Cerrar

Internacional

Presidencia de EE. UU.

La era Trump

agencias

El presidente electo de los EE. UU. jurará hoy su cargo ante casi un millón de personas. Soplan vientos de cambio en la política interior y exterior de una de las grandes potencias mundiales.

Euskaraz irakurri: Trumpen aroa

Ante cientos de miles de personas y sobre dos biblias -una propia y otra usada por el presidente Lincoln- Donald Trump pronunciará las palabras que le llevarán al Despacho Oval, en un acto que eitb.eus ofrece en directo mediante streaming. Los organizadores calculan que entre 800.000 y 900.000 personas podrían asistir a esta ceremonia, una cifra significativa pero que no se acerca al récord de 1,8 millones logrado por Obama hace ocho años, cuando inauguró su primer mandato.

A las 15:30 horas (en Euskadi) está previsto que comiencen las actuaciones que precederán al discurso de Trump, que en esta ocasión han estado marcadas por la polémica habida cuenta del escaso interés de las grandes estrellas por salir en la foto. La soprano adolescente Jackie Evancho, el grupo de rock 3 Doors Down y un coro mormón, entre otros artistas, figuran en el programa.

Dos horas más tarde, darán comienzo los mensajes y, a las 18.00, Trump jurará al cargo con el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, como testigo. "Juro solemnemente que ejerceré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y hasta el límite de mi capacidad, preservar, proteger y defender la Constitución de Estados Unidos", dirá.

El magnate pronunciará a continuación su esperado primer discurso, convertido ya en presidente, del que no ha trascendido ninguna información. Fuentes citadas por la CNN han asegurado que Trump se ha escrito el texto, algo que él mismo trató de demostrar difundiendo una comentada imagen en redes sociales.

Último acto antes de la toma de posesión

"Yo solo soy el mensajero, estábamos cansados, os quiero. Todos estábamos cansados de ver lo que estaba pasando y queríamos un cambio. (A partir de mañana) vamos a ver algo increíble", dijo a la conclusión del concierto celebrado ayer frente al Monumento a Abraham Lincoln en Washington, en la víspera de su investidura.

"Nunca ha habido un movimiento como este, es algo muy, muy especial. Y vamos a unificar nuestro país, y (a consumar) nuestra frase 'Hacer EE. UU. grande otra vez', a la que añado, más grande que nunca", afirmó el mandatario electo, a pocas horas de su toma de posesión.

Una seguidora de Trump ayer, frente al Capitolio. Foto: EFE

Una seguidora de Trump ayer, frente al Capitolio. Foto: EFE

"Pero vamos a hacer EE. UU. grande para toda nuestra gente, para todo el mundo en nuestro país. Eso incluye las ciudades interiores, incluye a todos", señaló ante miles de personas que asistieron al concierto, uno de los actos oficiales relacionados con su investidura.

George Washington pronunció en 1793 el discurso más corto de la historia, con 135 palabras, mientras que el récord de duración lo tiene William Henry Harrison, que murió un mes después de declamar en público 8.445 palabras.

Está previsto que Obama abandone Washington inmediatamente después de la ceremonia y ponga rumbo a Chicago, de tal forma que su sucesor sea ya el protagonista total de la histórica jornada en Washington.

El desfile

Trump comerá con los líderes del Congreso y comenzará a romper con la tradición en el desfile posterior que llevará al presidente y su 'número dos', Mike Pence, a la Casa Blanca. Unas 8.000 personas de distintos cuerpos -entre ellos los principales de las Fuerzas Armadas- se sumarán al convoy, que será más corto de lo habitual.

Así, los organizadores calculan que el recorrido por la avenida Pensilvania durará solo una hora y media, la mitad de tiempo del que dedicó Obama a realizar este mismo trayecto en 2009.

Seguidores del presidente electo, en el último acto ante de la jura. Foto: EFE

Trump también ha recortado el número de bailes organizados para celebrar su nombramiento, de tal forma que pasará de los diez del primer mandato de Obama a únicamente tres. Según el director de comunicaciones Boris Ephsteyn, el nuevo mandatario quiere "ponerse a trabajar y asegurarse de que todos los estadounidenses están a salvo en sus casas y en sus trabajos".

Ya el sábado, entre las 16:00 y las 17:00, se celebrará una misa en la Catedral Nacional de Washington.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto