Publicidad
Cerrar

23/04/2021

10:56

Internacional

Emergencia climática

Joe Biden busca apoyos mediante su cumbre climática

Elhuyar

Pide medidas más estrictas, pero tiene oposición dentro y fuera de Estados Unidos.

  • Joe Biden

    Biden, durante su toma de posesión. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Joe Biden busca apoyos en la lucha contra el cambio climático dentro y fuera de su país. Hoy termina una cumbre climática de dos días organizada por su administración. Tras llegar a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, tal y como prometió, firmó el Acuerdo de París para hacer frente a la crisis climática. Ahora Biden intenta liderar la política ambiental mundial, pero tiene dificultades tanto dentro como fuera del país.

Dentro de Estados Unidos, el apoyo al presidente está muy dividido. Hay sectores que aceptan los cambios que trae la nueva situación. Un ejemplo son los fabricantes de automóviles, que han comenzando a aceptar que su futuro son estándares de ahorro de combustible mucho más altos. Incluso las grandes compañías de petróleo (ExxonMobil, Shell, BP y Chevron) han dicho que se deberían volver a imponer algunas restricciones a la contaminación de efecto invernadero levantadas por el expresidente Donald J. Trump.

Además, a mediados de abril, más de 300 compañías e inversores privados (Apple, Google, Unilever, Walmart y General Electric, entre otros) publicaron una carta pidiendo a Biden que redoble los esfuerzos en su lucha contra la crisis climática y comprometiéndose a tomar medidas en sus propias compañías. El objetivo es reducir para 2030 las emisiones de gases de efecto invernadero por debajo de los niveles de 2005. Era uno de los objetivos de la administración Obama para 2025, que no fue posible debido al cambio de política de Donald Trump.

Sin embargo, Biden tiene una fuerte oposición en el Senado. Los representantes de los estados productores de carbón y gas no le apoyan. Esto incluye a senadores tanto demócratas como republicanos de Virginia Occidental, Pensilvania, Wyoming, Alaska o Texas.

Uno de los casos más llamativos es el del senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, que, aunque se opone a las nuevas políticas energéticas de Biden, va a ser el próximo director del Comité de Energía del Senado. Manchin, precisamente, llegó al Senado como defensor de la industria del carbón de su estado.

Fuera de Estados Unidos

Por otro lado, el fin de la administración Trump en la Presidencia ha cambiado la situación internacional con respecto al clima. Es la primera vez en años que sus intereses coinciden con los de China y la Unión Europea. Sin embargo, los acuerdos no son tan fáciles, debido a tensiones entre las grandes potencias.

Además, por un lado, Estados Unidos tuvo un papel clave en la firma del Acuerdo de París con la administración Obama, de la cual Biden era vicepresidente. Pero luego, Donald Trump salió del Acuerdo y ha retrasado cuatro años los planes de Obama. Con Biden, Estados Unidos vuelve a sumarse al Acuerdo de París, y pretende liderar el movimiento climático mundial.

La reacción del resto de potencias es la prudencia. En cualquier caso, el mundo actualmente tiene las miras puestas en otra cumbre climática, la que tendrá lugar en Glasgow entre el 1 y el 12 de noviembre de este año. La cumbre actual de Biden ha servido en cierta medida para establecer los objetivos climáticos que se presentarán en Glasgow.

"Estas cumbres de cambio climático que organizan las Naciones Unidas reúnen a prácticamente todo el planeta, más de 200 países", dice Alexander Boto, director de IHOBE, la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco. "El objetivo es que el calentamiento global esté por debajo de los dos grados desde la era preindustrial. Actualmente hemos sobrepasado 1,1 grados. Nuestra tendencia lleva a sobrepasar los tres grados. Sin embargo, estamos a tiempo de frenarlo".

Euskadi referente

Precisamente, aunque van a ser los países los encargados de fijar objetivos climáticos, el papel de las regiones en la cumbre de Glasgow va a ser muy importante. "Euskadi está reconocida en Europa como referente en la lucha contra el cambio climático", según Boto. "Desde el año 2005, la economía vasca ha crecido un 17 % y las emisiones se han reducido un 26 %". 

2:20
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto