Cerrar

Tecnología

Reportaje

Big Data, ese 'desconocido' que ha venido 'para quedarse'

Eider Garaikoetxea | Eitb.eus

eitb.eus charla con Aitor Artola, experto y director de la empresa Ve Interactive, sobre esta tecnología que, sin notarlo, ya ha cambiado nuestras vidas.

  • Big Data. Imagen: Wikimedia Commons.

    El Big Data hace referencia al almacenamiento de grandes cantidades de datos. Imagen: Wikimedia

Euskaraz irakurri: Zer da 'Big Data' eta nola aldatu du gure bizimodua?

Noticias (1)

Unai desayuna mientras lee en la tablet las noticias más importantes del día. Camino al trabajo, chequea en el móvil los comentarios de sus múltiples amigos en Facebook: da un par de "me gusta", sube tres fotos del fin de semana en familia y comparte dos links de interés. Aprovecha su hora para comer para, a golpe de click, hacer la compra semanal en el supermercado. Ya por la tarde, acude a la farmacia para adquirir el medicamento recetado por el médico con su tarjeta digital sanitaria. Unai finaliza su jornada rastreando en Google información sobre su posible destino de vacaciones.

Decenas de kilobytes con información de muy diversa índole en un solo día y de una sola persona. Piense ahora en la "huella digital" generada por todos los que, como Unai, usamos la red y los avances tecnológicos cada jornada. Un verdadero tsunami de datos, 1.700 nuevos billones de bytes por minuto, según los últimos datos aportados por Unión Europea.

Para los no duchos en informática puede que la cifra no diga nada, pero he aquí una equivalencia: si guardáramos en CD’s los bytes de datos producidos en el último año se originaría una torre desde la Tierra a la Luna y de vuelta.

Y esto no ha hecho más que empezar, puntualiza Aitor Artola, director del centro de desarrollo Ve Interactive en Bilbao y entendido de todo esto que se ha venido a llamar Big Data en inglés (traducido al castellano sería "datos a gran escala" o "datos masivos"). "El desarrollo de nuevas tendencias como el IoT (Internet of Things) o la industria 4.0 aumentará aún más la cantidad de datos generados. Sin ninguna duda dicha torre de CDs superara con creces la distancia a la Luna".

Big Data es, precisamente, el conjunto de tecnologías que permite "recoger, almacenar y analizar" todos estos millones de datos en un tiempo razonable.

Ve Interactive. Bilbao. Aitor Artola. Big Data

Parte del equipo de Aitor Artola en sus oficinas de Bilbao. La empresa ha pasado de tener 25 trabajadores a los 90 en año y medio.

¿Pero que importan toda esa colección de ceros y unos, todos esos datos, en principio, "poco relevantes"? Aitor Artola nos lo explica de esta manera: "Las bases datos tradicionales permiten buscar respuestas a preguntas conocidas, mientras que el Big Data permite buscar respuestas a preguntas desconocidas. Disponer de respuestas a preguntas desconocidas permite al científico de datos averiguar cuáles son dichas preguntas, que es lo mismo que descubrir información sobre algo que se desconocía hasta entonces".

Ejemplo de esto, lo ocurrido hace en 2012 en Minneapolis (EE.UU). Los grandes almacenes Target enviaron a una adolescente cupones de descuento para productos premamá e información sobre muebles para habitaciones de bebés. El padre de la joven, escandalizado, acudió al establecimiento para quejarse, tal como recoge un reportaje del NY Times. Poco después, sin embargo, la chica confesó que estaba embarazada. Había adquirido complementos vitamínicos y toallitas sin perfume lo que llevaron al programa informático a "adivinar" que estaba embarazada.

Sin ir tan lejos, las empresas, sobre todo las grandes, llevan ya tiempo valiéndose de esta tecnología, conscientes de que el conocimiento es poder y aporta ventaja competitiva.

La cadena de supermercados Eroski, por ejemplo, aplica la tecnología Big Data en su tarjeta Eroski Club para "personalizar las promociones y permitir ahorrar" a sus clientes. Según datos de la compañía perteneciente al Grupo Mondragón, el uso de esta tecnología les permite lanzar "300.000 promociones cada 15 días".

¿Cómo le afecta el Big Data?

Las aplicaciones del Big Data son innumerables y muy diversas. Puede ayudar en el día a día de una fábrica o un comercio (vender más y mejor), pero también puede contribuir a lograr avances médicos o científicos.

¿Y qué hay del ciudadano de a pie? El director de Ve Interactive subraya que esta tecnología ya ha dejado su impronta en nuestras vidas: "Indirectamente, el usuario ya está notando las ventajas. Nosotros trabajamos mucho con e-commerce y aplicamos mucha tecnología Big Data para ofrecer mejoras en la experiencia de compra: qué productos se recomiendan y qué características se resaltan dependiendo del cliente", dice Artola.

Es así como Amazon, pionero en esto del Big Data, parece hacernos un "traje a medida" cada vez que accedemos a realizar una compra. Pero hay muchos más ejemplos, "el usuario no los aprecia porque simplemente aparecen en su móvil", señala Artola. Pregúntese ahora ¿qué posibilita a las apps vaticinar atascos en nuestra ruta? ¿Cómo puede Google adivinar qué queremos buscar y saber si nos hemos equivocado al escribirlo? Detrás de todo ello está el Big Data.

MAM-eko argazkia: internet-movil_

El móvil se ha convertido en un apéndice del cuerpo para muchos. Artola afirma que es imprescindible entender su funcionamiento.

Miedo a lo desconocido

Hay quien ya para estas alturas se estará preguntando dónde queda la intervención humana entre tanta máquina y tecnología. Aitor Artola resta importancia a este aspecto porque "todo avance y nueva tecnología genera miedo, y este miedo nos lleva a hacernos este tipo de preguntas". El director de Ve Interactive ve este cambio de paradigma como una oportunidad a aprovechar, ya que "la realidad es tozuda y el Big Data está para quedarse".

Artola ahonda en la cuestión: "Dar la espalda o escapar del Big Data sería un auténtico suicidio". La clave, dice, está en el uso que hagamos de esta tecnología y a esta va unida la educación. Según explica, su empresa tiene un proyecto para colaborar con escuelas para enseñar a los más pequeños las claves para conocer las tecnologías, no solo a ser usuarios de ellas: "La información no aparece en tu móvil porque sí, hay que entender su funcionamiento, para luego decidir qué uso le damos".

Precisamente, a su entender, "ahí reside la verdadera tiranía del Big Data, en el conocimiento. El decir soy más feliz en mi ignorancia es un absoluto error. El mundo no se ha movido en esa dirección, al contrario, aquel que no se ha movido en esa dirección ha quedado atrás y probablemente se habrá empobrecido", apostilla.

La apuesta por el Big Data, más pronto que tarde

Llegados a este punto, este experto vasco afirma que Euskadi debe comenzar a apostar por el Big Data, "deberíamos haberlo hecho antes", se lamenta. No obstante, augura un "futuro muy prometedor" a esta tecnología en territorio vasco, ya que hay "jóvenes programadores con mucho talento” y varias empresas ya están trabajando en ello.

Además, no hay que olvidar que el Big Data es Open Source (código abierto, software gratuito y desarrollado fuera de las restricciones de licencia), por lo que quien quiera aventurarse lo podría hacer sin problemas. Ya advierte Aitor Artola, "el que antes se mueva, tendrá un mejor futuro".

¿Y dónde estará el límite? preguntamos al director de Ve Interactive. Él no tiene dudas: "Si se dispone de la infraestructura necesaria, el límite vendrá determinado por el conocimiento, talento y creatividad de las personas que trabajen en ella. Y la historia nos muestra que para esto no hay límite".

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto