Publicidad
Cerrar

25/05/2021

19:43

Política

Memoria

Euskadi reconocerá a los funcionarios de prisiones que sufrieron la presión de ETA

EITB MEDIA | AGENCIAS

El Gobierno Vasco cree que el estudio sobre el acoso y la violencia que sufrieron los funcionarios de prisiones podría estar finalizado el próximo año.  

  • Homenaje a Máximo Casado, funcionario de prisones asesinado por ETA, en Zaballa.

    Homenaje a Máximo Casado, funcionario de prisones asesinado por ETA, en Zaballa. Foto: EFE

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El Gobierno Vasco va a encargar un estudio que reconozca la presión que ETA ejerció durante años sobre los funcionarios de prisiones.

Así lo ha anunciado este martes la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Ejecutivo vasco, Beatriz Artolazabal, durante su visita a la cárcel de Zaballa.

La prisión alavesa, junto con las de Basauri y Martutene, pasarán a ser gestionadas por el Gobierno Vasco a partir del próximo 1 de octubre, después de haber recibido la transferencia de la competencia.

Justo antes de comenzar la visita la consejera ha tenido unas palabras de solidaridad con los funcionarios de prisiones, a quienes ha reconocido los tiempos difíciles que tuvieron que soportar por la "presión y la sinrazón de la barbarie terrorista".

"Para reconocer y no olvidar este sufrimiento", ha anunciado la elaboración de un estudio a cargo del Instituto Arrue de la Universidad de Deusto en el que se reconocerán estas "intimidaciones criminales". 

Para ello, se va a seguir la misma fórmula de otros trabajos sobre concejales bajo la amenaza de ETA, ertzainas presionados o "la difícil situación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Euskadi", ha explicado la consejera, quien ha confiado en que el trabajo pueda presentarse el próximo año.

Artolazabal ha reiterado que las víctimas "son y serán el eje" sobre el que se va a diseñar el "modelo penitenciario vasco" y ha insistido en su apuesta por la justicia restaurativa basada en los principios de "resocializar, reeducar y reinsertar". 

En esta línea ha hablado brevemente de la vida personal de Máximo Casado, funcionario de la prisión de Nanclares de la Oca en la que trabajó quince años y que fue asesinado por ETA el 22 de octubre del año 2000.

"Es importante que las personas no se pierdan en las estadísticas, porque tienen nombre y apellidos y porque no podemos ni debemos olvidar sus nombres y sus trayectorias", ha sentenciado.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;