• Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: Gure Esku Dago Foto: Gure Esku Dago
  • Foto: EFE Foto: EFE
  • Foto: EFE Foto: EFE
  • Foto: EFE Foto: EFE
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EFE Foto: EFE
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EiTB Foto: EiTB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EITB Foto: EITB
  • Foto: EITB Foto: EITB

X/Y

Gure Esku Dago

Un año después de la cadena humana, el objetivo de Gure Esku Dago es ahora formar una urna gigante, con las telas creadas barrio a barrio, pueblo a pueblo, durante los últimos meses.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto