Publicidad
Cerrar

15/02/2021

11:34

Economía

Resultados

Laboral Kutxa obtiene 87 millones de euros de beneficio en 2020, un 36,5 % menos

La entidad ha registrado una provisión de 65,7 millones para anticipar los efectos adversos de la pandemia.

  • Oficina de Laboal Kutxa

    La entidad ha logrado cerrar 2020 con "notables elementos positivos". Foto: Laboral Kutxa.

  • Whatsapp
  • Whatsapp
  • Telegram
  • Enviar

Laboral Kutxa ha obtenido un beneficio neto de 87,4 millones de euros en 2020, previo a la dotación a los fondos de obra social de la cooperativa, lo que supone un descenso del 36,5 % respecto a 2019, tras realizar una provisión de 65,7 millones para anticipar los efectos adversos de la pandemia, según ha informado en un comunicado.

La cooperativa de crédito ha señalado que, a pesar de la "severidad" del entorno, ha logrado cerrar un ejercicio 2020 con "notables elementos positivos" en términos de negocio, compaginado con un "eficiente" control de costes, donde ha destacado los crecimientos de la inversión crediticia de empresas, los aumentos en las formalizaciones hipotecarias y la aportación del negocio de seguros.

Todo ello, según ha subrayado, ha supuesto una generación de recursos que ha posibilitado una provisión extraordinaria Covid-19 de 65,7 millones de euros, con el objetivo de anticipar los previsibles efectos negativos de la pandemia, y cerrar así el ejercicio 2020 con un beneficio neto consolidado de 87,4 millones de euros.

La cooperativa de crédito ha asegurado que presenta una posición financiera destacada y un negocio de seguros consolidado, lo que "afianza una base sólida para garantizar una senda sostenible de resultados en los próximos ejercicios".

En materia de solvencia, ha subrayado que el CET1 se ha situado en el 21,26 % a cierre de ejercicio, lo que "encumbra a Laboral Kutxa como líder en su mercado de referencia". Su tasa de morosidad ha continuado descendiendo y se sitúa en el 3,31 %, "muy por debajo del 4,5 % que refleja el sector".

En cuanto a la rentabilidad, ha obtenido un nivel, en términos de ROE, del 4,83 %, que si se descontara el efecto de la dotación extraordinaria por la covid-19, sería de hasta 7,75 %, lo que posiciona a la cooperativa de crédito "en el grupo de cabeza de este ámbito", señala el comunicado.

Laboral Kutxa remarca que la irrupción de la pandemia ha "estresado aún más" la obtención de resultados recurrentes condicionados ya por un escenario sostenido de tipos negativos, con el euribor que ha cerrado 2020 en torno al -0,5 %.

Según la entidad, la evolución de los márgenes "típicamente bancarios ha sido positiva", con un margen de intereses de 254,6 millones y un crecimiento del 1,89 % por el impulso comercial de ventas, sobre todo en el ámbito de la concesión de créditos.

El margen bruto ha alcanzado los 410,36 millones, con un crecimiento interanual del 1,25 %.

La "buena evolución" de los márgenes de negocio recurrente ha compensado la contribución de Laboral Kutxa a la estabilidad del sistema financiero donde las aportaciones al Fondo de Garantía de Depósitos y Fondo Único de Resolución de Entidades ha supuesto 32,8 millones y el importe del impuesto sobre depósito ha sido de 6,5 millones.

En el capítulo de gastos, la entidad ha descendido en un 3,43 % respecto a 2019 hasta los 232,6 millones.

Aunque la cartera de créditos no presenta ninguna evidencia de deterioro, la entidad ha optado por "extremar la prudencia" y ante el previsible aumento de la morosidad contenida durante estos meses por las medidas establecidas para que empresas y familias pudieran superar la crisis sin incurrir en impagos, se ha decidido anticipar una provisión singular de 65,7 millones de euros en previsión de los futuros efectos económicos adversos.

La consecuencia "directa" ha sido que el beneficio consolidado ha sido de 103,1 millones que tras descontar la carga fiscal de 15,7 millones deja el beneficio neto en 87,4 millones de euros, previo a la dotación a los fondos de la obra social de la cooperativa, lo que supone una bajada del 36,5 % respecto a 2019.

Laboral Kutxa ha asegurado que, a pesar de la crisis, el índice de morosidad "no presenta síntomas de deterioro" y se sitúa en el 3,31 %, "muy por debajo del 4,5 % del conjunto del sector bancario".

En el apartado de empresas, el volumen acumulado por las nuevas formalizaciones mercantiles ha aumentado un 80 % y el saldo vivo de créditos totales a empresas un 15% en el ejercicio.

En el ámbito de los hogares, por primera vez en una década ha incrementado los saldos de préstamos hipotecarios, que crecen un 1,2%, mientras las formalizaciones hipotecarias se han incrementado en un 16,8 %.

El negocio de los seguros en su conjunto ha aportado unos resultados de 46,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 17,1 % respecto a 2019.

  • Lo más visitado

      Cargando lo más visto
      Cargando lo más visto