Cerrar

04/05/2018

16:22

Política

Fin de ETA

Barkos y Urkullu piden construir la convivencia sobre una 'memoria crítica y ética'

M.D. | eitb.eus

La presidenta de Navarra cree que el final de ETA 'nos sitúa en un nuevo escenario', y el lehendakari ha destacado cinco palabras: 'alegría, memoria, esperanza, ilusión y compromiso'.

17:47
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Uxue Barkos e Iñigo Urkullu han comparecido conjuntamente en el Palacio del Señorío de Bertiz para valorar la disolución de ETA.

La presidenta del Gobierno de Navarra ha destacado que el anuncio final de ETA "marca la dirección de un nuevo tiempo" y "nos sitúa en un nuevo escenario", con el reto de "convertir la tragedia del pasado en la esperanza del futuro". Igualmente, ha lamentado que en la declaración de ETA no se haya proyectado "una mirada ética y crítica" a sus acciones.

La declaración de disolución de ETA pone fin a "un periodo histórico oscuro, marcado por la violencia y el dolor". "ETA nunca tuvo que existir", añade.

"La acción terrorista de ETA ha causado un dolor y una pérdida irreparable a miles y miles de personas, víctimas de una violencia injusta e injustificable", ha dicho la presidenta navarra.

Barkos ha pedido "una memoria crítica" tras la desaparición de ETA, "para que recordemos, para que no olvidemos y para no caer en la desmemoria", para que lo ocurrido "no se distorsione".

Ha defendido que las víctimas "no pueden caer en el olvido", y para ello, la "convivencia pacífica" debe construirse sobre la base de la memoria, en una sociedad "más ética, más justa y más democrática". Pide dar respuesta a "la reparación integral a la que tienen derecho las víctimas".

Para Barkos, la memoria puede ser "plural y diversa", pero tiene que compartir una "base firme sustentada sobre los derechos humanos y la dignidad humana como elementos incuestionables e invulnerables". En ese sentido, también ha pedido la superación de "la excepcionalidad en políticas penitenciarias".

El lehendakari Iñigo Urkullu ha expresado su "alegría, memoria, esperanza, ilusión y compromiso" ante la disolución de ETA.

Para Urkullu, las víctimas son "partícipes principales de este logro democrático"

Urkullu se ha felicitado porque "ETA ha dejado de existir, ya no estará presente en nuestras vidas como una amenaza” y "no utilizará ilegítimamente la violencia en nombre del pueblo vasco".

La disolución de ETA es un "hecho histórico y netamente positivo" para el lehendakari, porque, tal y como las instituciones exigían, es "unilateral, efectiva y definitiva". "Ha costado mucho, demasiado tiempo; pero, finalmente, la paz se impone a la violencia", añade Urkullu.

El lehendakari lamenta que "ETA no ha sido capaz de expresar una palabra de rectificación dirigida a todas las víctimas" en su último comunicado, pero asegura que la sociedad vasca sí sabe que la violencia fue "un radical error humano, ético, político y democrático". Ha destacado a las víctimas como "partícipes principales" de este "logro democrático".

También ha agradecido la "esperanza", tanto en el pasado como de cara al futuro, de los que trabajaron por la paz "en las más adversas condiciones".

Urkullu saluda la paz como "una aspiración largamente ansiada y necesitada por nuestros mayores". "Este sueño de nuestros mayores se hace realidad", se felicita, y destaca la ilusión "de creer que las nuevas generaciones podrán crecer en una sociedad abierta y firmemente comprometida con los derechos humanos".

El lehendakari ha terminado recordando el "compromiso" por "la convivencia" y "el encuentro social". "El camino prosigue", ha concluido.

  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Política
  • ETA hoy
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;