Cerrar

Política

Homenaje

Covite entrega su premio al difunto periodista José María Calleja

Agencia | Redacción

Su hijo Mikel Calleja ha recogido el galardón de manos de Consuelo Ordóñez, y ha defendido que estuvo "en contra del terrorismo de ETA en una posición de minoría absoluta".

  • Mikel Calleja, hijo del periodista.

    Mikel Calleja, hijo del periodista. Foto: EFE

Euskaraz irakurri: Jose Maria Calleja kazetaria zena omendu du Covitek

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo ha entregado el XIX Premio Internacional Covite, a título póstumo, al periodista José María Calleja, que murió por coronavirus el 21 de abril.

En su intervención, la presidenta de Covite Consuelo Ordóñez ha ensalzado la figura de Calleja, que fue editor y presentador de informativos de Euskal Telebista, ha lamentado no poder entregarle el premio en persona, y ha recordado la "enorme deuda" de las víctimas del terrorismo hacia su persona, al tiempo que se ha mostrado esperanzada en que este acto sirva como "despedida" al periodista fallecido y para cerrar el "duelo inacabado" por su muerte a consecuencia de la pandemia.

Ordóñez, además, se ha referido a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado: “Si salen adelante con el apoyo de quienes siguen legitimando y amparando el terrorismo", en alusión a EH Bildu, se estará dando un "portazo" a las víctimas.

La presidenta de Covite ha criticado que en la actualidad "los cómplices de quienes mataban sigan teniendo más protagonismo en la vida pública que sus víctimas".

"Quienes dirigieron ETA desde la comodidad de sus despachos hoy hacen política con alfombra roja, mercadean con nuestro derecho a la justicia y reclaman la excarcelación de los asesinos de nuestros familiares como moneda de cambio para apoyar los Presupuestos Generales del Estado", y "este Gobierno en vez de levantarse de la mesa y dar un portazo, se sigue sentando con ellos", ha reprochado.

El presentador del acto, el periodista Santiago Ruiz de Azua, ha pedido al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska -presente mediante videoconferencia- que "enarbole" la "bandera de la dignidad" que "supo plantar" José María Calleja, "acordándose de las víctimas" y lo tenga "en cuenta" cuando "negocien los próximos presupuestos".

Grande-Marlaska ha dicho "recoger el guante", y ha insistido en que la "memoria" de José María Calleja "nos debe de seguir marcando a todos". "Yo nunca haría nada que pudiera desmerecer la memoria de José María Calleja. Espero no equivocarme nunca en ese sentido", ha concluido.

El premio ha sido recogido por su hijo Mikel Calleja, que ha mencionado el activismo del galardonado "desde los micrófonos radiofónicos, las pantallas de televisión y los artículos periodísticos", así como su significación "en contra del terrorismo de ETA en una posición de minoría absoluta".

El hijo ha recordado el posicionamiento de su padre "siempre al lado de las víctimas", incluidas las "víctimas de género", y su "sueño" cumplido de que "un día" todas las personas "pudiesen pasear sin escolta por las calles de San Sebastián".

Calleja fue señalado como objetivo de ETA y contó durante años con protección de escolta.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto