Publicidad
Cerrar

19/01/2021

09:50

Internacional

Operación policial

Turquía detiene a cientos de militares acusados de tener vínculos golpistas

E.G. | EITB MEDIA

La operación se ha lanzado de forma simultánea en 60 provincias y ha acabado con el arresto de 238 militares, de los cuales 208 están en activo.

  • Intento de golpe de estado en Turquía en 2016.

    La operación tiene relación con el fallido golpe de estado de 2016. Foto de archivo: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Las unidades antiterroristas de la policía turca han lanzado esta madrugada una amplia operación para detener a 238 militares, casi todos en activo, sospechosos de tener vínculos con el clérigo islamista autoexiliado Fethullah Gülen, al que Ankara achaca al fallido golpe de Estado de 2016.

La operación, coordinada desde Esmirna, se ha lanzado de forma simultánea en 60 provincias y en el territorio del norte de Chipre bajo control de Ankara, donde hay una fuerte presencia del Ejército turco.

De los 238 sospechosos —entre ellos seis coroneles, tres tenientes coronel, nueve comandantes, once capitanes, 29 tenientes y 180 oficiales de rango menor—, todos salvo 20 están en servicio activo.

La gran mayoría pertenecen al Ejército, pero también hay 40 oficiales de las Fuerzas aéreas y 65 de la Gendarmería, un cuerpo policial dependiente de las Fuerzas Armadas.

La cofradía de Gülen fue durante más de una década un estrecho aliado del Gobierno islamista dirigido por el actual presidente, Recep Tayyip Erdogan, y mantenía una discreta pero poderosa presencia en la Administración, la Policía y la Judicatura.

La lucha de poder iniciada en 2013 desembocó en el fallido golpe de Estado de julio de 2016, aunque los militares que lo dirigieron nunca han admitido públicamente su adhesión a Gülen.

Tras la asonada, el Gobierno turco lanzó amplias purgas en el sector público, despidiendo a más de 130 000 empleados, deteniendo a unas 280 000 personas e investigando a medio millón. Unas 95 000 personas, la inmensa mayoría civiles, pasaron a prisión preventiva y unas 26 000 todavía se hallan entre rejas, bien condenados, bien en espera de juicio, según cifras del Ministerio del Interior turco de julio pasado.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto