Cerrar

Economía

CRISIS PRECIO CARBURANTES

Muere un conductor durante las protestas de los 'chalecos amarillos' en Arlés

AGENCIAS | REDACCIÓN

El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, ha dicho que no descartan instaurar el estado de emergencia en Francia por los disturbios. Ayer hubo 263 heridos (cinco graves) y 682 detenidos.

1:34

Euskaraz irakurri: Gidari bat hil da Arlesen, 'txaleko horien' protesta batean

Un conductor ha fallecido en la noche del sábado al domingo en Arles, en el sur de Francia, tras una colisión durante un corte de carretera por las protestas de los conocidos como "chalecos amarillos" y se convierte así en la tercera víctima mortal a consecuencia de las protestas.

El incidente ha ocurrido en torno a las 02:00 horas de esta madrugada en una carretera cercana a Arlés, cuando un vehículo ha chocado contra la parte trasera de un camión y de inmediato ha sido golpeado por detrás por otro coche. El conductor "ha fallecido en el acto".

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha visitado esta mañana el Arco del Triunfo de París nada más regresar de la cumbre del G-20 de Argentina para examinar de primera mano los daños causados por los disturbios del sábado, los más violentos de hace una década en la capital francesa.

Al tiempo que Macron visitaba el interior del monumento, epicentro de los disturbios durante una nueva manifestación del movimiento de protesta de los "chalecos amarillos", un nuevo balance policial ha elevado la cifra de heridos a 133, y los detenidos a 412 en París, de los cuales 378 siguen todavía en dependencias policiales.

En general, en toda Francia hubo 263 heridos, cinco de ellos graves, y 682 detenidos.

Panteandose el estado de emergencia

El Gobierno francés está considerando la declaración del estado de emergencia si persisten los disturbios. "Tenemos que pensar en las medidas que se pueden tomar para que estos incidentes no vuelvan a suceder", ha dicho Benjamin Griveaux a la radio Europe 1.

El presidente Emmanuel Macron ha sostenido una reunión de emergencia con el primer ministro, Édouard Phillipe, y el ministro del Interior, Christophe Castaner durante el día de hoy, para discutir los disturbios y la manera de iniciar un diálogo con un  movimiento de protesta que, hasta el momento, no tiene una estructura o liderazgo real.

"No puede ser que cada fin de semana se convierta en una reunión o ritual para la violencia", ha añadido Griveaux, quien ha asegurado que la declaración del estado de emergencia es una opción real para impedir nuevos actos violentos como los de este sábado.

 

 

Las razones de las protestas

El movimiento de los 'chalecos amarillos' se creó en las redes sociales, fuera del entorno de partidos y sindicatos y ha prendido con fuerza en la sociedad.

El origen fue la decisión del Gobierno de Emmanuel Macron de subir el precio del combustible, para impulsar la "transición energética". El Gobierno pretende así "impedir" la utilización de la energía contaminante. El Gobierno anunció una subida de 7,6 céntimos en el precio del diesel y 3,9 en el de la gasolina. A partir de enero, además, se les aplicará una tasa suplementaria de 6 y 3 céntimos, respectivamente.

Los 'chalecos amarillos' han subrayado que la mayoría de los ciudadanos están en contra de esa subida, y que cuentan con todo su apoyo. Hoy en día, el precio del combustible está a 1,48 euros en Francia.

A pesar de las protestas, de momento el Gobierno de Macron continúa adelante con la llamada 'tasa ecológica al carburante'.

 

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto