Cerrar

25/10/2018

14:42

La mecánica del caracol

Ciencia clic

El asteroide de Halloween se aproximará a la Tierra el 11 de noviembre

El asteroide 2015 TB145, conocido como calavera o Halloween por su forma y por haber pasado en 2015 cerca de la Tierra la víspera de todos los santos, pasará a unos 40 millones de km de la Tierra.

  • Asteroide calavera

    JA PENAS/SINC/NAIC-ARECIBO/NSF)

    2:49 min
imagen player
imagen player
imagen player
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Hace tres años el asteroide 2015 TB145 se acercó a tan solo 486.000 km de la Tierra en la víspera de Todos los Santos, por lo que fue rebautizado como el asteroide de Halloween, o incluso asteroide calavera. Y el nombre le va que ni pintado porque este asteroide se asemeja bastante a un cráneo humano. En 2018 vuelve a aproximarse a nuestro planeta, aunque a una distancia mucho mayor y días después: el 11 de noviembre.

El telescopio Pan-STARRS en Hawái (EEUU), lo descubrió en octubre de 2015. La NASA y astrónomos de todo el mundo dirigieron sus instrumentos hacia este objeto al comprobar que durante la noche de Halloween iba a pasar muy cerca de la Tierra: a tan solo 486.000 km, alrededor de 1,3 veces la distancia que nos separa de la Luna.
Desde entonces 2015 TB145 ha seguido su viaje alrededor del Sol, cruzando las órbitas de Mercurio, Venus y Marte, y ahora vuelve a pasar cerca de nuestro planeta, aunque bastante más lejos que la vez anterior.

En esta ocasión el máximo acercamiento del asteroide ocurrirá el 11 de noviembre, cuando se situará a casi 40 millones de km de nosotros, unas 105 veces la distancia media entre la Tierra y la Luna. Su poco brillo y lejanía hace que esta vez solo sea visible con telescopios grandes. Se trata,, efectivamente de un asteroide bastante oscuro, solo refleja el 6 por ciento de la luz que recibe del sol. Tiene unos 650 metros de diámetro, su periodo de rotación ronda las cinco horas y tarda 3,04 años en completar su órbita

Por su tipo de órbita, se considera un asteroide tipo Apolo, aunque los astrónomos piensan que en realidad puede ser un antiguo cometa que perdió sus compuestos volátiles tras realizar múltiples pasos alrededor del Sol. La diferencia entre los dos tipos de objetos no siempre es evidente. En general, los asteroides son más rocosos y metálicos mientras que los cometas presentan una mayor proporción de hielo con algo de roca. Las órbitas también suelen ser diferentes, pero los límites entre unos y otros cada vez son más difusos. En cualquier caso, ambos se formaron hace unos 4.600 millones de años cuando nació nuestro sistema solar y han sido testigos de su evolución.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;