Cerrar

27/11/2012

11:05

Política

Suspensión de la reunión

PNV y PSE se acusan de la suspensión del traspaso de poderes

Redacción

Los socialistas consideran "malintencionada" la actitud del PNV por haber filtrado que el Ejecutivo saliente iba a comprometer supuestamente un gasto de 640 millones de euros.

01:57
Urkullu: 'Suspender la reunión no ha sido decisión del PNV'
  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

El actual Gobierno Vasco socialista y el PNV se han acusado mutuamente de la suspensión de la reunión convocada este jueves para organizar el traspaso de poderes al nuevo Ejecutivo autonómico que liderará Iñigo Urkullu.

La cita estaba prevista esta misma mañana en dependencias del Gobierno Vasco de Vitoria-Gasteiz y a ella iban a asistir la portavoz del Ejecutivo en funciones, Idoia Mendia, y el secretario general de la Presidencia, Manu Salinero, y por parte del PNV los dirigentes Joseba Aurrekoetxea, Koldo Mediavilla, Pilar García de Salazar y el parlamentario Ricardo Gatzagaetxebarria.

Sin embargo, a primera hora se ha sabido que los representantes del Gobierno Vasco socialista han llamado al PNV para desconvocar la cita al entender que "no se daban las circunstancias para ello".

El Gobierno Vasco denuncia la 'mala intención' del PNV

El motivo del desencuentro radica en que los socialistas consideran "claramente malintencionada" la actitud del PNV por haber filtrado a medios de comunicación que el Ejecutivo saliente iba a comprometer supuestamente un gasto por valor de 640 millones de euros antes de la toma de posesión del nuevo Gobierno en la segunda quincena de diciembre, información que han calificado de "tergiversada, cuando no falsa".

El PNV por su parte entiende que ha sido el Gobierno Vasco el que ha roto la confianza que requería esta cita al querer atribuirle la decisión sobre si pagar o no la extra de Navidad a los 70.000 funcionarios vascos.

Los representantes del Ejecutivo de Patxi López Idoia Mendia y Manu Salinero han ofrecido una rueda de prensa en la que han afirmado que las adjudicaciones citadas por el PNV están relacionadas con gastos que hay que hacer "sí o sí", como la compra de chalecos antibalas para los ertzainas, los servicios de vigilancia de los palacios de Justicia o el pago de los salarios al personal investigador.

Además, a juicio de los socialistas no es entendible que el PNV pida cuentas sobre contrataciones de servicios de la Administración, mientras que se niega a hacer pública su opinión sobre si se debe o no pagar la extra de Navidad a los funcionarios públicos.

PNV dice que el Gobierno Vasco ha roto la confianza para el traspaso

El PNV por su parte ha acusado al Gobierno Vasco del PSE-EE de haber roto las condiciones de discreción y confianza que requiere un traspaso ordenado de poderes.

El primero en hablar ha sido el presidente del PNV y futuro lehendakari, Iñigo Urkullu quien ha exigido al Gobierno Vasco en funciones que cese las adjudicaciones que comprometerían "no sólo al próximo año sino a los siguientes".

Además, ha dejado claro la decisión de pagar la extra de Navidad compete al actual Gobierno, al que ha instado a "no mandar la pelota al tejado de otros".

Poco después, la ejecutiva del PNV ha difundido una nota de prensa en la que ha acusado al Gobierno Vasco de querer atribuir a este partido la "presión pública" de decisiones como la paga extra a los funcionarios que "por el momento no le corresponde acometer".



  • Si te interesó esto, quizá te interesen estos otros temas:
  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto
    ;