Cerrar

Política

Audiencia Nacional

Condenan a 8 años a Portu y Sarasola por la explosión de una caravana

Redacción

La explosión ocurrió el 26 de agosto de 2007 en Castellón. La Audiencia Nacional absuleve a los dos miembros de ETA del secuestro de la familia propietaria del vehículo robado en Francia.

La Audiencia Nacional ha condenado a ocho años de cárcel a los miembros de ETA Mattin Sarasola e Igor Portu por la explosión, el 26 de agosto de 2007, de una autocaravana cargada de explosivos en Cuevas de Vinromá (Castellón), aunque les ha absuelto del secuestro de la familia propietaria del vehículo.

En una sentencia notificada hoy, la sección primera de la sala de lo penal considera a Portu y Sarasola autores de un delito de colocación de explosivos dentro de los de terrorismo, pero no de los delitos de detención ilegal, robo con intimidación, utilización ilegítima de vehículo y estragos terroristas, que les imputaba la fiscal, que pidió para cada uno de ellos 61 años y medio de prisión.

El tribunal, integrado por los magistrados Javier Gómez Bermúdez, Manuela Fernández Prado y Javier Martínez Lázaro, considera probado que el 25 de agosto de 2007 Portu, "puesto de acuerdo" con Sarasola, recogió la autocaravana cargada con entre 500 y 1.000 kilos de explosivos en Venta de Baztan (Navarra) junto a otro miembro del comando Elurra.

Portu estacionó el vehículo en un camino de tierra en Cuevas de Vinromá para pasar la noche, lo que extrañó a un vecino de la localidad que avisó a la Guardia Civil y una patrulla acudió a inspeccionar el vehículo pero se marchó al rato al no ver "a nadie en el interior, ni nada sospechoso".

Esa presencia policial, subraya la sentencia, fue lo que hizo que Portu y su acompañante no se atrevieran a continuar hasta Oropesa, alertaran a Sarasola y a la mañana siguiente, abandonaran la furgoneta a unos 6 kilómetros, al lado de una torre de alta tensión, que resultó dañada cuando se produjo la explosión de la autocaravana, sobre las siete de la tarde del día 26.

Furgoneta

La furgoneta empleada por los terroristas había sido robada en Francia la mañana del 24 de agosto a un matrimonio y su hijo de 4 años que fueron asaltados, cuando estaban de cámping en la localidad francesa de Messanges, por cuatro personas que se identificaron como miembros de ETA y que les tuvieron retenidos hasta el día 27.

Para el tribunal, no ha quedado acreditado la acusación de que Portu y Sarasola actuaron "de acuerdo" con el comando que tenía retenida a la familia y de que fueran los que retrasaron su puesta en libertad.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto