Cerrar

Sociedad

Violación grupal de San Fermín

Los acusados de la violación se defienden intentando desacreditar a la víctima

Agencias | Redacción

El juicio ha quedado visto para sentencia. Los cinco acusados se han declarado "inocentes" y han mostrado su "confianza" en la Justicia.

1:27
Palacio de Justicia en Pamplona

Euskaraz irakurri: Biktimaren aurka eginez defendatu dituzte euren buruak akusatuek

El juicio por la violación grupal a una joven madrileña en los sanfermines de 2016 ha quedado visto para sentencia este martes, tras once sesiones en las que la defensa ha intentado poner el foco sobre la víctima y buscar su descrédito, llegando incluso a presentar una foto reciente subida por la propia joven en las redes sociales, juzgando así su comportamiento y modo de vida tras haber sufrido la violación.

En la sesión de hoy, la última, los abogados de los cinco acusados han presentado sus conclusiones y han reclamado su absolución, al argumentar que se trataron de relaciones sexuales "consentidas" y que la joven "lideró" el grupo, pese a que las declaraciones de los peritos y los vídeos grabados por los propios procesados desmienten este extremo.

El abogado Agustín Martínez Becerra, defensor de tres de los cinco acusados, ha negado los cargos sustentados en unas pruebas "viciadas de origen".

La suya ha sido la primera intervención de la última sesión del juicio, y en ella ha repetido las declaraciones de la propia denunciante en las que admitió que por su comportamiento los acusados pudieron entender "que sí o que no" había consentido las relaciones sexuales.

Ha negado además que sus clientes sean autores de alguno de los vídeos grabados, ya que estaban en los móviles de los otros dos imputados, un militar y un guardia civil, y también cualquier relación con el robo del móvil de la chica que reconoció este último el primer día de juicio.

"No son modelo de nada", incluso "imbéciles" en algunos aspectos, "simples" y "primarios" con el fútbol o la relaciones sexuales, "cuantas más mejor", pero son "buenos hijos" y se les "está destruyendo" sin que hayan cometido el delito", ha asegurado instantes antes de pedir al tribunal su absolución.

El letrado ha criticado la instrucción del sumario, y el juicio paralelo que propició tras una "breve, escueta denuncia". "Se trataba de dar un escarmiento, poco importaba si los hechos eran ciertos o no", ha afirmado.

Para él policías forales y municipales entraron en contradicciones con "marcas" que unos agentes situaban en una parte de la cara de la chica, otros en otra y otros no vieron; o su actitud "abatida" o "en 10 minutos tranquila" a juicio de otros.

Ha acusado además a la joven madrileña de haber protagonizado una declaración "que no pasa ninguno de los filtros". "El día 7 de julio de 2016 no hubo ninguna agresión sexual" y para sostener esta tesis ha retomado frases que pronunció la denunciante el día que compareció ante el tribunal y que difieren de lo aportado en la denuncia y en instrucción.

Entre ellas ha subrayado "no le taparon la boca", se "estaba besando" y "cogida de la mano" con uno de los acusados cuando comenzaron el resto a entrar en el portal donde tuvo lugar la presunta violación, pensó que "iban a fumar un porro", "no sitió intimidación", "no gritó" y "no se despertó desnuda y sola".

De hecho Martínez Becerra ha asegurado que de camino al portal ella era "la líder del pelotón" y ha puesto en duda que si su intención era irse al coche a dormir esperara en la puerta de un hotel mientras los procesados accedían al interior en busca de habitación.

Ha destacado también que la chica sabía que le habían grabado y sin embargo la policía municipal que tomó declaración a la joven no lo hizo constar en su denuncia.

De igual forma se ha referido a la ausencia de algún informe médico de psicólogos o terapeutas después de año y medio, algo que "no es un error o un olvido, es que no existe tratamiento".

El abogado ha cuestionado además la fotografía que de las redes sociales tomaron unos detectives privados con la frase "hagas lo que hagas, quítate las bragas" ya que, ha puntualizado, no se trata de que la joven no pueda llevar una vida normal es que "sorprende para alguien que ha sido agredida sexualmente".

Por último, ha retomado la declaración del médico de urgencias que vio leves erosiones "compatibles" con una agresión sexual, "pero se le olvidó que con unas relaciones consentidas podían haber sido igual".

BORTXAKETA SANFERMINAK EFE

Coche de la Policía que traslada a dos de los cinco acusados. Foto: EFE

El abogado del guardia civil: "Tuvo libertad de movimiento y no pidió ayuda"

Por su parte, Jesús Pérez, abogado del guardia civil acusado, ha afirmado en la exposición de sus conclusiones en el juicio que la joven denunciante tuvo "total y absoluta libertad de movimientos en todo el recorrido" que hizo con los cinco acusados desde que los conoció en el centro de Pamplona y "nunca pidió ayuda".

Jesús Pérez, el segundo abogado de la defensa en intervenir en la vista oral del juicio este martes, ha afirmado que la sustracción del móvil a la joven, un hecho reconocido por su cliente, "no justifica que haya violación y es inverosímil pensar que era para dejarla incomunicada, porque había cantidad de gente en la calle a la que recurrir". "Reconocemos una sustracción, pero sin violencia ni intimidación", ha manifestado.

El abogado, que ha defendido la inocencia del acusado, ha señalado, remitiéndose a la declaración de la propia denunciante, que ella no hablo y no gritó mientras ocurrían los hechos, y ha apelado ante el tribunal al principio de 'in dubio pro reo', es decir, en caso de duda, a favor del acusado.

La defensa del militar dice que la joven denunció por "pánico" a las grabaciones

Por último, el abogado Juan Canales, defensor del militar acusado, ha afirmado la inocencia de su cliente y ha asegurado que la chica presentó denuncia por el "pánico" que sintió al pensar que se habían grabado las relaciones sexuales con su móvil.

El letrado ha subrayado en la última sesión del juicio, que la joven "no quería denunciar, se vio forzada por las circunstancias", necesitaba "buscar una solución, una salida" si las grabaciones estaban en su móvil, que sube las imágenes a Google automáticamente y quizá accedieran otras personas a la cuenta.

Y es que según este abogado, antes de llegar al portal donde sucedieron los hechos "acordaron todos ellos mantener relaciones sexuales".

Los acusados se declaran "inocentes" y dicen que "confían" en la Justicia

Los cinco acusados se han declarado "inocentes" y han mostrado su "confianza" en la Justicia. Tras la última intervención en la última sesión del juicio, la del letrado del militar imputado, que como las tres defensas ha solicitado la absolución de su cliente, han tomado la palabra los cinco imputados.

"Inocente" se han declarado uno a uno, para añadir que "confían" en la Justicia, incluso "plenamente", y uno de ellos, el guardia civil que robó el móvil de la joven, mostrarse "arrepentido" por ello y pedir "perdón".

Los cinco han ejercido así su derecho a la última palabra y con él ha quedado visto para sentencia este juicio.

Abogado de la denunciante, convencido de que los acusados saldrán "culpables"

Por su parte, Carlos Bacaicoa, uno de los abogados de la joven denunciante, se ha mostrado convencido de que los acusados serán declarados "culpables".

Así lo ha señalado a los periodistas al término del juicio y tras la exposición de los informes finales de las defensas de los cinco procesados, sobre las que ha considerado que "tienen más voluntad que posibilidades de éxito".

Para Bacaicoa, la sentencia que emitirá la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra será una "condena" a los procesados.

___________________________________

Si sufres malos tratos o conoces algún caso, sigue los consejos de esta guía o llama a alguno de los siguientes números de teléfono: 900 840 111 (en Euskadi) y 016 (en todo el Estado); ambos son gratuitos y no dejan rastro en la factura.

n la factura.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto