDA QUE …

• Todas las mujeres tenemos derecho a una vida libre de violencia; no tengas miedo si estás en situación irregular.

• Tú eres dueña de tu vida, de tu cuerpo y tú decides lo que quieres hacer.

• Tus hijas e hijos estarán mucho mejor si tú estás mejor.

• No te dejes llevar por clichés o por lo que se supone que tienes que hacer.

• Tienes derecho a decir no; para ello confía en lo que sientes; si algo no te convence, no lo dudes, ¡di NO!

• Es importante que no te vean como una persona vulnerable. Hazle frente a tu situación. Esa es una forma de protegerte.

• Contar lo que te pasa a una persona de confianza es una buena manera de avanzar. Busca apoyos en una amiga o un amigo, en alguna persona de tu familia o del vecindario o en una o un profesional.

• Ten en cuenta que al principio el proceso puede ser duro, pero con el tiempo te alegrarás de haber tomado la decisión de cambiar tu vida.

 

OTROS CONSEJOS

1.- Concierta con tus vecinas y vecinos, amistades o familiares próximos una señal para que llamen a la Policía cuando necesites ayuda.

2.- Si el ataque es inevitable, procura convertirte en un blanco pequeño. Protégete con los brazos la cara y la cabeza.

3.- Abre puertas y ventanas y haz todo el ruido posible. Pide socorro.

4.- Enseña a tus hijos e hijas a conseguir ayuda y protegerse cuando comiencen los episodios violentos.

5. - Registra las situaciones de violencia vividas, con fechas, detalles, testigos, número o datos de identificación de las y los policías y médicos que te asistieron.

6. - Guarda todas las pruebas de la violencia: ropa rota o ensangrentada, objetos destruidos, armas, etc. Si puedes, toma fotografías de las lesiones.

7.- Si tú o tus hijas e hijos sois víctimas de malos tratos, tenéis derecho a dejar la casa, sin que se considere abandono de familia. No obstante, es conveniente que presentes demanda de separación o medidas provisionales en el Juzgado antes de que pasen 30 días desde que dejas tu domicilio.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto